• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Andrés Eloy Méndez, superintendente de precios justos, aseguró que el Gobierno busca establecer una economía sana para el pueblo. (Foto: AVN)

Andrés Eloy Méndez, superintendente de precios justos, aseguró que el Gobierno busca establecer una economía sana para el pueblo. (Foto: AVN)

Publicado 27 agosto 2014

Con un nuevo sistema biométrico, que no pondrá límite de compra, se monitoreará a quienes adquieran los productos de la canasta básica, los cuales han sido objeto de contrabando por los bajos precios establecidos por el Gobierno venezolano para favorecer al pueblo.

El Gobierno venezolano aplicará el uso de captahuellas, ya implementado en 14 supermercados del estado Zulia (occidente) para combatir el contrabando de alimentos.

Andrés Eloy Méndez, superintendente de precios justos, detalló en Edición Central de teleSUR que las colas han disminuido donde se ha probado el sistema biométrico.

“Buscamos acabar con el contrabando de extracción teniendo el perfil de cada uno de los compradores”, precisó.

Al menos 40 segundos, indicó, durará el proceso de captación de huellas para quienes deseen adquirir los productos de la canasta básica, los cuales han sido víctimas del contrabando por sus bajos precios.

El Gobierno bolivariano se niega a aumentar los precios, pues eso afectaría a los sectores populares del país. El sistema biométrico no establece un límite de compra, pero establece un perfil de los compradores, con el que se puede determinar quiénes son los revendedores.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.