• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • Tecnocracia vs realidad social. Dos enfoques sobre la educación en el Perú
Fecha de publicación 26 febrero 2017 - 10:04 PM
En la prueba PISA 2012 el Perú pasó a ocupar el puesto 65 de las 65 naciones evaluadas. Esta prueba consistía en evaluar a los alumnos en las materias de: comprensión  lectora, matemáticas y ciencias.

El Perú, como todo país tercemundista, no sorprendió con estos resultados en el campo educativo. Lo contrario hubiese sido que hubiese obtenido un meritorio puesto con las características que tiene nuestra educación.

¿Cuál es la razón para tener estos resultados apenantes?

Para los denominados técnicos o especialistas de las Ugeles y su “tecnócrata” jefe, Jaime Saavedra, la responsabilidad a esta tragedia educativa recae en los maestros. Todos los gobiernos han venido repitiendo esto e impartiéndolo en nuestro pueblo con el fin de desprestigiar al educador. Solo recordemos las palabras del entonces presidente Alan García sobre los maestros en un evento oficial realizado en Ayaviri, distrito de la provincia de Melgar en la región Puno, en el que calificó a los maestros de comechados y ociosos –pero quién toda vía lo dice- además de señalarlos de ignorantes al pedirles –de manera irónica- que vuelvan a las universidades: “Hay mucho comechado que no quiere ir a dar clases, que no quiere capacitarse, y cuando le ponen un libro delante es como si les tiraran una maldición” (Palabras textuales de AGP, 10 de julio 2007). Así es, el mismo que asesino a 10  amazónicos y sacrificó a sus 23 policías en Bagua ahora arremetía contra el magisterio.

Muchas opiniones se han dado con respecto al problema de la educación. Hay quienes responsabilizan a los gobiernos de turno por permitir que cualquier persona pueda ejercer la docencia, otros al SUTEP por promover huelgas que no son más que pretextos para no trabajar –según los funcionarios- y otros a los mismos maestros calificándolos de privilegiados por no  laborar 8 horas de trabajo.

Siendo los profesores “comechados” (según el asesino en Bagua) y el SUTEP los responsables de la mala educación –según los verdaderos responsables-  los últimos gobiernos han venido implementando las evaluaciones y capacitaciones como parte de la llamada meritocracia además de varios incentivos como “buenas prácticas docentes” entre otros incentivos que según la prensa mercenaria vienen revolucionando la educación. Pero… ¿En realidad le educación está mejorando? ¿Las “capacitaciones” y las supervisiones están solucionado los problemas de fondo de la educación?, y cuáles son estos.

En 1928 el amauta José Carlos Mariátegui escribió sobre educación en sus “Siete Ensayos de interpretación de la realidad peruana” lo siguiente: “El problema de la enseñanza no puede ser bien comprendido al no ser considerado como un problema económico y como un problema social. El error de muchos reformadores ha estado en su método abstractamente idealista, en su doctrina exclusivamente pedagógica;…” (Mariátegui, 2005: 145). ¡Y es cierto! Es económico si vemos la realidad socieconómica de los padres de familia en relación con el sistema de vida en el que viven, político si tomamos en cuenta que la currícula se diseña acorde a las necesidades de ese mismo sistema de vida. En otras palabras la te cnocracia que opera en el Ministerio de Educación y sus herramientas de enseñanza (sesiones, monitoreos, programaciones, etc.) no es más que parte de una “doctrina exclusivamente pedagógica” desvinculado de la realidad.

El maestro peruano Carlos Castillo Ríos a través de su magnífica obra “Los niños del Perú. Clases sociales, ideología y política” publicada en 1974 demuestra aquellos aspectos que no se toman cuenta y en su obra demuestra la repercusión de las carencias materiales en laformación de los niños:

“Por eso no es posible estudiar los problemas de la infancia atendiendo solamente a los rasgos individuales de los niños. Es necesario hacer mención a la naturaleza de la sociedad en que vive y a las características generales y específicas de su realidad: advertir si es rico o pobre; urbano o rural, opresor u oprimido. Cada una de estas variables –antagónicas- van a determinar poderosamente el ser de ese niño y su futuro.

No son iguales, por eso, un niño burgués y un niño proletario. Ambos son niños, pero son diferentes. Pueden haber nacido el mismo día, en la misma ciudad, hablar el mismo idioma, estar sometidos a las mismas leyes jurídicas pero, por pertenecer a clases antagónicas, la sociedad, el médico, el profesor, el funcionario, el obrero y el campesino los ven diferentes y en el fondo lo son. Uno y otro tiene distinto nivel económico, social y cultural que se traducen en alimentación, vivienda, costumbres, gustos y creencias disímiles. Se trata, en verdad, de diversa clase de niños o, para expresarnos con más claridad, de niños de diferentes clases”  (Castillo, 1974: 16)

