• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los pueblos indígenas de Alaska y Hawái denunciaron las políticas estadounidenses sobre su entorno ambiental.

Los pueblos indígenas de Alaska y Hawái denunciaron las políticas estadounidenses sobre su entorno ambiental. | Foto: iisd.ca

Publicado 8 mayo 2015

Para la comunidad indígena de Alaska y Hawái, la política injerencista de EE.UU. sobre sus territorios es una “anexión ilegal” y de “ocupación”. Por tanto, pidieron a las Naciones Unidas garantizar sus derechos a la libre determinación.

Los pueblos indígenas de Alaska y Hawái solicitaron este viernes a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proteger su derecho a la libre determinación, a propósito de la injerencia de Estados Unidos (EE.UU.) en estos territorios, informó la agencia Tass.

En el llamamiento del pasado jueves a la organización internacional, calificaron de “anexión ilegal” y “ocupación” la integración de Alaska y Hawái a Estados Unidos.

Por tanto, solicitarán al Consejo de Derechos Humanos el próximo 11 de mayo, la revisión periódica de los derechos humanos y las libertades en ese país norteamericano.

Lee: “Estados Unidos: la hegemonía no termina de morir, la fase de dominación ya ha comenzado”

El comunicado reza que Alaska y Hawai "en 1959 fueron absorbidos por los Estados Unidos a través del fraude y violación deliberada del mandato y principios de las Naciones Unidas, y el proceso de libre determinación”. Por tanto acudieron a la ONU "para corregir el error.". En 2017 se cumplen 150 años de la venta de Alaska por parte de Rusia a Estados Unidos.

El representante de Alaska en el grupo 'La Alianza-Hawái por la autodeterminación', Ronald Barnes, sostuvo que “si pudiéramos, trabajando con los rusos presentar la verdad sobre lo que realmente sucedió en la historia y también rechazar el concepto distorsionado sobre Alaska y nuestra gente, pienso, que sería una buena manera de arreglar la situación".

Lee también: “Ley de cabotaje estadounidense fractura economía de Puerto Rico”

Barnes rechazó categóricamente las políticas implementadas por la Casa Blanca sobre los pueblos indígenas.

En ese orden señaló que EE.UU. no solo está contra “nuestra cultura” sino también contra “la paz mundial”, debido a que en “Hawái está la base militar de Pearl Harbor y en sus maniobras militares contaminan nuestra tierra y agua, por eso la gente se enferma.

“No queremos se parte de la maquinaria de guerra, que a su vez ha sido utilizada para tomar nuestra tierra y enormes cantidades de recursos minerales extraídos, en detrimento del medio ambiente”, agregó el activista.

Le puede interesar: “El fracking y su "agua de desperdicio" provocan magnos sismos en Oklahoma, según NYT”


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.