90 años de prisión para exjefe policial de Guatemala | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • García Arredondo fue setenciado este lunes después de declararse inocente

    García Arredondo fue setenciado este lunes después de declararse inocente | Foto: PL

Publicado 19 enero 2015

Pedro García Arredondo pagará una condena de 90 años de prisión por delitos de lesa humanidad cometidos hace más de 30 años, en el incendio de la embajada de España en Guatemala.

El tribunal de Guatemala condenó al exjefe de la antigua Policía Nacional, Pedro García Arredondo, a 40 años de prisión por el incendio que causó la muerte de 37 personas en la embajada de España el 31 de enero 1980. 

En la sentencia sumaron otros 50 años por la muerte de dos estudiantes cuando asistían al funeral de las víctimas de la quema de la embajada de España.

De acuerdo con el diario guatemalteco Prensa Libre, la pena dictada este lunes, se suma a los 70 años a los que ya fue condenado García Arredondo por la desaparición del estudiante Edgar Enrique Sáenz Calito, en 1981. 

Más temprano, el Tribunal determinó que las fuerzas de seguridad del país, en ese entonces la Policía Nacional, violaron todos los convenios internacionales al entrar sin autorización a la sede diplomática de España.

La alta instancia judicial alegó que García Arredondo es culpable por haber comandado el contingente que tomó y quemó la embajada.

El corresponsal de teleSUR en Guatemala, Mario Rosales, informó de la audiencia a través de su cuenta en la red social Twitter. 

García Arredondo compareció ante el Tribunal la mañana de este lunes, en una audiencia pública y se declaró inocente de los delitos que se le imputan. “No pudo probar mi responsabilidad, sigo siendo el único inocente. Repito una vez más, soy inocente”, dijo ante las juezas.

Minutos después de escuchar al exjefe de la policía, las juristas se retiraron para deliberar y convocaron para dar a conocer su veredicto.

El MP pedía una condena de mil  240 años de cárcel para García Arredondo por asesinato en grado de tentativa y delitos de lesa humanidad.

Las juezas han calificado la quema de la embajada como una operación policial clandestina ejecutada por la Policía Nacional, pues los agentes evitaron el ingreso de la Cruz Roja, los cuerpos de rescate y los medios de comunicación. Es decir, no dejaron que prestaran auxilio a las personas que dentro se incineraban.

“Los gritos de sufrimiento de las víctimas eran desgarradores'', recordó durante el juicio el periodista Raúl Meoño, testigo del suceso en el que también murió el padre de la activista indígena Rigoberta Menchú.

En ese orden, una de las juezas reiteró que el acusado “fue partícipe en grado de autor del asesinato de las 37 víctimas, quienes se encontraban en total indefensión”.

El DATO
La masacre de la embajada de España en Guatemala ocurrió el 31 de enero de 1980, cuando efectivos de la Policía Nacional asaltaron la sede diplomática ocupada por miles de campesinos, entre ellos, Vicente Menchú, padre de la activista indígena por los derechos humanos, Rigoberta Menchú, quien junto a estudiantes denunciaban la represión militar y las masacres de la dictadura.
De acuerdo con la Fiscalía, García Arredondo fue quien dio la orden de incendiar el edificio diplomático. En el asalto murieron 37 personas, la mayoría campesinos, Vicente Menchú, era uno de los fallecidos junto a tres ciudadanos españoles.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.