• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Lionel Messi no pudo empatar el récord de Batistuta, pero está a un gol.

Lionel Messi no pudo empatar el récord de Batistuta, pero está a un gol. | Foto: Reuters

Publicado 15 junio 2016

Argentina terminó la primera fase de la Copa América Centenario con marca perfecta. Con o sin Messi, se ha mostrado contundente, pero la vinotinto no es de subestimar.

Venezuela se prepara desde el empate 1-1 este lunes ante México para enfrentar a una escuadra argentina que con o sin ha mostrado soltura, contundencia y que es uno de los equipos a vencer rumbo a la final de Copa América Centenario que se lleva a cabo en Estados Unidos.

El conjunto vinotinto dirigido por el venezolano Rafael Dudamel también ha mostrado gran energía sobre el césped y no será rival fácil para Argentina, pese a que terminó perfecto su paso por la primera ronda tras barrer 3-0 a Bolivia en el último partido de la fase.

>> Copa América Centenario: todo lo que necesita saber

La actuación Argentina ha sido convincente, pero también la de Venezuela, y Salomón Rondón es para el vinotinto lo que Lionel Messi es para el albiceleste, por lo que se espera un duelo que sin duda mantendrá a los aficionados al filo de sus emociones.

El conjunto Argentino salió a la cancha con muchos cambios en su alineación, y para antes de ir a los casilleros tras 45 minutos de juego, el juego había sido sentenciado con goles de Erik Lamela, Ezequiel Lavezzi y Víctor Cuesta. Mientras, Messi observaba inquieto, ansioso, desde la banca.

El estrella Argentino que no conoce otro equipo que el Barcelona salió finalmente al centro del estadio y estuvo muy cerca de anotar y, con eso, emparejar a Batistuta como máximo goleador de la selección. La Pulga tendrá que esperar por lo menos otro juego para emparejarse con Batistuta. Le falta un gol y con otro, lo supera.

Varios medios comentaron que los argentinos son temidos por todos porque vienen fuertes y eso lo han demostrado al ganar todos sus juegos en la etapa primera, pero Venezuela no perdió. Salió invicto su conjunto, y por poco le pega el campanazo a México, escuadra que enfrentará a Chile en la siguiente ronda y que seguramente se siente afortunado de no tener que enfrentar a los argentinos.

Dudamel fue sincero. “Nadie quisiera enfrentar a los argentinos en la siguiente ronda”, mientras que al entrenador colombiano de la Selección mexicana, Juan Carlos Osorio, le faltó humildad, porque él dijo que le daba igual.

Argentina sólo requirió de 32 segundo para aniquilar a su contrario. Y los goles contra Bolivia fueron así: primero Martino realizó sus cambios y estos resultaron acertados. El primer gol llegó en un tiro libre directo que cobró el del Tottenham, Lamela. Claro, su disparo tuvo fortuna porque fue desviado por Duk, sino quién sabe.

Poco después se produjo el segundo. Roncaglia se la puso a Higuaín de cabeza, pero despejó Lampe. Pero para su mala suerte le cayó a Lavezzi, quien hizo lo correspondiente. Para dar la última estocada, llegó Cuesta. Él remató un disparo de Lavezzi y se acabó la fiesta.

Este domingo, 19 de junio, se enfrentan en cuartos de final México y Chile, Argentina y Venezuela.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.