• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La última declaración jurada del fiscal Nisman sólo mencionaba como propia, a medias con su ex esposa Sandra Arroyo Salgado, una casa en un country.

La última declaración jurada del fiscal Nisman sólo mencionaba como propia, a medias con su ex esposa Sandra Arroyo Salgado, una casa en un country. | Foto: Reuters

Publicado 7 mayo 2015

El fiscal poseía varias propiedades a nombre de su madre, quien declaró haber firmado todo a petición de su hijo, sin saber de que se trataba.

Un análisis hecho a la computadora del fallecido fiscal argentino Alberto Nisman, reveló que él monitoreaba importantes inversiones en Uruguay, Argentina y al parecer en Estados Unidos, todas a nombre de su madre,  Sara Garfunkel.

Al ser interrogada por la fiscal Viviana Fein sobre las propiedades familiares en Uruguay, la madre de Nisman indicó que recordaba haber ido a firmar unos papeles a Montevideo, sin embargo, no estaba al tanto de lo que se trataba, ni a que escribanía fue, y además no recuerda en que medio viajó.

Añadió que todo se hizo a petición de su hijo y que ella solo tuvo que firmar.

Asimismo, en la investigación hecha en la computadora del ex funcionario se determinó que en Punta del Este (Uruguay) posee tres terrenos en el complejo Pueblo Mío, por los que aparecen pagos de expensas de cuatro mil 249 dólares en un trimestre. En el caso de Estados Unidos, surgen informes de análisis de inversiones en bonos, acciones y fondos.

De igual manera, hay resúmenes de tarjeta de 131 mil pesos en un solo mes; pero el promedio no baja de 70 mil. Los datos muestran su participación en un fideicomiso para la construcción de dos departamentos con cochera en Palermo, por el cual hay cuotas de hasta 67.100 pesos.

Ante estos hallazgos, el fiscal Juan Pedro Zoni, solicitó nuevas medidas de pruebas en la causa y por posible lavado de dinero que involucra a la madre, Sara Garfunkel, a la hermana del fiscal, Sandra Nisman, y al informático Diego Lagomarsino, cotitulares de la famosa cuenta en el banco Merrill Lynch de Nueva York.

La sospecha principal es que las inversiones se hayan hecho con fondos de origen dudoso ligados al fiscal que dirigía la Unidad AMIA.

La última declaración jurada del fiscal Nisman sólo mencionaba como propia, a medias con su ex esposa Sandra Arroyo Salgado, una casa en un country, no incluía dinero, autos, inversiones ni la cuenta en el banco Merrill Lynch.

Según documentación de su computadora, además de ser apoderado de esa cuenta, aparecen informes sobre acciones, bonos, fondos de inversión e incluso participación en operaciones de compra de petróleo y granos.

EL DATO: Por su cargo como fiscal, con rango de camarista, Nisman ganaba cerca de 95 mil pesos, y no pagaba ganancias. 

Comentarios
1
Comentarios
Nisman era un corrupto, títere de los servicios de inteligencia de EE. UU. e Israel. Su familia y esposa (la jueza Arroyo Salgado) eran encubridoras. Si hay Justicia todas tendrían que ir a la cárcel... pues dudo que opten por suicidarse.
Nota sin comentarios populares.