• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La sentencia del Tribunal Constitucional de 2013 tuvo un amplio rechazo en la población de descendencia haitiana (Foto:Archivo)

    La sentencia del Tribunal Constitucional de 2013 tuvo un amplio rechazo en la población de descendencia haitiana (Foto:Archivo)

Publicado 16 mayo 2014

La Cámara de Diputados de República Dominicana aprobó este viernes el proyecto enviado por la presidencia de ese país, que supone la validación de la nacionalidad dominicana de los miles de hijos de extranjeros, en su gran mayoría descendientes de nacionales haitianos.

En una sesión extraordinaria celebrada este viernes, los diputados declararon la pieza de urgencia, que pretende validar los derechos y la ciudadanía de los desnacionalizados, y determinaron no enviarla a una comisión especial para su estudio, a fin de aprobarla con mayor celeridad. Tras dos lecturas consecutivas, la pieza fue aprobada por unanimidad y sin modificaciones de ningún tipo.

El proyecto es "la forma más justa, rápida y definitiva de terminar con la incertidumbre de esas personas y sus descendientes", dijo el presidente Danilo Medina en una carta que envió este ueves al Congreso junto al proyecto. También se propone "desterrar para siempre la posibilidad de que sus derechos sean restringidos por carencia administrativas en las que ellos no tuvieron ninguna responsabilidad".

Para aquellos que nunca fueron inscritos en el registro civil, Medina propone crear un régimen especial que les permita regularizarse como extranjeros con permiso de residencia y en un plazo de dos años optar por la naturalización.

La sentencia del Tribunal Constitucional de 2013, había ordenado anular la nacionalidad a todos los nacidos en el país desde 1929 cuyos padres extranjeros no tuviesen permiso de residencia; como ocurre con los hijos de los miles de inmigrantes haitianos que lo largo del siglo XX fueron traídos por los grupos de familias dueñas de las tierras a trabajar en los cañaverales; donde formaron a sus familias y nunca volvieron a su país de origen.

De acuerdo con datos de organismos de derechos humanos, cerca de 210 mil descendientes de haitianos podrían perder la nacionalidad, además de otros 35 mil descendientes de inmigrantes de otros países, si no se avanza en la ley de Naturalización.

De su lado, el registro civil insiste que sólo 24 mil personas serán afectadas y, de ellas, 13 mil son descendientes de haitianos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.