• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El gobierno saldará hoy en el Banco de Nueva York alrededor de 9.300 millones de dólares para cumplir con la sentencia del juez Griesa.

El gobierno saldará hoy en el Banco de Nueva York alrededor de 9.300 millones de dólares para cumplir con la sentencia del juez Griesa. | Foto: diariomovil.com.ar

Publicado 22 abril 2016

A juicio del Ejecutivo argentino, el incremento de la deuda para cancelar a fondos especulativos permitirá a Mauricio Macri avanzar en sus planes de "desarrollo nacional".

El gobierno de Argentina realizará este viernes el pago de nueve mil 300 milllones de dolares a lo Fondos buitre, desembolso que representa un nuevo capítulo de endeudamiento del país en los últimos 14 años.

El subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili, explicó el jueves que otros siete mil 200 millones de dólares (del total de 16 mil 500 millones que el país tomó de deuda con cuatro bonos) ingresarán a las reservas del Banco Central y se "utilizarán para financiar el déficit" de las cuentas públicas.

>> Argentina no pagará a fondos buitre este 14 de abril.

Precisó que del total de la colocación de bonos, unos nueve mil 300 millones serán depositados en el Banco de Nueva York (BONY) y los 7 mil 200 millones restantes serán contabilizados cómo reservas.

El dato
El Gobierno consiguió el martes financiamiento por 16 mil 500 millones de dólares a través de la mayor colocación de títulos de Argentina, a una tasa promedio del 7,14 por ciento .

Bausili anunció que seis mil 200 millones serán pagados de manera directa a quienes lograron un acuerdo con el Ejecutivo argentino antes del 29 de febrero (por una transferencia bancaria), y otros tres mil 100 millones se girarán a un fideicomiso en el Banco de Nueva York para cancelar a aquellos que lograron un pacto luego de esa fecha.

"Básicamente hay dos mecanismos de uso (para los fondos de la colocación de deuda), uno es el que le tenemos que pagar a todos los que tienen acuerdo y el otro es para financiar el déficit", explicó el funcionario.

El dato
El principal este pago representa el 7 por ciento de los bonistas, a diferencia los acuerdos alcanzados por las administraciones anteriores que garantizaron el pago oportunidad a la mayoría de los bonistas que aceptaron la reestructuración de la deuda.

Bausili dijo que "la parte que es para pagar acuerdos nunca llega a la Argentina, sino que va directamente a los acuerdos que tienen cautelar y para los demás hay un fideicomiso que a medida que van presentando los bonos retiran los pagos".

Por otra parte el Ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, confirmó a través de su cuenta de twitter la puesta en marcha de este pago.

A juicio de Prat-Gay, a través de préstamos y créditos (mayor endeudamiento) el Gobierno podrá avanzar en sus planes de "desarrollo nacional".

El juez neoyorquino Thomas Griesa ha dicho que solo después de que el gobierno abone a los fondos buitre, levantará el bloqueo a los pagos a los acreedores reestructurados mediante bancos norteamericanos .

Ese grupo constituye el 93 por ciento de tenedores de títulos que aceptaron los canjes de 2005 y 2010. 

>> Argentina se sumerge en deudas para pactar con fondos buitre.

En contexto
Entre 2011 y 2012 los fondos buitre, conformados por diferentes acreedores extranjeros, reclamaron el pago de la deuda de mil 300 millones de dólares, el 100 por ciento de la misma deuda adquirida por Argentina. Ellos también exigieron la cancelación de intereses, petición avalada por el juez de Nueva York, Thomas Griesa.
Argentina, que nunca se negó a cancelar la deuda, apeló la decisión del Tribunal estadounidense para buscar una nueva forma de pago de esos fondos. Esto se logró en 2014, bajo la presidencia de Cristina Fernández, quien logró revertir la decisión de Griesa y congeló el pago de los 700 millones de dólares adicionales a la deuda original. Sin embargo, el litigio entre los acreedores y el país se mantuvo.
En el 2015 Argentina cambia de mando, y a su llegada Mauricio Macri informó sobre la renegociación con los fondos buitre, pero en esta ocasión el Presidente admitió que los acreedores estaban interesados en el default de Argentina y que en esas reuniones las cosas no estaban marchando "tan bien" como esperaba.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.