• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El presidente, Pierre Nkurunziza, suspendió el diálogo con la oposición antes de la elecciones

    El presidente, Pierre Nkurunziza, suspendió el diálogo con la oposición antes de la elecciones | Foto: EFE

Publicado 21 julio 2015

La tensión en el país africano continúa durante el inicio de la jornada electoral para elegir al jefe de Estado. Ciudadanos temen la prolongación de la crisis ante enfrentamientos y represión policial.

La Policía de Burundi reportó este martes dos muertos durante el inicio de la jornada electoral para elegir presidente, marcada por la violencia y la inestabilidad tras los disturbios ocurridos en abril pasado por el anuncio de candidatura del actual mandatario, Pierre Nkurunziza.

 

 

La noche del lunes varias explosiones y disparos en Buyumbura, capital de Burundi, alarmaron a los ciudadanos en víspera del proceso comicial.

Testigos dijeron a la agencia AP que unos desconocidos abrieron fuego contra oficiales de la policía en el barrio de Ngagara (norte) de Buyumbura, y estos de inmediato accionaron sus armas en respuesta. 

 

Dos de las explosiones se escucharon en el barrio de Nyakabiga, al noreste de la periferia, y otros disparos en Kanyosha, sur de la ciudad. En la tarde, una granada explotó dentro de un comercial del centro de Buyumbura sin causar víctimas.

DATO »  Al menos 3,8 millones de burundeses están convocados a las urnas para elegir un nuevo mandatario este martes, en unos comicios en los que la oposición ha denunciado por considerar inconstitucional la candidatura de Nkurunziza a un tercer mandato, lo cual ha sumido al país africano en una de las peores crisis políticas en los últimos 10 años. 

No hay diálogo

Nkurunziza​ suspendió este martes el diálogo previsto con dirigentes de la oposición referente a los comicios presidenciales fijados en principio para el pasado 15 de julio, pese a la mediación de Uganda para poner fin a la crisis política. 

El domingo, las conversaciones fueron aplazadas de forma indefinida después de cuatro días de negociaciones infructuosas y por último la ausencia de la delegación presidencial.


El ministro burundés del Interior, Édouard Nduwimana, responsabilizó a la oposición del fracaso de las conversaciones y aseguró que es "incoherente continuar con el diálogo cuando ciertas partes parecen tener otros objetivos (que llegar a un acuerdo)", señaló en una nota la agencia EFE. 

Nkurunziza justifica la suspensión de las conversaciones con el argumento de que varios líderes de la oposición firmaron un documento en el que se pedía la creación de un consejo nacional para el respeto de los Acuerdos de Arusha, (pedir la retirada de su candidatura a la presidencia).

Los burundeses prefieren huir antes que votar. Foto: EFE
 

Ante la decisión del jefe de Estado, los opositores declararon el retiro de la delegación presidencial de las negociaciones y aseguran que lograron su objetivo: evitar un nuevo aplazamiento de las elecciones. 

¡Seguridad y paz!

Mientras la tensión aumenta en Buyumbura por el riesgo de nuevos enfrentamientos y manifestaciones similares a los que dejaron unos 80 muertos y más 140 mil desplazados en abril, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó a las autoridades del país a “hacer todo lo posible  para mantener la seguridad y la paz durante las elecciones presidenciales (...)  a abstenerse de cometer toda forma de violencia que pueda comprometer la estabilidad de Burundi y de la región", según un comunicado. 

Por su parte, la Unión Africana dijo que no enviará observadores a las elecciones de Burundi, dado que "las condiciones no son las necesarias para unas elecciones creíbles, transparentes y libres", informó la agencia Europa Press. 

La ONU espera que la jornada se lleve a cabo en calma, debido a que el mandatario burundés cuenta con el apoyo del Tribunal Constitucional, el cual autorizó su candidatura al considerar que fue designado para su primer mandato por el Parlamento.

DATO »  Un informe del Alto Comisionado de la Agencia para Refugiados de las Naciones Unidas (Acnur) asegura que 145 mil personas han huido de Burundi hacia Tanzania, República Democrática del Congo y también hacia Ruanda, país con el que tienen afinidad étnica a causa de la crisis política. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.