• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El acuerdo debe ser legitimado por los colombianos. (Foto: EFE)

El acuerdo debe ser legitimado por los colombianos. (Foto: EFE) | Foto: EFE

Publicado 8 octubre 2014

En un foro en España, Humberto de la Calle, jefe de la delegación del Gobierno de Colombia en las negociaciones de paz, señaló que el acuerdo que se alcance con las FARC deberá ser aprobado por todos los colombianos.

El jefe de la delegación del Gobierno de Colombia que negocia con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba, Humberto de la Calle, afirmó este miércoles que un eventual acuerdo de paz con el grupo tendrá que ser refrendado por los colombianos.

La intensión de esto es que el acuerdo goce de una legitimidad que permita poner fin a un conflicto de más 50 años.

"Son los colombianos los que tendrán que decirnos si ese acuerdo es razonable".

Humberto de la Calle

"De alguna manera estamos trabajando en un borrador de acuerdo. Son los colombianos los que tendrán que decirnos si ese acuerdo es razonable, mirando en su conjunto, con sus concesiones, ventajas, desventajas y claroscuros", señaló De la Calle, ante empresarios y políticos en el Forum Europa en Madrid.

El jefe negociador se encuentra de visita en la capital de España para dar a conocer ante empresarios, políticos, académicos y la colonia colombiana los avances en las negociaciones de paz que mantiene con las FARC en La Habana.

"Por primera vez, vemos una oportunidad real para acabar con el conflicto y lograr la paz", afirmó De la Calle, que estuvo acompañado de la canciller de Colombia, Ángela Holguín, y el expresidente del Gobierno español, Felipe González.

El jefe de la delegación explicó que la mesa de negociación todavía tiene que acordar la manera en que se hará la refrendación y mencionó como posibilidades un referéndum, una consulta popular o un plebiscito.

De la Calle recordó que ya se han logrado acuerdos en tres de los puntos de la mesa de conversaciones: desarrollo rural y reparto de tierras agrícolas; reinserción en la vida política de los militantes desmovilizados, y narcotráfico y los cultivos ilícitos.

En estos momentos, la mesa de La Habana negocia la reparación de las víctimas y queda pendiente el punto relativo al cese el fuego y dejación de las armas, que ya está adelantando una subcomisión técnica y que es el "punto más complejo y delicado".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.