• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En las cercanías de la residencia de Etchecolatz, los asistentes corearon consignas para reclamar que sea devuelto a la cárcel.

En las cercanías de la residencia de Etchecolatz, los asistentes corearon consignas para reclamar que sea devuelto a la cárcel. | Foto: Política Argentina

Publicado 6 enero 2018

La ciudad de Mar del Plata fue el escenario de la masiva movilización. En este lugar el represor fijó su domicilio tras salir de la prisión hace una semana.

Organismos de derechos humanos protestaron este sábado en Argentina contra la decisión judicial de conceder el beneficio de prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz, condenado a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad en la última dictadura (1976-1983).

La ciudad de Mar del Plata fue el escenario de la masiva movilización. En este lugar el represor fijó su domicilio tras salir de la prisión hace una semana.

En las cercanías de la residencia de Etchecolatz, los asistentes corearon consignas para reclamar que sea devuelto a la cárcel.

El Tribunal Oral Federal N° 6 otorgó el pasado 27 de diciembre prisión domiciliaria a Etchecolatz, quien cumplía seis condenas por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

Foto: Política Argentina

Etchecolatz, de 88 años de edad, permanecía en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza. En agosto pasado fue trasladado a un hospital tras sufrir un accidente cerebrovascular (ACV).

Entre marzo de 1976 y enero de 1979, el exdirector general de Investigaciones organizó los comandos encargados de secuestrar y torturar a miles de trabajadores y estudiantes en el Circuito Camps, integrado por 29 centros clandestinos de detención.

Foto: Política Argentina

También es el principal sospechoso de la segunda desaparición de Jorge Julio López, testigo clave del juicio oral que se desarrolló en La Plata en 2006, y acumula imputaciones por las que todavía no tuvo sentencia en juzgados federales de La Plata y la ciudad de Buenos Aires.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.