• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La derecha usa la Asamblea Nacional del país con la intención de acortar el mandato del presidente Maduro.

La derecha usa la Asamblea Nacional del país con la intención de acortar el mandato del presidente Maduro. | Foto: Reuters

Publicado 28 abril 2016

Desde Madrid también se suman a la campaña con la que se busca validar la interrupción del mandato del jefe de Estado venezolano Nicolás Maduro.

La conspiración dirigida desde Estados Unidos y Madrid (España) contra Venezuela está cada vez más activa a través de una campaña mediática que se ha intensificado en los últimos días con los planes de la derecha que ostenta la mayoría en la Asamblea Nacional.

Los diputados derechistas venezolanos apelan a sus contactos en esos países para intentar interrumpir el mandato del presidente Nicolás Maduro y acabar con la Revolución Bolivariana. 

A pesar de que el Poder Electoral les entregó las planillas para la recolección de firmas del referendo revocatorio estos sectores insisten en recurrir a vías no constitucionales para sacar de la presidencia a Nicolás Maduro.

Las acciones a seguir aparecen bien detalladas en un papel de trabajo del Comando Sur de EE.UU. titulado "Operación Venezuela Freedom-2", al que tuvo acceso la organización venezolana Misión Verdad.

>> Conozca la agenda del Comando Sur de EE.UU. contra Venezuela

Allí se plantean una serie de recomendaciones para lograr la salida del jefe de Estado del país suramericano. Proponen incluso un "escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada"

La solicitud de aplicación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) “tal y como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes” aparece como punto focal de las recomendaciones. Y en ello han puesto todos sus esfuerzos los diputadores opositores. 

Luis Florido, Ángel Medina, Delsa Solórzano, Timoteo Zambrano, Williams Dávila, y Richard Blanco se reunieron este jueves con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en la capital de Estados Unidos, Washington. 

Estuvieron acompañados por el opositor Carlos Vecchio, que vive en Miami desde hace dos años huyendo de la justicia venezolana. 

La agenda incluyó un encuentro con los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez, quienes en una clara actitud injerencista piden la libertad de los detenidos por los hechos violentos de 2014, especialmente de Leopoldo López. 

Esta visita no fue casual porque esta misma semana el Senado podría confirmar a Roberta Jacobson, actual subsecretaria de Estado para Latinoamérica, como embajadora en México después de casi un año de bloqueo de Rubio. 

Sin embargo, para lograr este nombramiento Rubio negocia con la Casa Blanca un acuerdo para extender "durante tres años más" las sanciones a Venezuela.

Este jueves el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU. aprobó por unanimidad ese proyecto de ley para extender las sanciones contra funcionarios del Gobierno de Venezuela hasta 2019, que pudiera ser ratificado este mismo día por el pleno de la Cámara alta.

"Estados Unidos debería pedir a nuestros aliados en la región, países que reciben una enorme cantidad de ayuda de este país -Haití, Colombia, los países centroamericanos, Canadá, entre otros- que apoyen este esfuerzo", dijo Rubio antes del anuncio de la aprobación.   

Jacobson, quien en reiteradas oportunidades hace declaraciones sobre los asuntos internos del país suramericano, lleva 10 meses esperando la confirmación del cargo para la que fue nominada en junio de 2015 por el presidente estadounidense Barack Obama.

El grupo planificó también un foro en la Universidad de Georgetown y asistieron al Diálogo de Liderazgo para las Américas. 

Madrid adelanta acciones injerencistas

Desde España, el Congreso de Diputados también pide la liberación de López y de lo que ellos denominan "presos políticos" sin considerar que tienen procesos abiertos en la justicia venezolana.

Los diputados aprobaron este miércoles una proposición de ley presentada por el Partido Popular (PP), del presidente en funciones Mariano Rajoy que arrastra una serie de denuncias por corrupción, que fue apoyada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Ciudadanos, el PNV y Democracia i Llibertat. 

>> Venezuela denuncia pretensión de España para derrocar a Nicolás Maduro

Hubo 12 votos en contra, entre ellos los de Izquierda Unida (IU), y 66 abstenciones de Podemos. 

También el ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, defiende la liberación de estos opositores procesados por la justicia.

Transnacionales mediáticas al servicio de los intereses imperiales

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela por el Bloque de la Patria, Diosdado Cabello, denunció este miércoles un plan de golpe de Estado contra el Ejecutivo planificado desde Estados Unidos (EE.UU.). 

Informó que el plan es financiado por el exministro de Alimentación, Hebert García Plaza, quien enfrenta acusaciones por corrupción y está radicado en territorio estadounidense. 

>> Carta Democrática de la OEA va contra la soberanía de Venezuela

Trabajan junto a García Plaza el analista político Martín Rodil y los periodistas Rafael Poleo y Antonio de La Cruz, quienes tienen vínculos demostrados con la derecha venezolana, señaló. 

La misión de este grupo es crear matrices de opinión para generar zozobra en la población con la finalidad de incitar a la violencia en las calles. 

Se suman las campañas mediáticas de The New York Times, Fox News Latino y The Washington Post y otros medios como la BBC que en las últimas semanas enfocan sus trabajos en hacer ver al mundo que en Venezuela "hay hambre". 

Magnifican además algunos conatos de saqueos y focos de disturbios que ocurrieron en algunas calles de Maracaibo (noroccidente) y que fueron controlados por los organismos de seguridad. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.