• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las minas son rellenadas con varilla molida, metralla, tuercas e incluso excremento.

Las minas son rellenadas con varilla molida, metralla, tuercas e incluso excremento. | Foto: sudamericahoy.com

Publicado 4 abril 2016

Luego del inicio del desminado humanitario en Colombia, acordado entre las FARC y el Gobierno de este país, se entregó el cuarto municipio declarado libre de sospecha de minas.

Hace un año que el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acordaron iniciar de manera voluntaria las labores de desminado, con el propósito de garantizar la paz en este país y acabar con el sinnúmero de víctimas por las minas antipersona.

La descontaminación de territorios de la presencia de minas antipersona (MAP), artefactos explosivos improvisados (AEI) y municiones sin explotar (MUSE), arrancó de lleno el 8 de julio de 2015, aunque previamente el Estado y algunas organizaciones habían avanzado en esta tarea, por medio de decretos, inversiones y trabajos de investigación relacionados con el desminado.

El pacto entre la organización insurgente y el Estado se dio dentro de las conversaciones de paz que ambas partes sostienen en La Habana, Cuba, desde noviembre de 2012, para detectar y desactivar junto al Ejecutivo colombiano los artefactos que se encuentran sembrados en 668 municipios de los 1.100 que existen.

>> Colombia: Casi 700 municipios tienen minas antipersonas 

La eliminación de los artefactos constituyó uno de los puntos de más relevancia en la mesa de diálogo, porque labra el camino para que este país deje de ser el segundo en Latinoamérica con más víctimas por este flagelo.

El dato
11 mil 099 personas han resultado afectadas por el uso de estas minas por parte de los grupos armados, según cifras de la Dirección Contra Minas

El proceso se ha realizado durante un año siguiendo estrictos estándares internacionales con la finalidad de garantizar que posteriormente las tierras sean seguras y utilizadas por alguna de las comunidades.

Datos publicados por la Dirección de Minas de ese país, subrayan que tras las negociaciones se procedió a realizar la selección de sitios para un plan piloto de descontaminación de explosivos y que con ello vinieron otros pasos, como la recopilación de información, el diálogo con las comunidades y la verificación.

>> Santos declara quinto municipio libre de minas antipersonas 

Esto, permitió que en el departamento de Antioquia, donde se reportaron 2.459 víctimas por minas antipersona entre 1990 y 2015, fuesen liberados 14.426 metros cuadrados y al menos 33 artefactos explosivos destruidos, entre julio y diciembre del año pasado, con 42 desminadores en acción.

Nicaragua tardó 20 años en ser declarada libre de minas, por lo que se piensa que el proceso en Colombia podría demorarse más de lo previsto.

En el municipio de Briceño de esta región, se implementaron las primeras medidas de señalización de un área sospechosa no desminada y se evidenció una contaminación de artefactos explosivos tres veces mayor que en el resto de las operaciones de desminado.

Asimismo, en el departamento del Meta, cuyo reporte de cifra de personas afectadas por estos artefactos ascendía a 1.112 personas en el mismo periodo, las labores iniciaron en el mes de noviembre de 2015 estableciéndose siete áreas peligrosas de priorización cercanas a los 36.693 metros cuadrados contaminados y la proyección de la presencia de 70 minas.

Colombia es el segundo país con más víctimas producto de minas antipersonal en el mundo.

El 27 de agosto del año pasado se realizó la entrega de San Francisco, en el departamento de Antioquia,como el cuarto municipio declarado libre de sospecha de minas en Colombia”, refiere el citado informe, que además revela que se despejaron 340.992 metros cuadrados y se eliminaron 314 artefactos.

En total, la Dirección Contra Minas señala que se logró que 355.432 metros cuadrados fuesen liberados de sospecha de MAP y MUSE, unas 120 áreas peligrosas fueran identificadas y que 206 minas y municiones sin explotar fuesen desactivadas.

El Estado colombiano también reforzó por su parte las labores educativas para orientar a la población sobre el daño y las consecuencias de los explosivos, por lo cual 22.154 personas resultaron sensibilizadas.

El Gobierno Nacional gestionó el apoyo financiero de la Unión Europea y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para complementar los recursos de la Nación en la operación de los proyectos pilotos.

Durante 2015 se registraron 59 víctimas y de estas 58 fueron orientadas de manera directa con relación a sus derechos, como parte de los programas de atención a víctimas.

También, se lograron 86 planes locales para el aumento de la presencia de Acción Integral contra minas antipersona, se desarrollaron cinco mesas departamentales y se trazaron 20 rutas municipales para la atención y reparación de víctimas.

El proceso de desminado humanitario forma parte fundamental de los acuerdos de paz que se discuten en La Habana, Cuba.

En los últimos 25 años, minas antipersonal y otros artefactos explosivos han causado más de 11.000 víctimas, entre muertos y heridos, según la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal del gobierno colombiano.

