• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En el Caracazo se calculan murieron unas mil personas.

En el Caracazo se calculan murieron unas mil personas. | Foto: Archivo

Publicado 23 febrero 2015
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Entre 5 mil y 8 mil muertos, cientos de ellos desaparecidos, fue el saldo que dejaron los gobiernos de extrema derecha en cuarenta años de "democracia" en Venezuela (1958-1998).  La historia no miente y echa por tierra los señalamientos de EE.UU. y sus aliados sobre la supuesta "violación de los derechos humanos" por el Gobierno Bolivariano.

Torturas, juicios sumariales, desapariciones forzadas, asesinato, intimidación, impunidad, censura y cierre de medios, criminalización y represión violenta de la protesta social, pobreza de 60 por ciento (40% extrema), deserción escolar por hambre,  analfabetismo, falta de atención médica primaria. Esto es sólo una muestra de la violación masiva de los derechos humanos promovida en la Venezuela previa a la Revolución Bolivariana, un período que muchos expertos han llamado el puntofijismo*,  y que abarcó 40 años, desde 1958 a 1998. 

La llegada de Hugo Chávez al poder de la primera reserva mundial de petróleo del mundo en 1999 fue más que un mero triunfo electoral; marcó una nueva época, un antes y un después. 

Promovida desde su campaña presidencial, Chávez convocó inmediatamente a una Asamblea Nacional Constituyente, que sentaría las bases de un proyecto político y social único, un modelo pensado en la participación activa del pueblo.

Una novísma Constitución fue aprobada por más del 70% del electorado venezolano el 15 de diciembre de ese mismo año en un referendo consultivo, un mecanismo hasta ahora desconocido por el pueblo venezolano y latinoamericano.

Para Katu Arkonada, experto latinoamericanista de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, el avance de Venezuela en materia de derechos humanos no hubiese sido posible sin la victoria de Hugo Chávez.

“El avance de los derechos humanos en Venezuela no se puede entender sin la victoria de Chávez.   Aquella famosa escena de juramentación como Presidente, ante una moribunda Constitución,  y la apertura de un proceso constituyente que da origen a una nueva Constitución, que ya en su artículo 12 destaca el caracter preminente de los Derechos Humanos como base, como pilar de la nueva Venezuela”, explica en entrevista exclusiva para el sitio web de teleSUR en español.

La nueva Constitución llamó la atención del mundo entero por ser una de las más modernas y con mayor reconocimiento de los derechos humanos fundamentales, que aborda en detalle todo lo que un ser humano necesita para desarrollarse plenamente.

“La nueva Constitución, que organiza los derechos en diferentes planos y niveles: derechos civiles, políticos, sociales, culturales, educativos, ambientales y de los pueblos indígenas”, expone Arkonada.

Sin embargo, durante cuarenta años, desde la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez (1952-1958) llegó “la democracia” al país.  Era un sistema representativo, donde la cúpula gobernante decidía por el pueblo y se repartía el poder.

El periodista e historiador venezolano, Juan Monasterios Malavé, explica que con el nuevo modelo político comenzó una represión sin precedentes en la historia del país, período especialmente sangriento el que protagonizó el presidente Rómulo Betancourt, el primero tras el derrocamiento de la dictadura perezjimenista.

“Betacourt inició a Venezuela, la figura horrenda de los desaparecidos.  Hay un dirigiente comunista del estado Carabobo (estado industrial del centro-norte), Donato Carmona, de quien  todavía no ha aparecido el cadáver, y fue detenido por la policía de Rómulo Betancourt (Digepol) (…) Con Raúl Leoni (sucesor de Betancourt, Presidente entre 1964-1969), eso se intensificó, y el cálculo más aproximado a la realidad, es que más de 8 mil personas fueron desaparecidas en Venezuela.  Eso es una cosa realmente increíble que la llevó a cabo Rómul Betancourt, Raúl Leoni, Rafael Caldera y Carlos Andrés Pérez y hasta Luis Herrera Campins”.

Para Monasterios Malavé, durante el puntofijismo la violación a los derechos humanos era permanente, incluso con la suspensión de las garantías constitucionales que fue decretada por Betancourt apenas asumió el poder, decreto que permaneció firme por 30 años.

“Durante el puntofijismo la masacre del país fue determinante y la violación de los derechos humanos era permanente”, añadió y detalló que “Hoy en día Fedecámaras (la patronal de Venezuela) habla de los derechos económicos, y resulta que el mismo día en que se aprobó la Constitución de 1961, el mismo día en que entró en vigor, Betacourt dictó un decreto en el que suspendió las garantías económicas, y ese decreto se mantuvo en vigencia en Venezuela durante 30 años”.

