• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 16 octubre 2015

En exclusiva para teleSUR, el ministro venezolano, Ricardo Menéndez, dijo que el aumento del salario mínimo protege al pueblo de la guerra económica.

El ministro del Poder Popular para la Planificación y el Conocimiento de Venezuela, Ricardo Menéndez, aseguró este viernes en exclusiva para teleSUR que “el verdadero incremento del salario mínimo no es 30 por ciento, sino 67 por ciento”. 

Explicó que el aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro no es sólo de 30 por ciento, sino de 67 por ciento al sumar el ingreso total de los tickets de alimentación. Saludó las medidas aplicadas por el Gobierno para garantizar la seguridad alimentaria del pueblo venezolano.

“Debemos recordar que existen dos modelos en nuestro país, el neoliberal y capitalista, y el modelo socialista respaldado por los venezolanos”, dijo al tiempo que recalcó que en ningún país del mundo se observan indicadores a favor de la clase trabajadora como en Venezuela.  

A su juicio, las victorias de la Revolución Bolivariana son el mejor ejemplo para comparar los fracasos de la Cuarta República. Venezuela fue vendida entre 1989 y 1990 al Fondo Monetario Internacional (FMI) por unos 4 mil 500 millones de dólares”, dijo al referirse al atraso que podría tener el país si el FMI logra infiltrase en los patrones económicos de la nación. 

Aseguró que actualmente en Venezuela existe una reducción del desempleo y una mejor calidad de beneficios en instituciones públicas y privadas gracias a las medidas para proteger a la clase trabajadora. “Los logros de la Revolución también se ven reflejados en el número de pensionados que ganan más que un salario mínimo”, agregó. 

“Hay una inflación inducida, parte de la guerra económica, es el uso tendencioso de la moneda en la frontera colombo-venezolana”, advirtió el también Vicepresidente de Gestión y Desarrollo Territorial.

Este jueves el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el aumento de 30 por ciento del salario mínimo y la modificación de la base de cálculo de 0,75 por ciento a 1,5 por ciento para el ticket de alimentación, ambos aumentos entrarán en vigencia a partir del 1 de noviembre de este año. 

La noticia la dio a conocer el mandatario durante un acto realizado en el estado Bolívar (sureste) como parte de sus políticas para proteger a la clase trabajadora del país. “Este año los trabajadores tendrán un ingreso mínimo integral de 16.399 bolívares” precisó el presidente Maduro. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.