• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La investigación se efectuó en 100 países.

La investigación se efectuó en 100 países. | Foto: EFE

Publicado 9 mayo 2016





Científicos revelaron que los hombres de mediana edad son los que menos duermen.

La crisis global del sueño podría tener su origen en la presión cultural que está acortando el tiempo que se invierte en dormir y alterando los hábitos de las personas. 

Así lo concluyó un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, que se publicó en la revista Science Advances. 

El coautor de la investigación, Daniel Forger, advirtió que las presiones sociales debilitan o enmascaran de alguna forma los ritmos biológicos y eso hace que los ciudadanos retrasen el momento de irse a la cama.

>> Ecuador inicia investigación en anfibios para crear fármacos

"Todos los casos indican que la sociedad regula el horario de sueño (hora de acostarse) mientras que el reloj interno regula la hora de despertarse, por lo que irse a dormir más tarde va asociado a pérdida de tiempo de sueño", explicó. 

Recordó además que la falta de sueño puede conducir a un aumento del riesgo de obesidad, de contraer diabetes o de padecer problemas cardíacos y que cada media hora de sueño supone una gran diferencia en relación al rendimiento del cerebro.

Y por si fuera poco señaló que "si usted ha dormido poco puede realizar todas sus actividades igual que cuando está borracho".

>> Vehículos de conducción autónoma estarán listos en cinco años

El estudio, que se efectuó en 100 países, estableció que los habitantes de Japón y Singapur son los que menos duermen con un total de siete horas y 24 minutos al día en promedio.

Los investigadores también descubrieron que los hombres de mediana edad son los que menos duermen, mientras que las mujeres lo hacen al menos media hora más que ellos. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.