• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cuando las mujeres trabajan son más propensas a enfrentarse a la discriminación y ganan menos que los hombres. 

Cuando las mujeres trabajan son más propensas a enfrentarse a la discriminación y ganan menos que los hombres.  | Foto: Reuters

Publicado 5 octubre 2017

La violencia contra las mujeres, la persistente disparidad salarial entre los géneros y la distribución desigual del trabajo no remunerado, son los puntos más importantes en la desigualdad.

La media femenina gana casi un 15 por ciento menos que su contraparte masculina, una tasa que apenas ha cambiado desde 2010, reseñó un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE).

De acuerdo al informe, cuando las mujeres trabajan, son más propensas a hacerlo a tiempo parcial, tienen menos probabilidades de avanzar a puestos directivos, son más propensas a enfrentarse a la discriminación y ganan menos que los hombres.

"La búsqueda de la igualdad de género debe ser una prioridad para lograr un crecimiento sostenible e inclusivo en beneficio de todos los ciudadanos", expresó este jueves la directora del Gabinete de la OCDE, Gabriela Ramos, del G20, a propósito del Foro de Mujeres que tendrá lugar en París.

"No hay razón para que las mujeres sigan detrás de los hombres en los resultados sociales, económicos y políticos. Los países necesitan hacer mucho más para alcanzar los objetivos de igualdad de género", sostuvo.

En la última encuesta realizada en 2012 sobre la búsqueda de la igualdad de género, los países de la OCDE identificaron los tres puntos más importantes de desigualdad de género: La violencia contra las mujeres, la persistente disparidad salarial entre los géneros y la distribución desigual del trabajo no remunerado.

Muchos países están ahora dando prioridad a estos temas en sus políticas y muchos también están presionando para lograr que más mujeres participen en el liderazgo de los sectores público y privado.

Varios países, entre ellos Australia, Alemania, Italia, Japón, México y el Reino Unido, han introducido medidas para alentar a más niñas a elegir ciencia, tecnología, ingeniería y fabricación (STEM) y hombres jóvenes para estudiar y trabajar en salud y educación.

El informe afirma que es evidente que aún queda mucho por hacer para reducir las brechas de género en todos los países. "Reducir la brecha de género en la participación de la fuerza de trabajo en un 25 por ciento para el año 2025, según lo acordado por los líderes del G20, podría agregar un punto porcentual de crecimiento al crecimiento proyectado del Producto Interno Bruto", subraya.

Muchos países, entre ellos, Canadá, Japón, Corea y Polonia, han introducido medidas para mejorar el acceso a una educación y atención temprana de calidad, así como alentar a los padres a que se ausenten por paternidad. Mientras que Noruega y el Reino Unido, han ampliado el cuidado gratuito de los niños.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.