• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El anuncio surge luego de que fracasó su intento de lograr una fusión con su rival Commerzbank. 

El anuncio surge luego de que fracasó su intento de lograr una fusión con su rival Commerzbank.  | Foto: EFE

Publicado 7 julio 2019

El grupo financiero alemán busca en esta gigantesca reestructuración por 7.400 millones de euros (8.300 millones de dólares) recuperar el ímpetu de hace unos años.

Deutsche Bank, el banco más grande de Alemania, anunció este domingo "una transformación radical" de la entidad que supondrá un recorte de 18.000 empleos, una quinta parte de su plantilla a nivel mundial,  para 2022 a través de una significativa reducción de su banca de inversión.

LEA TAMBIÉN:

David Lipton reemplaza a Lagarde como director interino del FMI

El grupo financiero alemán busca en esta gigantesca reestructuración por 7.400 millones de euros (8.300 millones de dólares) recuperar el ímpetu de hace unos años.

El plan representa una importante marcha atrás en las operaciones de Deutsche Bank, que durante años intentó competir como una gran fuerza en Wall Street.

La entidad financiera abandonará la parte de negocio de mediación en bolsa y 'trading', aunque mantendrá un pequeño departamento para mercados de capital. 

También recortará su sección de renta fija, tradicionalmente visto como una de sus especialidades. En total planea reducir la cantidad de activos calificados de riesgo en sus operaciones comerciales en alrededor de un 40 por ciento.

"La reestructuración dará como resultado una reducción en el número de puestos equivalentes a tiempo completo de 18.000 para 2022, para reducir la fuerza laboral hasta alrededor de 74.000 personas", precisó el banco en un comunicado.

Deutsche Bank, que el año pasado ya suprimió 6.000 empleos, explicó que quería reducir sus costos en 6.000 millones de euros anuales.

El plan anunciado requerirá gastos por 3.000 millones de euros en el segundo trimestre del año fiscal en curso, y provocará una pérdida neta de 2.800 millones de euros.

El anuncio surge luego de que fracasó su intento de lograr una fusión con su rival alemán Commerzbank. 
Deutsche Bank dijo que la combinación no tendría sentido comercial, pero eso dejó abierta la cuestión sobre qué estrategia seguiría el banco para hacer que sus negocios sean más eficientes y rentables.

Durante años, Deutsche Bank ha tenido problemas por sanciones regulatorias y multas, malas ganancias, altos costos y una caída en el precio de las acciones. El banco pasó tres años seguidos sin reportar una ganancia anual antes de registrar ingresos positivos en 2018.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.