• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Hombres y mujeres salieron a las calles para rechazar otro femicidio.

Hombres y mujeres salieron a las calles para rechazar otro femicidio. | Foto: Télam

Publicado 8 abril 2017

En la protesta se solicitó la destitución del juez de Ejecución Penal, Carlos Rossi, quien liberó —a pesar de su prontuario de abuso sexual— al principal sospechoso del asesinato de Micaela García.

Unas horas fueron suficientes para que la convocatoria realizada en redes sociales permitiera agolpar en varias plazas de Argentina, a miles de personas que exigieron justicia por el femicidio de Micaela García, una estudiante de 21 años que fue encontrada sin vida este sábado.

El principal punto de concentración fue el emblemático Obelisco de Buenos Aires (capital), donde una multitud protestó, a pesar de la intensa lluvia, por otro caso de femicidio en Argentina. Datos arrojan que cada 30 horas una mujer es asesinada por la violencia machista.

>> La batalla de Latinoamérica contra el feminicidio

"Ni una menos", "Vivas nos queremos" y "Estado Responsable" fueron algunas de las consignas entonadas por los marchantes; quienes también criticaron el accionar del juez Carlos Rossi, responsable de la liberación del mayor sospechoso del crimen, Sebastián Wagner.

El hombre es sospechoso por sus antecedentes de abuso sexual y porque su automóvil, indicó la agencia de noticias estatal Télam, fue visto a través de cámaras cerca del lugar donde la joven pasó por última vez.

>> Femicidio de Micaela García fue ejecutado por violador serial

Wagner estaba en libertad condicional, gracias a que Rossi desoyó un informe del Servicio Penitenciario contra la libertad del acusado, al que dejó en libre en agosto de 2016 tras haber sido condenado en 2012 a nueve años de prisión por diversos delitos de violación.

Por tal, en todos los rincones en que se presentaron protestas por el suceso, hubo consenso en pedir la destitución de Rossi, juez de Ejecución Penal.

"Vamos a vivir para tratar de lograr una sociedad más justa, como pretendía Micaela. El dolor nos tiene que servir para cambiar la sociedad", declaró Néstor García, padre de la joven.

Micaela, una chica comprometida con diversas causas sociales e integrante del Movimiento Evita, estaba desaparecida desde el pasado sábado, cuando salió de un bar de la zona.

>> Ministra argentina pide a sindicatos "adaptarse a la realidad"

El padre la recordó como una “referente de un movimiento, con un compromiso marcado para buscar una sociedad distinta".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.