• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Alfred de Zayas señaló que el enfoque internacional sobre Venezuela puede ser para distraer de problemas en países como Brasil, Honduras y Argentina.

Alfred de Zayas señaló que el enfoque internacional sobre Venezuela puede ser para distraer de problemas en países como Brasil, Honduras y Argentina. | Foto: teleSUR

Publicado 11 diciembre 2017

"No me gustan las exageraciones, crisis humanitarias existen en muchos países de África, del Medio Oriente, en Venezuela hay escasez, pero hay que saber las causas de estos problemas", explicó el experto de la ONU.

El experto independiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Sobre la Promoción de Un Orden Internacional Democrático y Equitativo, Alfred de Zayas, advirtió sobre el uso del término crisis humanitaria para intervenir Venezuela y derrocar al gobierno actual.

"Ese término de crisis humanitaria se convierte fácilmente en el pretexto para una intervención, con el propósito de derrocar el gobierno actual, que les guste o no, es el gobierno electo", explicó este lunes en una entrevista para teleSUR.

Alfred de Zayas indicó que en Venezuela hay un problema de escasez de alimentos y medicinas "pero no es una situación de urgencia aguda" y el gobierno tiene una serie de programas para resolver esas situaciones.

"No me gustan las exageraciones, crisis humanitarias existen en muchos países de África, del Medio Oriente, en Venezuela hay escasez, pero hay que saber las causas de estos problemas, hasta qué punto es la culpa del gobierno, hasta qué punto es el resultado de una guerra económica que viene del exterior, de sanciones, de la caída de precio del petroleo, de la inflación, del contrabando (hacia Colombia)", detalló.

 

El experto de la ONU recordó la historia de la crisis en Chile en 1973, pero "no olviden que (Henry) Kissinger y (Richard) Nixon dijeron que no se podía tolerar que un modelo alternativo tenga éxito en Latinoamérica y luego se derrocó al gobierno (de Salvador Allende) por la fuerza en un golpe de Estado".

Asimismo, De Zayas indicó que otra posibilidad de los señalamientos de una supuesta crisis humanitaria en Venezuela es distraer: "Hay otros problemas, en Brasil, en Honduras, en Argentina, de los cuales se habla muy poco".

El experto independiente explicó que la intervención en un país solo puede estar sustentada en casos de genocidios, como Ruanda en 1994 y Cambodia en los 70. 

Detalló que el artículo 2, párrafo 3, de la Carta de las Naciones Unidas es muy claro en su condena a las intervenciones, pues aboga por la resolución de los conflictos mediante el diálogo. 

"Los Miembros de la Organización arreglarán sus controversias internacionales por medios pacíficos de tal manera que no se pongan en peligro ni la paz y la seguridad internacionales ni la justicia", dice el artículo 2, párrafo 3, de la Carta de Naciones Unidas.

Sobre los señalamientos de la derecha internacional de juzgar al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, por crímenes de lesa humanidad, el experto de la ONU aseguró que es algo "surrealista" y "no es serio". Indicó que "hay 20 u 30 otros jefes de Estado que caerían mas fácilmente bajo esa jurisdicción".

Cuestionó, además, por qué no se investigan a los Gobiernos involucrados en crímenes de lesa humanidad durante las intervenciones militares en irak, Afganistán y Libia.

 

De Zayas dijo que semanas antes de llegar a Venezuela fue asediado: "Me llamaron todo tipo de epítetos y en las redes sociales se decía que yo no era independiente", pero aclaró que quienes lo critican "no quieren un relator independiente, quieren uno que venga a condenar, yo vengo a escuchar para luego formular recomendaciones constructivas, a mi no me interesa condenar a un Estado, vengo a ayudar mediante asesoría, asistencia técnica".

El experto independiente llegó a Venezuela el pasado 27 de noviembre y sostuvo reuniones con funcionarios gubernamentales, víctimas de violaciones de derechos humanos y de la violencia de las llamadas guarimbas (protestas violentas de la oposición) con el fin de conocer la situación política, económica y social del país.

"He visto 15 o 16 ministros, consejeros, para saber lo que ha pasado en los últimos años, sobre la caída de los precios del petróleo, de la escasez, el desabastecimiento", especificó.

"Quería ver con mis propios y al final de mis ocho días de visita entregué al canciller unas recomendaciones preliminares", dijo.

Indicó que antes de venir a Venezuela revisó los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y dijo no estar convencido de que su metodología "sea correcta y objetiva".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.