• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los animales no reciben alimentos desde hace 40 días.

Los animales no reciben alimentos desde hace 40 días. | Foto: EFE

Publicado 4 noviembre 2015

EE.UU. ordenó congelar las cuentas de la empresa Cocodrilos Continental ubicada en Honduras, cuya propiedad ostenta la familia Rosenthal, acusada de presunto lavado de dinero y narcotráfico.

Al menos 200 cocodrilos, de los nueve mil a 11 mil que hay en una granja de Honduras, murieron por falta de comida luego que Estados Unidos (EE.UU.) congelara las cuentas de sus propietarios por presunto lavado de dinero y narcotráfico.  

"Los animales no comen desde hace 40 días, aunque hoy tenemos una parte alimentada, el 25 por ciento, con una comida donada que nos llegó", explicó Antonio Mejía, técnico encargado del manejo de los cocodrilos.

Lea también: Día de los animales

La empresa Cocodrilos Continental tiene unas 30 hectáreas donde se hallan los reptiles y está ubicada en el municipio San Manuel, cercano a la ciudad de San Pedro Sula (Honduras). Es propiedad de Jaime Rosenthal, quien se dedica a negocios relacionados con el turismo, la banca, medios de comunicación, entre otros.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. ordenó el 7 de octubre congelar los activos de Rosenthal, su hijo y su sobrino por presunto lavado de dinero y actividades relacionadas con el narcotráfico.
La orden también prohíbe a las empresas norteamericanas efectuar cualquier tipo de negocio con las compañías del empresario.

Aunque la granja no está incluida en las sanciones de EE.UU., resultó seriamente afectada porque al congelar las cuentas de Rosenthal ya no se puede pagar el salario a los trabajadores ni comprarse los alimentos para los animales.

"Los cocodrilos y los leones están muriendo de hambre, y nosotros también porque no nos han pagado las últimas dos semanas", dijo uno de los trabajadores.

Visita nuestra galería

Los 15 animales en peligro de extinción en el mundo


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.