• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"La misión de las fuerzas del orden nunca, desde hace décadas, había sido tan necesaria, tan exigente"

"La misión de las fuerzas del orden nunca, desde hace décadas, había sido tan necesaria, tan exigente" | Foto: EFE

Publicado 7 enero 2016

Durante un acto de homenaje a las fuerzas del orden, el presidente de Francia, François Hollande, rindió tributo a los fallecidos en el atentado contra Charlie Hebdo.

Francia conmemora este jueves el primer aniversario del atentado terrorista contra la revista satírica Charlie Hebdo que con al menos 12 muertos y 11 heridos reveló la dimensión real de la amenaza extremista sobre el país europeo, que todavía debate cómo hacerle frente.

En este contexto, el mandatario de esa nación, François Hollande, afirmó que la amenaza sobre Francia sigue siendo temible e insistió en que la misión de las fuerzas del orden nunca, desde hace décadas, había sido "tan necesaria, tan exigente, porque el terrorismo no ha dejado de hacer pesar una amenaza temible sobre nuestro país".

En un acto de homenaje a las fuerzas del orden que coincide con el primer año de este ataque, el presidente explicó que en este lapso se ha prohibido salir de Francia a unas 200 personas que tenían planes de ir a Siria e Irak para integrarse en grupos extremistas.

En cuanto al proyecto de ley que se presentará oficialmente en febrero y que endurece el Código Penal contra el crimen organizado y el terrorismo, Hollande detalló que  el procedimiento punitivo se simplificará para que la policía "pueda consagrarse plenamente a la investigación" y quede liberada de algunas tareas administrativas.

Este proyecto otorga poderes suplementarios a las fuerzas del orden y a los fiscales para llevar a cabo procedimientos, como registros de domicilios o residencias vigiladas, que actualmente necesitan recibir la autorización de los jueces.

Otro punto del proyecto de ley es el referido al uso de las armas, que no se limitará a la legítima defensa frente a "individuos que han matado y que se disponen a matar".

EL DATO: El atentado contra Chalie Hebdo era el más sangriento en territorio francés desde la guerra de Argelia, hasta que la matanza del 13 de noviembre de 2015 en las terrazas de París y la sala Bataclan (muy cerca de la redacción de la revista) estableció una nueva y trágica marca, con 130 víctimas.

El presidente de Francia resaltó que durante el último año se ha incrementado el dispositivo antiterrorista y reveló que desde que decretó el estado de emergencia tras los ataques del 13 de noviembre en París, los registros administrativos han permitido poner en evidencia 25 infracciones en relación directa con el terrorismo.

Hollande también está en el origen de una reforma constitucional para integrar en la Carta Magna disposiciones sobre el estado de emergencia y otras sobre la retirada de la nacionalidad francesa a personas condenadas por terrorismo.

Portada de Chalie Hebdo

Un día antes de esta conmemoración, el semanario satírico publicó un número especial, en cuya portada muestra el dibujo de un dios con un fusil de asalto al hombro y la leyenda "el asesino sigue suelto".

El número se presenta más ateo y satírico que nunca, y con una tirada de un millón de ejemplares.

El dibujante Riss, uno de los miembros de la redacción que sobrevivió al atentado y ahora es su director, afirma que Charlie Hebdo, "periódico de combate divertido", debe estar donde los otros no osan ir.

Con orgullo, Riss contó a la AFP cómo los supervivientes lograron hacer renacer el semanario que los atacantes creían muerto. "Un periódico de combate, pero un combate divertido, disparatado", especialmente en pro del laicismo.

Vea también→ Revista 'Charlie Hebdo' se burla de atentados en París 

En contexto
Poco después de las 11H30 hora local (10H30 GMT) del 7 de enero de 2015, los hermanos Said y Cherif Kouachi irrumpieron en la sede de la revista, en el este de París, que estaba en el punto de mira de los integristas por sus polémicas viñetas sobre Mahoma.
Se dirigieron a la segunda planta, donde se celebraba el consejo de redacción para preparar el próximo número, y allí asesinaron a sangre fría a ocho miembros de "Charlie Hebdo", a un invitado y a un policía que hacía de escolta.
Entre los fallecidos, leyendas de la caricatura como el director del semanario, Stéphane Charbonnier "Charb", Jean Cabut "Cabu", Bernard Verlhac "Tignous", Philippe Honoré y Georges Wolinski.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.