• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ministro argentino no confía en mesa de negociación de juez Thomas Griesa. (Foto: Archivo)

Ministro argentino no confía en mesa de negociación de juez Thomas Griesa. (Foto: Archivo) | Foto: Archivo

Publicado 12 octubre 2014

El juez Griesa mantiene embargados 539 millones de dólares que Argentina depositó en junio pasado en el Banco de Nueva York para pagar a sus acreedores, como medida de fuerza para que le pague a los fondos buitre lo que estos exigen por bonos de deuda que compraron en 2008.

Argentina descartó llegar a una solución en el litigio con los fondos buitres en la mesa de negociación del mediador designado por el juez Thomas Griesa de Nueva York, dijo este domingo el ministro de Economía Axel Kicillof.

"De la mesa de (el mediador Daniel) Pollack no se puede esperar nada. Le pedimos al juzgado (federal de Nueva York de Thomas Griesa) que colabore para buscar una solución", dijo Kicillof sobre el encuentro previsto para esta semana, en una entrevista con el diario Página 12.

El ministro insistió en que una solución debe incluir a todos los bonistas que quedaron fuera de los canjes de la deuda de 2005 y 2010, que fueron aceptados por el 93 por ciento de los acreedores.

Por otro lado, ratificó que el gobierno ofrece a quienes no ingresaron a la reestructuración "un canje de bonos en las mismas condiciones de quita, plazos y tasas que las que recibieron quienes ingresaron al canje".

"Que convoquen a una reunión con todos los acreedores que no entraron al canje: buitres y holdouts. No puedo negociar solo con el más malo de todos. No hay un impedimento legal para que Griesa convoque al 7,6 por ciento de acreedores que no participaron" del canje, sostuvo Kicillof.

El ministro reiteró que "la sentencia a favor de los buitres es imposible de cumplir, tiene graves errores técnicos y además es ilegal, porque embargó fondos de terceros, los bonistas".

Los tenedores de bonos reestructurados (93 por ciento) venían cobrando en forma normal hasta el fallo de Griesa, que bloqueó un pago de 539 millones de dólares en una cuenta de un banco neoyorquino.

La sentencia fue emitida en represalia por la negativa de Argentina a pagarle a fondos el 100 por ciento en efectivo de la deuda, como lo dispuso el juez Griesa en un fallo.

El país fue declarado en desacato por esta omisión y calificadoras de riesgo consideran en "default selectivo" a los bonos que los acreedores no pudieron cobrar.

Argentina argumenta que no puede pagar los mil 330 millones de dólares a los litigantes por una cláusula de equidad con todos los acreedores firmada en los canjes, pero el impedimento vence en enero de 2015 momento en el cual podrá negociar con los fondos una forma de pago.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.