Antioquia es el departamento con más afectados con el 22% de los casos, de hecho, 2014 fue el año que registró la cifra récord de 304 personas perjudicadas. 

Otras regiones donde se concentran eventos por minas antipersona son: Meta (14%), Caquetá (8%) y Arauca (5%), según medios locales.

Los últimos reportes señalan que entre enero y febrero de 2016 se han registrado 8 acciones y 222 incidentes, de los cuales 100% ocurren en el área rural.

Recuento del desminado
1997- Colombia inició el proceso de desminado con la firma de la Convención de Ottawa, un instrumento internacional que busca solucionar uno de los problemas humanitarios más graves.
2002 Se dictan normas para dar cumplimiento a la Convención sobre la Prohibición del empleo, almacenamiento,producción y Transferencia de minas antipersona. Por ello, se fijan disposiciones con el fin de eliminar los explosivos en el país.
  • Se crea el Observatorio de Minas y se formula el proyecto de inversión “Implantación del Programa Nacional de Prevención De Accidentes por Minas Antipersona y Atención a Víctimas”.
2005- Inicia la destrucción de las zonas minadas en las 35 bases militares.
2007 Se crea mediante Decreto 2150 el Programa Presidencial para la Acción Integral contra Minas Antipersona - PAICMA, responsable de la coordinación y regulación de la Acción Integral contra Minas Antipersona (AICMA).
2009 - Se crea el Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario No. 60 ‘Coronel Gabino Gutiérrez’ (BIDES), a través de Disposición 0029.
2010Ante las dificultades para cumplir con lo estipulado en la Convención Ottawa, el país solicita una prórroga hasta 2021, la cual le fue concedida.
  • El Plan Nacional de Desarrollo 2010- 2014 (capítulo V Consolidación de la Paz) señaló la necesidad de garantizar, a través de AICMA, "que el desarrollo de las comunidades no se vea obstaculizado por la contaminación por estas armas". Se amplía el desminado humanitario.
2011 - PAICMA obtiene responsabilidades en lo concerniente al tema de prevención, asistencia a víctimas, garantías de no repetición y restitución de tierras.
  • La expedición del Decreto 3750 reglamentario del Articulo 9 de la Ley 1421 de 2010, se busca duplicar las labores de desminado en Colombia, abriendo la puerta a Organizaciones No Gubernamentales especializadas en la materia.
  • Se promueve que la erradicación de las minas también conlleve un proceso educativo, por lo que se inician campañas de sensibilización.
2012 – Inician en La Habana, Cuba, los diálogos de paz entre el Gobierno Colombiano y la organización insurgente FARC- EP.
2013Entra en operación la primera ONG certificada en el país, The Halo Trust, para llevar a cabo desminado humanitario, operando en Antioquia:Nariño, El Carmen de Viboral, La Unión, San Rafael y Sonsón. El equipo estuvo conformado por decenas de civiles que trabajaron despejando 22 campo y detectando y destruyendo 121 minas.
2014 – El Batallón Nariño que opera en la zona sur del departamento de Bolívar, logra desactivar 28 campos con cerca de 220 minas.
  • Se crea la Agrupación de explosivos y Desminado de la Infantería de Marina, mediante Disposición N° 041 de 2014.
2015- En los diálogos de paz en Cuba, específicamente en el ciclo 34, se acuerda que Gobierno y FARC inicien de forma conjunta y voluntaria el desminado de algunas zonas del país. Ello, porque las FARC podrían aportar información sobre la localización de un gran número de ellas.
  • Tras la muerte accidental de un soldado en el proceso de aplicación del plan piloto de desminado en Colombia, se detienen las labores el 15 de julio por orden del presidente Juan Manuel Santos,  para luego retomarlas a finales de mes. Al reiniciar, tres delegados de las FARC participaron en las tareas junto a tres más del Gobierno y 39 desminadores humanitarios y la comunidad.
  • El 25 noviembre 2015, tras siete meses de labores ininterrumpidos,soldados del Batallón de Desminado del Ejercito de Colombia desactivaron 33 artefactos explosivos, producto del despeje de un poco más de 14.000 metros cuadrados de territorio.
  • Actualización del Plan Nacional de Desminado 2016-2018.
  • Se realiza el proceso de actualización de los Estándares Nacionales de Desminado Humanitario.

 

 

 

En contexto

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno colombiano, definieron una agenda para iniciar los trabajos de desminado, proceso que fue acordado en el mes de marzo 2015 y que forma parte fundamental de las negociaciones para acabar con el conflicto que enfrenta Colombia hace más de 50 años.

El desminado o desminado humanitario como también se le conoce es un proceso de limpieza, remoción o descontaminación de un territorio específico que tenga presencia de artefactos explosivos o minas antipersona utilizadas para la guerra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.