• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Argentinos vuelven a las calles en un día histórico.

Argentinos vuelven a las calles en un día histórico. | Foto: Pressenza

Publicado 24 marzo 2017

La recordación del golpe militar de 1976 será momento para reivindicar los derechos de los trabajadores argentinos, víctimas de la políticas neoliberales del Gobierno de Mauricio Macri.

Miles de argentinos reiteran este 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, la denuncia a los retrocesos en derechos humanos registrados con el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

Como parte de la recordación del aniversario 41 del último golpe militar que marcó el inicio de la dictadura más sangrienta vivida en el país suramericano, organizaciones encabezadas por las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas e HIJOS (Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio) saldrán a las calles enarbolando consignas como "Nunca más"  y “El mismo plan económico, la misma lucha. Paremos la miseria planificada”.

>> CIDH preocupada por decreto migratorio argentino

El Comité por la Libertad de la luchadora social Milagro Sala también asistirá a esta manifestación, a la que se unirán columnas sindicales y las juventudes de la CGT.

"Hay que recordar esta fecha para no olvidar lo que pasó y hacer una evaluación de la gestión del gobierno nacional, que es lo que hacemos todos los años", señaló la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.  

"Este 24 de Marzo, los organismos de derechos humanos llevarán a la plaza un documento que contendrá reclamos a nivel político, social y económico. Estela sostuvo que la reunión será “más multitudinaria que otros años porque se reivindican todos los derechos de los trabajadores del país, que están siendo víctimas de la pobreza y de un estado ausente.”, manifestó Estela de Carlotto.

Mientras durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, Argentina fue considerado un país vanguardia en materia de juzgamiento de los responsables de las violaciones cometidas durante la dictadura militar-cívica, en al actual se dan pasos hacia atrás en este y otros temas en el campo de los DD.HH.

Cuando Maurico Macri, ganó la presidencia en noviembre de 2015, los principales referentes de derechos humanos anticiparon temores que, en un breve lapso, se cumplieron.

Hay actitudes que reflejan la indiferencia y hasta el desprecio del gobierno hacia temas relacionados con la Memoria de la historia reciente, tan dolorosa para una gran parte del pueblo argentino.

>> Argentinos honrarán a los desaparecidos de la última dictadura

Fue cuando, al legislar sobre los feriados nacionales y eliminar los llamados “feriados puente”, instaurados por la expresidenta Cristina Fernández para incentivar el turismo durante los fines de semana largos, se cambió el carácter del feriado del 24 de Marzo. Era uno de los “inamovibles” y Macri lo transformó en “movible”, con lo cual este año se iba a trasladar al lunes 27.  

"La medida del gobierno de intentar poner un feriado móvil el 24 de marzo es una provocación, aunque finalmente, nuestra demanda hizo rectificar al gobierno”,  precisó la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

En un par de entrevistas, Macri advirtió que no impulsaría los juicios contra los represores porque eso es tarea del Poder Judicial y reconoció que no sabía ni le importaba el número de desaparecidos durante la dictadura.

Otro hecho que muestra el franco retroceso impulso de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, fue cuando entre diciembre 2015 y marzo de 2016, el Ejecutivo desmanteló el área de derechos humanos del Banco Central encargada de investigar el sistema financiero de la dictadura.

“El negacionismo es la batalla cultural más importante de los próximos tiempos. Existe un mecanismo de des-historizar al servicio del presente: aquello aparece como una exacerbación de la grieta, un problema de intolerancia entre argentinos, cuando en realidad la dictadura no fue producto de la intolerancia sino una respuesta impiadosa del imperialismo para detener la avanzada de una lucha por otro país y otra región”, dice Adriana Taboada, de la Comisión de Familiares de Zona Norte. 

"En apenas quince meses, Macri impulsó miles de despidos tanto en la esfera pública como privada, devaluó la moneda, quitó derechos laborales con la nueva ley de ART, avanzó sobre los jubilados y sus medicamentos gratuitos, y trató de poner tope a los reclamos salariales ante una inflación que no cede. La profunda caída de la actividad económica, particularmente la industria, se evidencia en una creciente pauperización social: hay en Argentina un millón y medio de pobres nuevos desde el inicio de mandato de Macri, lo que demuestra en cifras la gravedad de la situación.
misiva"

(Fragmento de carta firmada por periodistas, intelectuales y defensores de los Derechos Humanos de distintos países en contra de las políticas neoliberales de Mauricio Macri) 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.