• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, afirmó durante su conferencia que Alemania busca interferir en contra del cambio constitucional.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, afirmó durante su conferencia que Alemania busca interferir en contra del cambio constitucional. | Foto: Reuters

Publicado 6 marzo 2017

El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Peter Altmeier, afirmó que no existe "ninguna razón" para el ataque y los reproches por parte del Gobierno turco.

El Gobierno de Alemania calificó este lunes de "absolutamente inaceptables" las declaraciones del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, donde acusó a los líderes germanos de realizar "prácticas nazis".

"Como Gobierno federal se lo vamos a decir muy claramente a Turquía (...) No hay ninguna razón para que se nos den lecciones, ni se nos hagan reproches", afirmó Peter Altmeier, ministro alemán de Asuntos Exteriores.

>> Turquía da un paso más para erigir un sistema presidencialista

Este acto fue calificado por Altmeier, principal colaborador de la canciller alemana Angela Merkel, como "absolutamente inaceptable".

Por su parte, Turquía acusó a Alemania de atentar contra el intento del presidente Erdogan de aumentar sus poderes.

Las declaraciones de Erdogan vienen dadas luego de que el Gobierno alemán prohibiera los actos de apoyo al Gobierno turco en su territorio.

"Quieren darnos lecciones de democracia y luego no permiten que hable un ministro turco. Holanda también quiere hacer lo mismo, quizás otros (países) también. Aprenderán a respetar (la libertad de) opinión y pensamiento. Llevaremos esta cuestión a los foros internacionales, porque no queremos ver un resurgimiento del nazismo", afirmó Erdogan en un mitín realizado en Estambul a favor del referendo sobre la ampliación de sus poderes.

>> Erdogan: El nazismo todavía continúa en Alemania

La prohibición surgió tras la realización de varios actos programados por la comunidad turca residente en Alemania, en apoyo al referendo constitucional que celebrará Turquía el 16 de abril. En esta consulta, los ciudadanos decidirán si realizan una reforma electoral, donde el jefe de Estado tendrá influencia sobre los poderes legislativo y judicial.

Este sufragio apunta a un claro fortalecimiento del poder presidencial.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.