• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La misión del GEP fue infundir el terror ante el Ejército británico "mejor preparado" y contra el cual la derrota era "inevitable"

La misión del GEP fue infundir el terror ante el Ejército británico "mejor preparado" y contra el cual la derrota era "inevitable" | Foto: EFE

Publicado 7 agosto 2017

El Grupo Especial de Proyectos (GEP) del Ministerio de Defensa británico realizó operaciones psicológicas durante la Guerra de Las Malvinas para "desmoralizar a los soldados argentinos". 

El Grupo Especial de Proyectos (GEP), unidad de oficiales especializados en guerra psicológica dentro del Ministerio de Defensa, debía "reforzar la percepción argentina de la determinación del Gobierno británico de recuperar las islas Malvinas y el poderío de la Fuerza de Tareas".

Así lo confirmó un documento secreto de 189 páginas recién desclasificado por el Ministerio de Defensa británico que reveló detalles de las operaciones psicológicas usadas durante la Guerra de Las Malvinas en 1982.

Los archivos detallaron como la misión Psywar (guerra psicológica) trato de manipular a las fuerzas argentinas durante la guerra que entre el 2 de abril y el 14 de julio se cobró la vida de 649 argentinos y 255 británicos. 

Desembarco de las tropas británicas en Malvinas. Fuente: BBC

La misión "Psywar" formó parte de la "Operación Corporate", el nombre clave de la ofensiva militar inglesa más amplia para tomar las Malvinas.

En los documentos etiquetados como "ultrasecretos" puede constatarse que el Gobierno británico le encargó al denominado Grupo Especial de Proyectos (GEP) la misión de "embaucar" a los soldados argentinos desplegados en las Malvinas en abril de 1982 cuando apenas había estallado la guerra. 

La misión del GEP fue infundir el terror ante un contingente británico mejor preparado contra el cual la derrota era inminente. 

Fuente: BBC

Siguiendo esta línea uno de los documentos define tres metas específicas para el GEP

1. Reforzar la percepción argentina de la determinación del Gobierno británico de recuperar las islas y el poderío de la Fuerza de Tareas, la flota enviada al grupo de islas, mostrando las capacidades del arsenal de Reino Unido.

2. Intensificar la percepción entre argentinos de que sus líderes son irresponsables al enfatizar la escasez de suministros militares en las islas.

3. Desmoralización de la guarnición argentina en las islas apelando a sus emociones. Esto implica "explotar cualquier sentido de aislamiento en las tropas de ocupación argentinas".

Para llevar su guerra psicológica al archipiélago, el GEP escogió dos armas: la producción de una serie de panfletos y la instalación de una radioemisora en español la Radio Atlántico del Sur (RADS). 

Fuente: BBC

Se imprimieron cerca de 12.000 ejemplares de folletos creados en diferentes momentos del conflicto y estos son tal vez el capítulo de la guerra psicológica más fascinante que describen los documentos confidenciales. 

Fuente: BBC

Entre los folletos impresos durante el conflicto, uno de ellos le ofrece a los soldados argentinos una solución práctica para escapar de su "desesperada situación": un salvoconducto firmado nada menos que por el comandante en jefe de las fuerzas británicas, el contralmirante John "Sandy" Woodward.

Operación Mooshine (Luz de Luna)

En los documentos desclasificados se lee que a fines de abril de 1982 el Ministerio de Defensa inglés propuso la creación de una radioemisora para "bajar la moral de los soldados argentinos" en las Malvinas. 

La "Operación Mooshine" dio origen a la RADS y sus programas estuvieron destinados a intensificar el sentido de aislamiento de las tropas argentinas y fomentar su rendición, fueron producidos en Londres por un equipo de unas 25 personas mayormente militares. 

En uno de los documentos se le pregunta al entonces ministro de Defensa, John Nott, si cree que las RADS contribuyó de alguna manera en la capitulación de la guarnición argentina y él respondió: "Las transmisiones eran muy buenas pero yo diría que no tuvieron un efecto mayor en el resultado". 

Sin embargo, Nott trata con amabilidad la calidad de la programación porque en los archivos secretos se  detallan varias de sus principales fallas. 

Una comunicación del Ejército argentino interceptada por la inteligencia británica expone varias conclusiones sobre las carencias de la RADS y cuyas sentencias son aceptadas por el Gobierno de Reino Unido.

"Ningún militar argentino tenía idea de lo que la RADS. Los soldados argentinos ni siquiera estaban enterados de esta transmisión o nunca llegaron a escucharla debido a las circunstancias", se lee en el documento y añade: "La mayoría de los efectivos se encontraban en el terreno y a excepción de algunos oficiales, ninguno de ellos tenía receptores y cuando surgía alguna oportunidad de escuchar radio sintonizaban las radios de Argentina".

Además, el "lenguaje usado era cercano al de los centroamericanos y carecía del conocimiento idiomático de español de Argentina", esta conclusión es reconocida por los británicos que ven esto como un error estratégico: ¿Cómo se puede lograr una identificación emocional en la guerra piscológica si se usan modismos ajenos?. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.