• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El fundamentalista cristiano y ultraderechista también se quejó por no recibir su correo.

El fundamentalista cristiano y ultraderechista también se quejó por no recibir su correo. | Foto: EFE

Publicado 22 abril 2016

Anders Breivik mató a 77 personas en el 2011 y el mes pasado demandó al Estado por las condiciones en las que se encontraba recluido.

Anders Breivik, autor de la masacre de un campamento estudiantil al sur de Noruega, ganó parte de una demanda que interpuso contra el Estado noruego por "violar sus derechos humanos", según informó la corte de Oslo.

El mes pasado en su audiencia, luego de hacer el saludo nazi ante los presentes, Breivik denunció que las condiciones en que se encontraba recluido en su celda de aislamiento, en la prisión de Skien a 100 kilómetros de Oslo, eran comparables con la "tortura" y que estaba "muy estresado".

>> Conozca los más grandes ataques racistas en Occidente

Por esta razón, acusó al Gobierno de Noruega de violar dos cláusulas de la Convención Europea de los Derechos Humanos, una de las cuales garantiza "una vida privada y de familia".

"Una de las principales cosas que se hacen en la prisión es estudiar y él ha dejado de hacerlo. Siento que esta medida de aislamiento va a ser negativa para su salud mental", dijo entonces el abogado de Breivik, Oystein Storrvik.

Breivik se declaró estresado por las condiciones en las que se encontraba en su celda en la prisión de Skien.

El homicida también se quejó de no recibir su correspondencia. Mientras que el Gobierno alegó que sus cartas fueron revisadas y censuradas para evitar que continuara construyendo una "red extremista".

Ante estas acusaciones del asesino, el sistema de justicia de Noruega falló a su favor.

>> Terrorista de Oslo pidió formar partido fascista para arrepentirse de sus crímenes

"El derecho representa un valor fundamental en una sociedad democrática también se aplica a terroristas y asesinos", expresó la jueza encargada de la audiencia, Helen Andenaes Sekulic.

Ahora el gobierno noruego tendrá que asumir los costos judiciales, los cuales superan los 40 mil dólares.

La jueza del caso indicó que los derechos humanos aplican también para terroristas y asesinos.

>> La oposición de derecha ganó en Noruega

En contexto
El 22 de julio de 2011, Anders Behring Breivik, un fundamentalista cristiano y ultraderechista de 32 años, se disfrazó de policía y se dirigió a un campamento estudiantil del partido Laborista en la isla de Utoya, al sur de Noruega. Allí murieron 69 personas, la mayoría tenían entre 14 y 19 años de edad.
Luego fue al centro de Oslo, la capital del país, donde detonó una bomba que causó la muerte de ocho personas más.
Pocas horas después del ataque, Breivik fue arrestado y en 2012 fue sentenciado a 21 años de cárcel, luego de que las autoridades lo declararan consciente de sus actos.
En el juicio Breivik no negó haber cometido los crímenes y tampoco mostró signos de arrepentimiento.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.