• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 16 de enero de 1992 en El Salvador, la conservadora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se reunieron para poner fin al conflicto.

El 16 de enero de 1992 en El Salvador, la conservadora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se reunieron para poner fin al conflicto. | Foto: Archivo

Publicado 16 enero 2017

Este lunes 16 de enero se conmemoran 25 años de la firma del acuerdo de paz de El Salvador que acabó con una guerra civil de más de 12 años en el país centroamericano.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén realiza actos públicos culturales, a su vez inauguró un parque escultórico dedicado a la memoria histórica, en conmemoración al 25 Aniversario del Acuerdo de Paz.

El 16 de enero de 1992 en El Salvador, la conservadora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se reunieron para dialogar y poner fin a la guerra civil que dejó más de 70 mil muertos y 8 mil desaparecidos entre los años 1980 y 1992.

El escenario de la firma del Acuerdo de Paz fue el Castillo de Chapultepec, en México. Desde allí, las partes del conflicto recibieron la colaboración del Gobierno mexicano, junto a los de Colombia, España, Venezuela y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los acuerdos fueron firmados por figuras como el expresidente Alfredo Cristiani, el excanciller Oscar Santamaría, el escritor David Escobar Galindo, el exsubjefe del Estado Mayor Mauricio Ernesto Vargas, el actual presidente de la República y excombatiente Salvador Sánchez Cerén, el excomandante Roberto Cañas y el fallecido líder del FMLN, Schafick Handal.

El dato: Funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentaron este lunes, un documento en memoria a este aniversario 25 con los temas más resaltantes para la nación, temas de pobreza, de salud, clamor de las víctimas, inequidad social, entre otros. Además de establecer nuevos parámetros para negociaciones de paz en el país.

El origen del conflicto


Las injusticias y la represión en El Salvador impulsaron a la militancia del FMLN a iniciar una ofensiva general, una guerra popular generalizada y articulada entre las cinco organizaciones político-militares que la conformaban para 1980.  

La guerra se inició en tres componentes: operaciones militares, insurrección del pueblo y la participación de militares que buscaban un cambio en el país.

Las operaciones iniciaron el 10 de enero de 1981 en ciudades y municipios importantes de El Salvador contra cuarteles de la Guardia Nacional, la Policía Nacional y la Policía de Hacienda. Para entonces, estos cuerpos represivos habían asesinado unas 30 mil personas. Se sumaron nuevas insurrecciones en barrios y colonias, y la ofensiva duró unas dos semanas.

Posteriormente, los insurgentes se refugiaron en las montañas donde fortalecieron su fuerza militar, mientras el gobierno de Estados Unidos, bajo la gestión de Ronald Reagan, intervenía en el conflicto y daba entrenamiento de militares, asesoría, armas, pertrechos, helicópteros, aviones y dinero para disminuir sus alcances.

El acuerdo


Para poner fin al conflicto de más de 12 años en El Salvador, los negociadores acordaron una serie de condiciones necesarias.

Este pliego permitió la creación de instituciones en el país, entre ellas, la Policía Nacional Civil, la Academia Nacional para la Seguridad Pública, la Procuraduría General para los Derechos Humanos. Ocurrió la modificación de la Fuerza Armada y además una reorganización de la Corte Suprema de Justicia, que tenía una situación de dependencia del presidente de la República; para la regulación de este ente se creó el Consejo de la Magistratura.

Asimismo, el acuerdo de paz contemplaba la distribución de tierras en zonas conflictivas, acceso de los trabajadores a la propiedad de empresas privadas, la garantía de participación política de los insurgentes y la creación de un foro económico y social para en nuevos diálogos resolver los problemas del país en estas áreas.

El dato: Con la firma de este acuerdo se logró la desmovilización de FMLN como insurgencia y en 1994, dos años después del acuerdo, se convirtió en partido.

>> El Salvador inaugura el Parque Escultórico a la Reconciliación

Temas pendientes


Las diferentes organizaciones gubernamentales y sociales de El Salvador, piden reconciliación política, la unidad y trabajar juntos por un país más prospero.

Se espera el anuncio del presidente y el facilitador de la ONU, para nuevos acuerdos, hay una nueva generación después de la firma de paz, existe la necesidad de crear temas que involucren a la sociedad y que se conozcan estos acuerdos, para que no se repitan estos hechos en El Salvador.

A 25 años de la firma de paz en El Salvador, aún se espera cumplir parte de lo tratado en esos acuerdos, como lo es la reparación de las víctimas, la indemnización económica a estas familias afectadas, y además no han procesado a los opresores de esta guerra y se necesita ese cese a la impunidad, escuchar el clamor de las víctimas.

El analista político, Jon Restpo, hablo para TeleSUR en Agenda Abierta, sobre el 25° Aniversario del Acuerdo de Paz en El Salvador, expuso que hace 25 años lo que se dio fu el silenciamiento de las armas, ahora está pendiente la inclusión social, la estabilidad económica, políticas que potencien el desarrollo del país y de su dignidad.

Algunas de las condiciones acordadas para el fin del conflicto no fueron completadas en su totalidad.  

Pese a la importancia de los diálogos económicos y sociales, el foro acordado dejó de funcionar. Por otro lado, otra deuda que aún se encuentra pendiente es la justicia para las víctimas del conflicto. La amnistía impulsada por el presidente Alfredo Cristiani impidió que los culpables de delitos fueran juzgados y la impunidad de los crímenes se mantiene presente.

De acuerdo con declaraciones del líder del FMLN y actual presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, el país sigue trabajando por mantener la paz, debido a las diferentes problemáticas que afectan a la nación, principalmente la violencia.

>> Sánchez Cerén: Fidel inspiró la revolución en El Salvador


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.