• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"El Bundestag no debe dejarse chantajear por las amenazas de Turquía", sentenció el diputado del Partido de Izquierda alemán, Gregor Gysi.

"El Bundestag no debe dejarse chantajear por las amenazas de Turquía", sentenció el diputado del Partido de Izquierda alemán, Gregor Gysi. | Foto: RT

Publicado 2 junio 2016

Antes de la votación del Bundestag, Turquía envió miles de correos intimidatorios a diputados alemanes para evitar que este país reconociera como genocidio las acciones cometidas por el Imperio otomano en contra de los armenios.

La Cámara Baja del Parlamento alemán aprobó este jueves una resolución que reconoce como genocidio la persecución, deportación y masacre de entre 800 mil y 1,5 millones de armenios cristianos cometidas hace más de un siglo, en 1915, por el Imperio otomano.

>> Lavrov exige a Turquía que retire sus tropas de Iraq

La moción, que también reconoce la responsabilidad que Alemania tuvo sobre el hecho, porque para ese entonces era aliado del Imperio, fue aprobada con un voto en contra y una abstención por la coalición de gobierno de conservadores y socialdemócratas.

Turquía, por su parte, acepta que en las deportaciones de armenios ocurridas durante la Primera Guerra Mundial murieron miles, pero se niega considerar los actos cometidos por sus antepasados como un exterminio organizado.

>> Turquía se prepara para invadir a Siria

Este lunes, armenios instaron al Bundestag a no dejarse intimidar por Turquía. EFE

Antes de la votación, el presidente del Bundestag, como también se le conoce a la Cámara Baja, Norbert Lammert subrayó que "un parlamento no es una comisión de historiadores y mucho menos un tribunal", pero que el cuerpo colegiado alemán no tiene la intención de evitar "cuestiones incómodas", más cuando se conoce la participación que tuvo el imperio alemán en el genocidio cometido en contra de armenios y de otras minorías cristianas hace cien años en el Imperio Otomano.

Lammert, además, indicó que los parlamentarios alemanes están dispuestos a aceptar las críticas y a no dejarse intimidar, al tiempo que resaltó que el "sincero y autocrítico análisis" del pasado no tiene que afectar las relaciones bilaterales, y por el contrario constituye una condición para la reconciliación y la cooperación. El diputado del Partido de Izquierda alemán, Gregor Gysi, lo apoyó al señalar: "Tenemos que llamar a esto lo que fue: un genocidio. El Bundestag no debe dejarse chantajear por las amenazas de Turquía", sentenció.

>> Turquía dice que mató a 28 terroristas del Daesh en Alepo

En contexto
En las horas previas a la votación, Turquía envió miles de correos electrónicos con mensajes intimidatorios a los diputados alemanes, también envió amenazas a algunos periodistas.
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ya había advertido que si la moción se aprobaba, las relaciones entre Ankara y Berlín se podían ver afectadas. "Si se produce este juego las relaciones diplomáticas, económicas, militares; todas las relaciones, se verán afectadas", señaló. El primer ministro turco, Binali Yildirim, agregó que la resolución supone "una prueba real a la amistad" entre los dos países.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.