• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Mauricio Macri, asumirá el poder de Argentina el próximo 10 de diciembre.

Mauricio Macri, asumirá el poder de Argentina el próximo 10 de diciembre. | Foto: EFE

Publicado 23 noviembre 2015

Macri aplicaría una serie de medidas que significarían un retroceso para Argentina, según analistas. 

Tras el triunfo del candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, los analistas avizoran un acercamiento en el ámbito político y comercial de Argentina con Estados Unidos (EE.UU.) que echaría por tierra toda la integración latinoamericana ganada durante más de una década.  

A pesar de que esta nación mantendrá relaciones con la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), Macri se encaminaría a abrir los mercados no sólo con EE.UU. sino también con Europa. 

Así lo señaló el analista internacional y periodista Eduardo Berezán en entrevista con RT, quien apuntó que la política de Macri se caracterizará por “un cambio en la reorientación de la política económica" y una "reorganización de la política exterior”. 

Lea también: Mauricio Macri promete un cambio de época para Argentina

El triunfo de Macri trae consigo una fisura a la política latinoamericana, que en los últimos diez años se ha caracterizado por la integración, respeto y la implementación de políticas sociales, como los casos de Bolivia, Ecuador, Brasil, Uruguay y la misma Venezuela, según expertos. 

Aseveró que el lema que permitió al también ingeniero y empresario ser el sucesor de Cristina Fernández, no es tan acertado como se divulga por su fuerza política y medios privados, puesto que las políticas que ha anunciado corresponden a medidas antes del 2003.

“La liberalización del dólar, el cuestionamiento de si el Banco Central tiene que ser independiente o no, el alineamiento con EE.UU." y el hecho de hablar sobre Rusia y China "con cierta distancia", corresponden a un retroceso de los avances del kirchnerismo en materia de soberanía y relaciones internacionales. 

Lea también: Con Macri: ¿ganó el neoliberalismo?

Por otra parte, la periodista Telma Luzzani, manifestó que la sociedad argentina ha aceptado como suyas las políticas sociales, que se establecieron desde la llegada de Néstor Kirchner en 2003, por lo que a doce años de ese acontecimiento, será difícil que el líder de la derecha pueda cambiar ese aspecto. 

El resultado de la histórica segunda vuelta en Argentina, supone que Macri deba sentarse a escuchar las fuerzas que respaldaban el proyecto kirchnerista. 

En ese sentido, el analista político Martín Granovsky, sostuvo que Macri se ha caracterizado por la acumulación de poder y que se espera se centralice la política sin embargo, “será inevitable” que tanto el Senado como la Cámara de Diputados se sienten a negociar.

Le puede interesar: Los Macri y sus negocios durante la dictadura argentina

En contexto 

La fórmula Mauricio Macri – Marta Michetti (Cambiemos) lograron 51,40 por ciento de los votos, frente al 48,60 por ciento de la fórmula del Frente para la Victoria (FPV) de Daniel Scioli – Carlos Zannini, en la segunda vuelta celebrada este 22 de noviembre.
Durante la rueda de prensa, a un día de conocerse los resultados, Macri habló algunas de las medidas que tomará, apenas asuma la Presidencia el próximo 10 de diciembre: aperturar los mercados, reducir el gasto público, negociar la deuda con Fondos Buitres y aceptar fallo de Griesa, detener la lucha soberana ante Reino Unido por las islas Malvinas, eliminar el CEPO y establecer una única tasa de cambio, reestructurar el Banco Central, así como presentar una denuncia contra Venezuela en Mercosur. 


Comentarios
1
Comentarios
No hay que permitir que se difame con impunidad a las personas; el que acuse al gobierno de corrupción tiene que probarlo en las cortes o ir a la cárcel. Cualquiera puede difamar pero que tengan la decencia de probar lo que dicen.
Nota sin comentarios populares.