• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Mohammad Baqer Qalibaf quedó en segundo lugar en la elecciones presidenciales de 2013.

Mohammad Baqer Qalibaf quedó en segundo lugar en la elecciones presidenciales de 2013. | Foto: Reuters

Publicado 15 mayo 2017

A cuatro días de las elecciones, el alcalde conservador abandona su candidatura para respaldar al también conservador Ebrahim Raisi, principal rival del actual mandatario Hasan Rohani. 

El alcalde de Teherán (capital de Irán), Mohammad Bagher Qalibaf, anunció este lunes su retiro de la carrera electoral para las presidenciales a realizarse este viernes y manifestó su apoyo al candidato conservador, el clérigo Ebrahim Raisí.

"Les pido a todos mis seguidores en el país que den todo su apoyo para el éxito de nuestro gran hermano hoyatoleslam seyed Ebrahim Raisí”, expresó en una carta publicada en redes sociales y reseñada por medios oficiales.

>> Irán y Afganistán buscan ampliar cooperación antiterrorista

Qalibaf, de 55 años, tenía una base de apoyo fuerte en la capital iraní, pero estaba envuelto en un escándalo de corrupción, por lo que su apoyo en el resto del país era escaso.

El alcalde, quien fue también candidato a las presidenciales de 2005 y 2013, explicó que el objetivo de su renuncia es que “de fruto el 'Gobierno de Trabajo y Dignidad'" en referencia al lema de campaña de Raisí.

"Lo más importante, lo más vital, es defender los intereses del pueblo, de la nación, y de la Revolución (Islámica)”, declaró Qalibaf en citas reproducidas por la agencia oficial de noticias IRNA. "Este gran ideal sólo podrá hacerse realidad si cambiamos el status quo", agregó.

De acuerdo a las últimas encuestas, el favorito a la presidencia es el actual mandatario Hasan Rohani, quien busca la reelección mediante una apertura y mejora de las relaciones con Occidente, mientras que considera como éxitos el acuerdo nuclear y el levantamiento de sanciones.

Sin embargo, los conservadores critican que persiste el alto desempleo, especialmente entre los jóvenes, a pesar del crecimiento económico del último año.

>> Al menos 35 muertos y 69 heridos por explosión de mina en Irán

Por su parte, el otro candidato, el clérigo conservador Raisí,  es un neófito político que tiene una dilatada carrera en la judicatura y se desempeña como administrador de la fundación Astan Quds Razavi, del mausoleo del imán Reza en la ciudad de Mashad.

Con la renuncia de Qalibaf se mantienen aún cinco candidatos a la presidencia, aunque todo parece indicar que la competencia será entre Rohani y Raisi. Si el favorito no supera el 50 por ciento de los votos, habrá una segunda vuelta el 26 de mayo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.