• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Merkel aboga por una solución diplomática al conflicto entre Rusia y Ucrania (Foto: Archivo)

    Merkel aboga por una solución diplomática al conflicto entre Rusia y Ucrania (Foto: Archivo)

  • Crimea pasó a formar parte, oficialmente, del territorio de la Federación Rusa (Foto: Archivo)

    Crimea pasó a formar parte, oficialmente, del territorio de la Federación Rusa (Foto: Archivo)

Publicado 27 marzo 2014

La canciller alemana, Angela Merkel, abogó este miércoles por encontrar una solución diplomática al conflicto político generado tras la separación de Crimea de Ucrania y su adhesión a Rusia, asegurando que no está interesada en la escalada de la crisis, ni tampoco en la aplicación de sanciones sobre Moscú.

"No estoy interesada en una escalada, al contrario, estoy trabajando para revertir la situación", declaró Merkel tras una reunión con su colega surcoreana, Park Geun-hye.

La situación que generó la reunificación de Crimea con Rusia ya provocó que la Unión Europea aplicara el denominado segundo nivel de sanciones, que incluye el bloqueo de cuentas y la prohibición de viajar a Europa a una treintena de ciudadanos del Gobierno ruso.

De acuerdo con la Canciller, “la situación aún no ha evolucionado de forma que sea preciso alcanzar el tercer nivel, el de las sanciones económicas” contra el Kremlin.

En ese sentido, la jefa del Gobierno alemán considera que Rusia “violó acuerdos internacionales tras su actuación en Crimea”. Sin embargo, agregó sentir confianza en que Moscú no lo seguirá haciendo y evitará ser sancionada.

“La determinación de la Unión Europea y Estados Unidos es clara a este respecto” y “Rusia debe saber que Occidente está preparado para una reacción clara en el caso de que vuelva a violar acuerdos internacionales”.

Para la Canciller, Moscú irrespeto el Memorando de Budapest de 1994, por el que se comprometió a respetar la integridad territorial de Ucrania.

La agencia Russia Today (RT) reseñó que, según expertos alemanes, las sanciones tendrían un impacto negativo, en primer lugar, sobre la economía alemana, puesto que cerca de 300 mil puestos de trabajo dependen de las relaciones económicas con Moscú.

Además, en 2013 el intercambio comercial entre Rusia y Alemania superó los 100 mil millones de dólares, al mismo tiempo que unas seis mil empresas alemanas tienen negocios en Rusia, con inversiones cercanas a los 28 mil millones de dólares.

Por su parte, el ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, subrayó que actualmente no existen causas fundamentales para creer que las sanciones podrían afectar a la economía de su país.

Previamente, el pasado viernes 21 de marzo, el presidente ruso, Vladimir Putin, promulgó la incorporación de la República de Crimea y del puerto de Sebastopol a Rusia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.