• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La herramienta cuenta con 10 sesiones, que se realizan durante un período de aproximadamente tres meses, en las que se tratan temas como la vulnerabilidad, el estrés, la adherencia a medicamentos y el abuso de sustancias y fármacos.

La herramienta cuenta con 10 sesiones, que se realizan durante un período de aproximadamente tres meses, en las que se tratan temas como la vulnerabilidad, el estrés, la adherencia a medicamentos y el abuso de sustancias y fármacos. | Foto: Reuters

Publicado 16 agosto 2017

Los expertos desarrollaron una intervención basada en teléfonos inteligentes utilizando un marco de ingeniería de sistemas adaptativos y principios de diseño centrado en el usuario.

Un reciente estudio revela que el uso de aplicaciones móviles ayuda a los adultos mayores a manejar sus enfermedades mentales crónicas y graves.

La investigación realizada por investigadores de Dartmouth, Estados Unidos, y que ha sido publicada en el American Journal of Geriatric Psychiatry, señala que los expertos desarrollaron una intervención basada en teléfonos inteligentes utilizando un marco de ingeniería de sistemas adaptativos y principios de diseño centrado en el usuario.

"El uso de intervenciones móviles de salud por adultos con enfermedades mentales graves es un enfoque prometedor que ha demostrado ser altamente factible y aceptable", expresó Karen L. Fortuna, la autora principal del estudio.

Los investigadores probaron, luego de varios intentos, la utilidad de la aplicación en 10 participantes de unos 55 años con enfermedades mentales graves u otras enfermedades crónicas, quienes informaron de un alto nivel de usabilidad y satisfacción con la aplicación de teléfonos inteligentes.

Según la publicación, la herramienta cuenta con 10 sesiones que se realizan durante un período de aproximadamente tres meses. Se tratan temas como la vulnerabilidad, el estrés, la adherencia a medicamentos y el abuso de sustancias y fármacos.

Además, el uso de la aplicación puede ser controlada por los médicos, quienes podrán intervenir cuando se detectan problemas, facilitando así la telemedicina para poblaciones menos accesibles.

"Las aplicaciones de los teléfonos inteligentes también facilitan potencialmente el compromiso de los pacientes en la atención participativa, personalizada y preventiva. A medida que la industria sanitaria adopta cada vez más la prevención y la autogestión de la enfermedad, es importante que los médicos y los pacientes participen activamente en el diseño y desarrollo de nuevas tecnologías que apoyen estos enfoques", detallaron los expertos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.