• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Mineros sudafricanos exigen desde el 2013 un incremento salarial en medio de huelgas. (Foto: Reuters)

    Mineros sudafricanos exigen desde el 2013 un incremento salarial en medio de huelgas. (Foto: Reuters)

Publicado 16 febrero 2014

Al menos 200 mineros sudafricanos se encuentran atrapados en una mina abandonada en la ciudad de Benoni, al este de Johannesburgo (capital), mientras los equipos de rescate intentan acceder al lugar, indicaron este domingo fuentes médicas citadas por la agencia sudafricana Sapa.

Los servicios de rescate Ekurhuleni afianzan el terreno que rodea la mina. Al lugar han acudido grúas de rescate y un autobús fue habilitado como clínica móvil para atender a los mineros, explicó un portavoz de la compañía Werner Vermaak.

Una gran roca, que todavía no ha podido ser movilizada por el peligro de derrumbes, bloquea la entrada a la mina abandonada.

Los equipos de socorro han podido comunicarse con unos 30 mineros atrapados en la parte superior del pozo de la mina, quienes informaron que en total hay unas 200 personas atrapadas.

"Aproximadamente 30 personas están atrapadas en la parte superior del antiguo eje, y el resto se encuentra en el túnel de ascenso", precisó el portavoz de la organización privada de socorros de emergencia ER24.

Los mineros fueron encontrados este domingo, cuando un equipo de emergencias que circulaba por los alrededores del yacimiento abandonado escuchó gritos procedentes del pozo.

Hasta los momentos se sabe que ninguno de los 30 mineros que se encuentran más cerca de la superficie está herido de gravedad, en tanto se desconoce la situación de los que permanecen atrapados en el túnel de ascenso, precisaron fuentes médicas.

La explotación no regulada de minas aparentemente abandonadas es un fenómeno habitual en Sudáfrica y en todo el continente africano.

El pasado 23 de enero unos 80 mil trabajadores de las minas Implats, Lonmin y Anglo American Platinum (Amplats) dejaron las herramientas para exigir a la corporación un aumento equivalente a 12 mil 500 rands al mes (mil 200 dólares).

Las compañías han reiterado que ascender los sueldos a esa cantidad en vista de la caída del precio internacional del metal y la falta de inversiones – poco frecuentes- en este campo. Pero, los trabajadores han dicho que no volverán a sus puestos si no responden a su reclamo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.