• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La visita marcó los logros de dos años de negociaciones bilaterales.

La visita marcó los logros de dos años de negociaciones bilaterales. | Foto: EFE

Publicado 21 marzo 2017

Este martes 21 de marzo se cumple un año de la visita del presidente estadounidense Barack Obama a la isla de Cuba. En ese tiempo ha prevalecido una mayoría republicana en el Congreso estadounidense y un nuevo presidente, Donald Trump ha ocupado la Casa Blanca.

La Administración estadounidense de Barack Obama impulsó varios acuerdos políticos con el Gobierno cubano para iniciar un proceso de normalización de las relaciones bilaterales. En 2014 los cuerpos diplomáticos de ambos países comenzaron las conversaciones con miras a levantar las restricciones comerciales.

El presidente actual de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con revocar las órdenes ejecutivas de Obama en relación a Cuba bajo la condición de que el Gobierno cubano “restaurara las libertades en la isla y ofreciera un mejor acuerdo”. Informó que se encuentra “en medio de una revisión completa de todas las políticas de EE.UU. hacia Cuba”. Sin embargo, no ha compartido detalles sobre lo que esto significa.

Bloqueo económico

Obama utilizó en su momento órdenes ejecutivas para evadir el bloqueo económico que los Estados Unidos ha mantenido sobre el país caribeño desde 1962. A pesar de su apertura diplomática firmó para renovar la ley del bloqueo cerca del final de su mandato.

Antes de tomar posesión, Trump mostró apoyo a la apertura hacia Cuba, siendo el único candidato republicano en hablar positivamente sobre ese país. Posteriormente radicalizó su postura contra la isla, similar a la que han tenido los anteriores mandatarios de Estados Unidos.

La ONU ha votado de forma unánime en contra del bloqueo | Foto: EFE

Movilidad entre los países

Luego de las órdenes ejecutivas de Obama se comenzó un proceso de regularización de vuelos aéreos entre los dos países. Lo vuelos directos se han incrementado y se han firmado acuerdos para el acceso de cruseros y libre tránsito.

Trump ha firmado una orden ejecutiva que bloquea el acceso de refugiados y migrantes; y que además busca agilizar los procesos de deportación. Un grupo de jóvenes teme que el nuevo presidente repela bajo la misma lógica la ley de Acción Diferida para los Niños Inmigrantes, conocida como la ley Dreamers (inglés de soñadores).

Ley Helms-Burton

La administración Obama dejó a su final un récord de multas a empresas y bancos con base en una ley que obliga a las empresas a elegir entre hacer negocios con Estados Unidos o comerciar con Cuba.

Trump no ha hecho mención de la ley ni su intención de utilizarla como medida de presión como lo han hecho sus predecesores. Sin embargo, analistas temen que la revisión de Trump concluya en un fortalecimiento de las sanciones y del bloqueo.

La visita de Obama fue seguida por millones de cubanos | Foto: EFE

Pies mojados/pies secos

Obama removió este año, antes de abandonar la Casa Blanca, la política denominada como “pies mojados/pies secos”. Esta permitía a los cubanos que abandonan la isla obtener asilo y residencia en Estados Unidos.

El opositor cubano Jorge Luis García Pérez, conocido como “Antúnez”, solicitó al presidente Trump que restableciera esta política pues considera que la decisión fue tomada para complacer al presidente cubano Raúl Castro. 

Guantánamo

Obama prometió durante su campaña presidencial de 2008 que cerraría el centro de reclusión ilegal en el territorio cubano de Guantánamo, que Estados Unidos ocupa ilegalmente desde 1903. Aunque Obama no cumplió esta promesa, sí liberó a 122 presos que se encontraban recluidos allí y transfirió a 196 a otros países, dejando solo 41 prisioneros.

El fiscal general de Trump, Jeff Sessions, ha insistido en continuar utilizando esta base naval como centro de reclusión a lo que el presidente Trump ha dado el visto bueno. Consideró la decisión de Obama como una terrible decisión.


Foto: EFE

Las conversaciones de Obama con Cuba culminaron en una visita oficial. La primera de un mandatario estadounidense en 88 años. A partir de este gesto se han comenzado a dar visitas oficiales de funcionarios estadounidenses a la isla. Comisiones del congreso, casi todas demócratas, han dado los primeros pasos para concretar acuerdos comerciales.

Por su parte, el presidente Trump llamó a Fidel Castro un “brutal dictador” y cree que Cuba no ha hecho ninguna “concesión” en el proceso de normalización de las relaciones bilaterales a pesar de “todo lo que se le ha regalado”. Con dos meses de inaugurado en la Casa Blanca, Trump no ha realizado ningún contacto directo con Cuba.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.