• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los agentes de la Guardia Nacional de Ucrania están disparando contra las fuerzas de la autodefensa. (Foto: dw)

    Los agentes de la Guardia Nacional de Ucrania están disparando contra las fuerzas de la autodefensa. (Foto: dw)

Publicado 3 mayo 2014

Al menos diez muertos y más de 30 heridos tras el ataque de la Guardia Nacional de Ucrania a la ciudad de Kramatorsk, en la región de Donetsk, según informaron las autodefensas.

Los agentes de la Guardia Nacional de Ucrania dispararon contra las fuerzas de la autodefensa, dijo uno de los efectivos de las milicias de Kramatorsk a la agencia Ria Novosti.

"Personalmente he visto varios heridos", dijo el interlocutor, identificado como Iván, a la agencia rusa.

"Se trata de un convoy de 10 a 14 vehículos blindados y otros equipos militares. Fue bloqueado por los civiles y las milicias. Pero al caer la noche empezaron a disparar sus ametralladoras", dijo Iván.

El jefe de gabinete del gobierno de facto en Ucrania, Serguéi Pashinski, dijo que el operativo contra los partidarios del federalismo en las ciudades de Slaviansk y Kramatorsk se desarrolla de conformidad con lo programado y continuará.

Alegó que las fuerzas militares "actúan de una manera muy correcta" respecto a los vecinos.

No obstante, en la madrugada del sábado la Guardia Nacional y las tropas enviadas a la provincia de Donetsk por Kiev retomaron la fase activa de la operación.

Según informa a través su página de Facebook el ministro del Interior del Gobierno autoproclamado de Ucrania, Arsén Avákov, han restablecido el control sobre la torre de televisión en la ciudad de Kramatorsk.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, instó a las autoridades ucranianas a detener la matanza de sus propios ciudadanos. "La gente que ostenta el poder en la capital de Ucrania debe recuperar su conciencia y detener la matanza de sus ciudadanos, si no, el destino del país puede ser muy triste", escribió el primer ministro ruso en Facebook.

Сalificó el uso de la fuerza en el sureste de Ucrania como un "signo de impotencia de las autoridades actuales de Kiev".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.