Se cometieron innumerables masacres contra la oposición de izquierda.  Una de ellas fue protagonizada por el terrorista confeso y exagente de la CIA,  quien actualmente vive protegido por la Casa Blanca en Miami, pese a los incesantes pedidos de extradición de Cuba y Venezuela, Luis Posada Carriles.

“En el estado Aragua, en La Victoria, Luis Posada Carriles y Navarrete (Ricardo "El Mono" Morales Navarrete, exCIA, informante federal y exsupervisor de la DISIP- antiguo Servicio Secreto venezolano), tuvieron a dos mujeres de izquierda embarazadas, y Luis Posada Carriles dijo ‘hay que hacerlas abortar, para que no paran víboras’ y él mismo le cayó a patadas al vientre de las dos mujeres y las hizo abortar.  Eso, entonces, no sé si puede considerarse una violación de los derechos humanos”, ironiza el periodista venezolano.

 

Además de la masacre de La Victoria, siete más enlutaron a cientos de familias en Venezuela.


Masacre de Ejido, estado Mérida.  Dos muertos y varios heridos por arremetida policial contra estudiantes. Gobernaba el presidente Ròmulo Betancourt (AD) (Clarín 26 de noviembre 1961)
Masacre de Cantaura, estado Anzoátegui. Murieron 23 jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y 30 años a manos de la Disip dirigida por el comisario Henry López Sisco y el Ejército Nacional. Gobierna el presidente Luis Herrera Campins (COPEI) (Octubre de 1982
Masacre de Tazón, Caracas. 200 estudiantes a bordo de 4 autobuses son masacrados por oficiales de la Guardia Nacional que impedían su llegada a Caracas a incorporarse a una protesta por mejores condiciones de estudio (beca, comedor, pasaje preferencial) 34 estudiantes mueren en la acción. Gobierna el presidente Jaime Lusinchi (AD) (19 de septiembre de 1984).
Masacre de Yumare, estado Yaracuy. Fueron asesinadas 9 personas por un comando de la Disip dirigidos por el comisario Henry López Sisco. Testigos afirman que esas personas fueron detenidas, torturadas y posteriormente, ejecutadas; les colocaron ropas militares encima de su ropa civil. Gobierna el presidente Luis Herrera Campins (COPEI) (8 de mayo de 1986).
Masacre del Amparo, estado Apure. 14 pescadores asesinados por la funcionarios de la Policía Técnica Judicial (PTJ), la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP) al mando de Henry López Sisco y miembros de las Fuerzas Armadas. Gobernaba el presidente Jaime Lusinchi (AD)  (Octubre de 1988).
Caracazo (27-28 de febrero de 1989) Las cifras oficiales hablan de 300 muertos y mil 500 heridos. No  obstante, se habla de entre 2 mil y 3 mil asesinados. Gobernaba el presidente Carlos Andrés Pérez (AD).
Masacre del Retén de Catia, Caracas. Oficiales de la Policía Metropolitana dirigida por el alcalde Antonio Ledezma y funcionarios de la Guardia Nacional disparan contra presos a quienes habían invitado a salir de las celdas. El ministerio de Justicia, admitía la muerte de 63 internos, el gobernador de Caracas (Ledezma) más de 100 y el periódico El Nacional ubicada la cifra de víctimas fatales en alrededor de 200. Gobernaba el presidente Carlos Andrés Pérez (AD)  (27 de noviembre de 1992)
 

Crímenes políticos: Casos emblemáticos


Víctor Soto Rojas detenido entre el 29 de julio y los primeros días de agosto de 1961. Aún está desaparecido. “No lo busque más, yo lo lancé de un helicóptero” fue la frase que escuchó Rosa Rojas de Soto, madre de Víctor de boca de un militar.
Livia Gouverneur, estudiante universitaria asesinada el 1 de noviembre de 1961.
Alberto Lovera, asesinado el 18 de octubre de 1965. Su cuerpo es arrojado al mar atado con una cadena.
Fabricio Ojeda, detenido el 19 de junio de 1966. Asesinado en los calabozos de la policía política.
Noel Rodríguez desaparecido en 1973 por la Digepol, a la que denominaban “La máquina de la muerte”. Sus restos fueron encontrados recientemente.
Jorge Rodríguez. Detenido por la Disip y torturado hasta causarle la muerte el 23 de junio 1976.
 
