• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Grupos de indocumentados y activistas se manifestarán en contra de la decisión de la Suprema Corte.

Grupos de indocumentados y activistas se manifestarán en contra de la decisión de la Suprema Corte. | Foto: Reuters

Publicado 24 junio 2016

Tras el fallo de la Suprema Corte, grupos de inmigrantes y activistas, además de organizaciones sindicales, mostraron su repudio a la decisión que pone en situación vulnerable a indocumentados.

Unos cinco millones de indocumentados en Estados Unidos enfrenta la posibilidad de ser deportados tras la decisión de la Suprema Corte estadounidense de dejar en vigor la decisión de congelar el acuerdo migratorio del presidente Barack Obama mediante el cual protegía a inmigrantes hispanos que se encuentran de manera irregular en el país, informaron varios medios noticiosos este jueves.

Mientras las reacciones de activistas e indocumentados no se hicieron esperar ante la decisión de la corte, el presidente Barack Obama, quien en su campaña hacia la presidencia en 2008 prometió reformas migratorias, expresó su descontento.

“La decisión de hoy (este jueves) es frustrante para aquellos que buscan nutrir nuestra economía y llevar la racionalidad a nuestro sistema de migración”, dijo.

Obama ha enfrentado fuertes críticas porque no sólo no ha cumplido con sus promesas electorales en materia migratoria, sino porque bajo su gobierno se endureció la postura en contra de indocumentados con mayor número de deportaciones y allanamientos en busca de inmigrantes que se están de forma irregular en Estados Unidos.

En sí, los ocho magistrados de la Suprema Corte votaron cuatro a favor y cuatro en contra en un empate que normalmente no se daría, ya que son nueve los que deciden, pero tras la muerte del juez Antonin Scalia, el un puesto ha quedado vacante.

En 2014, tras la oposición a su reforma en un Congreso republicano, el presidente demócrata, Obama, impulsó la ley migratoria por decreto ejecutivo para proteger temporalmente de la deportación a los cinco millones de indocumentados que llenaban los requisitos para ser protegidos.

Pero 26 estados apelaron en contra de la medida de Obama y han logrado hasta el momento retirarles la protección en contra de la deportación a los indocumentados.

Ante este escenario, activistas y organizaciones que protegen a los inmigrantes han convocado a manifestaciones en todo el país en los siguientes días.

“Estamos tristes, tan decepcionados, pero no vamos a dejar de luchar hasta que nuestras familias sean tratadas con el respeto y dignidad que merecen. Próxima parada es noviembre, donde vamos a votar por un presidente que hará realidad una reforma migratoria”, prometió Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA Maryland, parte de un coro de líderes y defensores de comunidades migrantes a lo largo del país, según La Jornada.

DAPA y DACA

El llamado "alivio migratorio" comprende una serie de disposiciones que ponen un alto de manera temporal a las deportaciones de personas sin documentos, a través de las extensiones de los programas DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés) y DAPA (Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres, por sus siglas en inglés).

En abril pasado, la Corte había recibido a representantes del gobierno federal y de los 26 estados que se opusieron a las medidas desde el inicio, argumentando que el presidente no tenía facultades constitucionales para dictar tales disposiciones y que éstas debían venir del poder legislativo.

Otro de los argumentos presentados por los demandantes era el costo económico de la protección temporal, ya que implicaría un desembolso de millones de dólares por la emisión de documentos que, en su opinión, no podían sufragar los estados.

Texas encabezó un grupo de 26 estados gobernados por los republicanos que desafiaron el programa que Obama anunció en noviembre del 2014. La demanda de los estados fue respaldada también por los republicanos en el Congreso de EE.UU.

>> Obama tiene escasos meses para cumplir su promesa migratoria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó al Congreso y a los dirigentes del Partido Republicano de obstaculizar el funcionamiento de la Corte Suprema de Estados Unidos.

Obama señaló que el tema migratorio es usado por los republicanos en tiempos electorales para captar votos a través del miedo.

A pesar de la decisión de la Corte Suprema el mandatario aseguró que seguirán trabajando hasta lograr que 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.