• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Se reconocen oficialmente 400 muertos y desaparecidos, además de 20.000 torturados durante la dictadura de Ranieri Mazzilli. (Foto: Archivo)

    Se reconocen oficialmente 400 muertos y desaparecidos, además de 20.000 torturados durante la dictadura de Ranieri Mazzilli. (Foto: Archivo)

Publicado 26 abril 2014

La policía de Rio de Janeiro (al sureste de Brasil) investiga el asesinato del coronel retirado Paulo Malhães, quien hace un mes admitió haber torturado a disidentes de la dictadura de Ranieri Mazzilli (1964-1985) en ese país suramericano.

Paulo Malhães, de 77 años, fue hallado muerto este viernes después de un asalto en su casa en Nova Iguaçu, un suburbio de Rio. El coronel fue el primer militar que confesó haber torturado a disidentes durante la dictadura de Mazzilli.

El comisario a cargo de la investigación, Fabio Salvadoretti señaló, citado por O Globo, que "no descartamos ninguna hipótesis. Sabemos que declaró ante la Comisión de la Verdad el mes pasado".

Según Salvadoretti, el cuerpo de Malhaes fue encontrado en el suelo boca abajo, con una almohada sobre la cabeza y marcas en el cuello y la cara, sin señales de disparos de armas de fuego, lo que sugiere que murió por asfixia.

De su casa fueron robados dos ordenadores, joyas, 700 reales (312 dólares) y tres armas que coleccionaba.

Cómo ocurrieron los hechos

Tres hombres, uno de ellos encapuchado, entraron el jueves en la noche a la residencia del militar, según contó su viuda, Cristina Batista Malhaes. Los delincuentes lo tomaron como rehén a él, a su esposa y a un empleado en habitaciones separadas.

"Quedé atada y trancada en el cuarto, mientras los delincuentes revisaban toda la casa en busca de armas y municiones. No era secreto para nadie que coleccionaba armas", declaró la viuda.

Por otra parte, su hija, Karla Malhães declaró que "da mucho miedo. No sabemos qué pensar", a la vez que agregó que las revelaciones de su padre tomaron a la familia por sorpresa y que "lo mejor habría sido quedarse callado".

Para los grupos que investigan los crímenes de la dictadura, la muerte del coronel es una "muy mala noticia" porque puede "inhibir otros testimonios".

José Carlos Dias, abogado miembro de la comisión, dijo el sábado que debido al tenor de las declaraciones del militar sospecha de la quema de archivos. "(Las declaraciones) incomodó a sus compañeros, que estarían con miedo de que hablase más".

Por su parte, el presidente de la Comisión de la Verdad de Sao Paulo, Adriano Diogo, señaló que "las personas a las que llamen para declarar a partir de ahora pueden pensar: si abro la boca, alguien me va a callar".

En Brasil, la Comisión Nacional de la Verdad (CNV) fue lanzada en mayo de 2012 por la presidenta Dilma Rousseff. La CNV deberá concluir su trabajo en diciembre. Este es el único país de América Latina que nunca juzgó los crímenes de la dictadura, producto de una ley de amnistía.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.