• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un padre y su hijo intentan cruzar la frontera de Macedonia, 2015.

Un padre y su hijo intentan cruzar la frontera de Macedonia, 2015. | Foto: AP

Publicado 16 diciembre 2017

"El año 2018 podría ser un año histórico para los niños migrantes si los países adoptan las necesarias prácticas para garantizar su seguridad y bienestar" afirmó Unicef a poco del Día Internacional del Migrante, que se conmemora cada 18 de diciembre.

Alrededor de 50 millones de niños en todo el mundo son migrantes. Algunos de ellos se mueven de manera voluntaria y segura con su familia. Sin embargo, la experiencia migratoria de millones de niños no es voluntaria ni tampoco segura, está plagada de riesgos y peligros.

Son aproximadamente 28 millones los niños que han sido expulsados de sus hogares por los conflictos de sus países. En muchos casos, los niños y sus familias que no cuentan con vías de migración suficientemente seguras y regulares, no tienen otra opción que recurrir a contrabandistas, traficantes y rutas informales y peligrosas que ponen su seguridad en un riesgo tremendo.

 

Foto: EFE

 

El Mediterráneo

La ruta del Mediterráneo central, desde Libia hasta Italia, es un ejemplo del ese riesgo. Sólo durante 2017, casi 15.000 niños no acompañados han llegado a Italia por el mar. Sus viajes son, generalmente, llevados a cabo por traficantes y contrabandistas.

>> Más de tres mil muertes de refugiados en el mar Mediterráneo

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), estima que más de 400 niños han muerto intentando realizar este viaje desde comienzo de este año. Mientras que otros miles han sufrido abusos, explotación, esclavitud y detención, mientras transitaban por Libia.

"Para innumerables niños, la migración es segura y regular, lo que les permite a ellos, a sus familias y a las comunidades crecer y lograr cambios", afrimó Ted Chaiban, director de Programas de Unicef. "Pero hay millones de niños que viven otra realidad, y para quienes la migración es altamente peligrosa y sin elección. La ruta del Mediterráneo central es un caso en el que miles de niños vulnerables arriesgan sus vidas todos los años para llegar a Europa, porque no cuentan con rutas de migración seguras y regulares", agregó.

 

 

2018

El próximo año se verán las negociaciones y la adopción del Pacto Mundial para las Migraciones, un acuerdo intergubernamental histórico que abarcará todas las dimensiones de la migración internacional. Es un momento para que los países establezcan las acciones que apoyarán a los niños migrantes, en conjunto con la Declaración de Nueva York para Refugiados y Migrantes y la Convención sobre los Derechos del Niño.

En medio de las negociaciones en curso sobre el contenido del Pacto, Unicef ha continuado haciendo un llamado a los Estados Miembros para que incluyan los derechos, la protección y el bienestar de los niños desarraigados como compromisos centrales.

>> Aumenta 900 % detención de niños migrantes en México

"La migración, especialmente para los niños, no tiene que ser peligrosa", dijo Chaiban. "Las políticas, prácticas y actitudes que ponen en riesgo a los niños migrantes pueden y deben cambiar. El año 2018 es el momento de hacerlo y el Pacto Mundial para la Migración es una gran oportunidad", comentó el director.

Gobiernos de todo el mundo ya han decidido tomar medidas necesarias para proteger y cuidar a los niños migrantes. Algunas de ellas, destacadas en el reciente informe de Unicef, "Beyond Borders", incluyen:

- Invertir en sistemas nacionales de protección de la infancia para proteger a los niños migrantes de la explotación y la violencia.

- Eliminar obstáculos burocráticos que traban el reencuentro familiar en espera de los niños.

- Implementar retornos con enfoque en la persona -el niño, la madre y el padre- y diseñar medidas de reintegración que aborden sus necesidades.

- Abrir escuelas y centros de salud para niños migrantes, además de garantizar el acceso a la justicia y la vivienda sin temor a ser detenidos o deportados.

- Mejorar las condiciones para el recibo y envío de remesas, con el objetivo de que más niños puedan ser beneficiados por ellas.

>> Travesía mortal: los refugiados en el Mediterráneo


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.