Medios clausurados

  • Clausurada la emisora Ondas de los Médanos (09/11/60)

  • Destruidos por la Digepol oficinas y talleres de Clarín, la tarde y editorial La Hora ( 08/05/62)

  • Asesinado a balazos en Maracaibo, estado Zulia el periodista Rafael Rangel Contreras, crítico del gobierno nacional. (mayo 1962)

Censura a la prensa post 4-F y 27-N de 1992

*El diario El Nuevo País, del actual opositor Rafael Poleo. Su sede fue allanada por la Disip. No circuló.

*El Nacional, del opositor Miguel Otero. Su sede fue allanada y no pudo circular.

*Diario de Caracas del opositor Marcel Granier. La edición fue decomisada.

*El Universal, diario opositor a la Revolución. No pudo circular debido a que publicaban una foto de Chávez en primera plana.

*Cadena Capriles, propiedad de Miguel Ángel Capriles. Se impide la edición de la revista Élite. Decomisaron 25 mil ejemplares y el periódico Últimas Noticias fue retrasado una hora.

*En los principales medios del país, el gobierno colocó “censores para “eliminar informaciones inconvenientes”. La prensa sale con páginas en blanco.

*La emisora Radio Rumbos es allanada el 27-N por efectivos de la Disip quienes destruyen la cabina de transmisión y la antena. La acción es escuchada en vivo por el país.  En diciembre de 1992 es clausurada por varios días.

*El programa José Vicente Hoy es censurado.

De los excesos de… libertad

La Venezuela de Hugo Chávez y Nicolás Maduro ha sido “cuestionada” por Estados Unidos y sus aliados occidentales por “violar” los derechos humanos y de tener “presos políticos”, que exigen sean “liberados”.

Lo que las superpotencias no explican es que a estos políticos y militares de la extrema derecha venezolana, incursos en conspiraciones para romper el hilo constitucional, no sólo se le han respetado sus más elementales derechos humanos y procesales, incluyendo la defensa y ser visitados por sus familiares, sino que se les siguen juicios en tribunales civiles y militares, con la debida presentación de pruebas.

Incluso, recientemente Leopoldo López, responsable por haber impulsado el año pasado el plan desestabilizador llamado "La Salida", que pretendió por medios violentos el derrocamiento de Nicolás Maduro, concedió una entrevista telefónica a una trasnacional estadounidense de noticias.

“El monopolio de la defensa de los Derechos Humanos no lo tiene el norte, no lo tiene los EE.UU. y sus aliados (…) es una actitud realmente hipócrita, además de arrogante, pretender levantar esas banderas quien las viola constantemente con guerras, invasiones, toruturas, desaparicones, ‘Guantánamos’, etc, etc (…) por es fue clave la decision del Comandante Chávez en 2012 de retirarse de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH)”, opina Arkonada.

Por su parte Juan Monasterios rebate la acusación de un Estado venezolano “represor” y que “controla” las libertades ciudadanas.

“En Venezuela no hay presos políticos. Son políticos que incurrieron en delitos al conspirar contra el Estado venezolano.  Sobre el caso de Leopoldo López, son 43 asesinatos y más de 800 personas heridas (durante las protestas violentas de 2014).  Creo que el Gobierno debería filmar las condiciones en las que se encuentran esos detenidos en Ramo Verde (cárcel militar), a ver si eso es posible en cualquier país del mundo”.

“La situación de los DDHH hoy en día es más bien un exceso de libertades, donde se permite incluso, que públicamente alguien llame a la caída del Gobierno y a permanecer en la calle con las guarimbas hasta que no se vaya Nicolás Maduro, y que ahora se permita incluso, que diplomáticos de EE.UU., de Canadá y de la Gran Bretaña, estén inmiscuidos en la conspiración del golpe de Estado y todavía no ha habido ninguna decisión del Gobierno de hacerlos salir del país.”, concluye. 


Comentarios
2
Comentarios
EL GOBIERNO NORTEAMERICANO SON LOS TERRORISTAS MAS RECONOCIDOS Y REPUGNANTES DEL MUNDO, QUE PRACTICAN LA TORTURA CON DESPRECIABLE DOBLE MORAL
EL GOBIERNO NORTEAMERICANO SON LOS TERRORISTAS MAS RECONOCIDOS Y REPUGNANTES DEL MUNDO, QUE PRACTICAN LA TORTURA CON DESPRECIABLE DOBLE MORAL
Nota sin comentarios populares.