• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 16 marzo 2016



A dos años de la incorporación de Crimea a Rusia, Estados Unidos con el apoyo de los líderes ucranianos continúan con las sanciones a Rusia, para presionarla y que finalmente devuelva la península a Ucrania.

El viceprimer ministro de la península de Crimea, Vitali Najlupin, aseguró la semana pasada que dos años después de la reunificación con Rusia aprendieron cómo evitar las adversidades de las sanciones de Occidente, reseñó Sputnik News.

“Las listas de sanciones, y las respectivas decisiones que se toman por allá, por lo general no afectan la economía de Crimea”, manifestó Najlupin.

Para el presidente del Consejo Supremo de Crimea, Vladímir Konstantínov, hieren más la moral que daños económicos reales.

"Estas sanciones son ofensivas moralmente y no materialmente", dijo Konstantínov.

>> República de Crimea: Un año de adhesión a Rusia

Recordó que cuando la península formó parte de Ucrania, los numerosos embajadores de Occidente que la visitaron no ayudaron a traer a la economía de la península “ni un dólar”.

"Nos enseñaron la democracia, aprendimos bien, votamos (en el referendo de marzo), y ahora castigan a los habitantes de Crimea por su elección", agregó Konstantínov.

El viceprimer ministro manifestó que sabe cómo evitar las sanciones y está a la expectativa de nuevas inversiones.

Estados Unidos (EE.UU.) amplió el martes pasado la lista de países sancionados, específicamente 34 personas y entes jurídicos de Rusia. Varias fábricas de vinos de Crimea y sucursales de los bancos más reconocidos. 

EE.UU. continuará con las presiones para que Rusia devuelva la península de Crimea

El embajador de EE.UU. en Moscú, John Tefft, afirmó que su país continuará con las presiones, por medio de las sanciones, para que la nación europea devuelva Crimea a Ucrania.

"El objetivo de las sanciones de EE.UU. es defender Crimea, presionar a Rusia para poner fin a la ocupación y devolver la península a Ucrania", escribió el diplomático en la cuenta de Facebook de la embajada en el marco de una sesión de preguntas y respuestas.

Otras de las formas de coacción de la Casa Blanca contra la península, fue el bloqueo alimentario y energético en noviembre pasado, por causa de la organización Medzhlís (Congreso Popular) del Pueblo Tártaro, y financiada por el Departamento de Estado de EE.UU., aseguró el jefe de la República de Crimea, Serguéi Aksiónov.

"De hecho, ellos reciben financiamiento de allí y con anterioridad también se financiaban de esa fuente", indicó Aksiónov.

>> De Crimea a la Crisis de los Misiles

En la nota destacaron que los líderes de Medzhilís, Refat Chubárov y Mustafá Cemilev, participaron en noviembre pasado en el bloqueo alimentario y energético de Crimea desde el territorio ucraniano y otros hechos calificados por las autoridades de genocidio contra toda la población de la península.

"Conozco a todos esos líderes, además de robar a su pueblo, no hacían aquí ninguna otra cosa, todos saben con qué se ganaron su fortuna los señores Chubárov, Cemilev y muchos otros activistas, el señor Cemilev, incluso cuando Crimea formaba parte de Ucrania, siempre iba corriendo a la embajada de EEUU en Kiev, y entonces comenzaban las llamadas (de la misión diplomática)", detalló el jefe de la República.

De acuerdo con Aksiónov, Crimea no es un lugar para un partido que profesa ideales radicales e insta al odio.

El Tribunal Supremo de Crimea anunció  en días pasados que estudiará la posibilidad de declarar al Medzhlís como organización extremista y prohibirla en el territorio de la Federación Rusa.

En febrero pasado, el ministro ruso de Justicia, Alexander Konová, declaró que Rusia no violó la legislación internacional al incorporar a Crimea a su territorio.

Sobre la base de estos argumentos responderán a las demandas de Ucrania en la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH), aseguró Konová.

“Rusia formuló su planteamiento legal con respecto a Crimea, consideramos que no violamos leyes rusas ni tampoco internacionales”, dijo Konoválov al indicar que su país prepara una respuesta a Kiev con la compilación de propuestas y opiniones varias organizaciones y entes.

En contexto

Crimea y Sebastopol pasaron a ser regiones de Rusia en marzo de 2014 luego del referendo, en el que el partido político que representa al presidente de Rusia, Vladimir Putin, recibió el apoyo de más de 70 por ciento de los electores.

Por su parte, autoridades de Kiev no reconocieron los resultados de la votación popular ni la incorportación de la península a Rusia. De hecho, la calificaron de “anexión ilegal”, al igual que EE.UU. y la Unión Europea (UE).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.