Esa realidad no la toma en cuenta los supervisores de las Ugeles ni el laureado ministro de Educación, Jaime Saavedra. Según informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) 1millón 67 niños peruanos entre 6 y 17 años trabajan en el Perú y deben dejar la escuela por esto. Sin embargo la putrefacta prensa mercenaria de nuestro país nos dicen sus titulares que la reforma educativa está cambiando la situación de nuestros niños. ¡De qué niños hablan!, ¿de aquellos que sí pueden ir al colegio?, ¿de aquellos que no tienen la necesidad de trabajar y estudiar? Para el Estado y sus representantes de turno sus burocráticos métodos que consiste en sesiones y monitoreos (no es más que acoso al docente) está solucionando el problema de la educación y que estaría demostrado por el ascenso de unos puestos ela prueba PISA 2015 solo porqué entre los países de América Latina estamos penúltimos; por encima de República Dominicana, que el 2015 se sometió por primera vez a la prueba PISA (http://rpp.pe/politica/estado/pisa-2015-como-quedo-el-peru-en-comparacion-con-otros-paises-evaluados-noticia-1014665). Haciendo una analogía: Es como sí en el fútbol estuviésemos bien solo por ganar algunos partidos a países con un bajo nivel futbolístico. ¡Vaya logro!

Cuantas niñas y niños no pueden concentrarse en clase por estar pensando en la separación de sus padres, o por dormirse en clase después de trabaja jornadas duras e inhumanas en diferentes centros de trabajo como ladrilleras, mercados o minas ilegales en el caso de niños de provincias.

¿Cómo soluciona ese problema una sesión de aprendizaje? Como haría un docente pa ra motivar a un alumno que ha perdido el interés en todo por causa del divorcio de sus padres y estando con un dolor emocional intenso que impide que pueda concentrarse en una clase de expresiones algebraicas por dar un ejemplo, como haría un docente para recoger saberes previos sobre derechos humanos en un niño que solo dispone de tiempo en horas de clase para estudiar porque el resto del día se la pasa trabajando o cuidando a hermanos menores por lo cual no dispone de tiempo para leer el libro de FCC del estado. Irónicamente el tema está relacionado a su situación, pues debería leer con tristeza e indignación los artículos de la “Declaración de los Derechos del niño”.

La carencia de afecto a causa de la crisis familiar también repercute en la educación. Al respecto Castillo Ríos escribe lo siguiente: “La influencia de la familia en la vida del niño es decisiva. En ella se socializa, se forma o se deforma. El contexto familiar condiciona no solo su desarrollo, sino el grado de adaptación o de inadaptación que más tarde decidirá su destino.

La familia es la primera fuerza modeladora del  niño. Solo después de algunos años de vida empieza a actuar el medio externo. El hombre, que por esencia y naturaleza es un ser social por naturaleza es un ser social, comienza a serlo en el hogar, a través del grupo que lo rodea” (Castillo, 1974: 17).

En la familia el niño “se forma o se deforma”. Y en una familia disfuncional… ¿se podrá formar sin complicaciones un infante? Varios informes en diferentes años muestran en cifras la salud mental de las/los escolares:

En el año 2008 la Dirección de Salud Mental (DSM) del Minsa reportó que 300 menores intentaron suicidarse en el primer trimestre de ese año. Las causas: depresión, poco control de impulsos. El miedo a  ser agredidos por sus padres al obtener bajas calificaciones ocupa el primer lugar en las causas.

El año 2011 se un sondeo realizado a escolares del Lima Metropolitana por el Instituto de Ciencias para el Matrimonio (Farmilia) mostró que un 29% de los padres de los encuestados están separados o divorciados, un 33% de los escolares no quería imitar el modelo conyugal de sus padres y un 50% ve que sus padres no tienen una relación sana y feliz.

Dentro del entorno familiar también se incluye el aspecto cultural si tomamos en cuenta que la degeneración de la sociedad a causa del consumismo y los falsos valores que transmiten la televisión basura y los denominados “artistas” internacionales como aquellos que realizan sonidos extraños y onomatopeyas que llaman reggaeton que junto a las letras de sus temas y sus estrafalarias vestimentas imponen una moda que muchos niños y adolescentes asumen además de sus conductas. El más violento resulta ser el más admirado.

Ante esta situación el maltratado maestro cumple una labor importante al brindar afecto y paciencia a los/las estudiantes para contribuir en algo o al menos paliar la tris te situación de quienes no pueden disfrutar plenamente del derecho a la educación. Cualidades que no se pueden medir ni evaluar en ninguno de los procesos de evaluación que los gobiernos llaman meritocracia.

Show político

En las noticias de todos los medios de comunicación se muestra al Ministro de Educación como un héroe y una víctima a la vez. Héroe por defender la nueva Ley universitaria de las mafias de las universidades privadas y víctima al recibir los constantes ataques de la tan depreciada bancada fujimorista.

¡Se buscan tirar la ley universitaria! ¡Saavedra contra las mafias de las universidades privadas! ¡Quieren la cabeza de Saavedra! Solo son algunos de los titulares de quienes defienden a uno de los ministros más ovacionados por la Confiep.

En la reunión CADE realizado el 30 de noviembre del presente año el “paladin” de la educación, Jaime Saavedra, expuso los “avances de su gestión” ante los dueños del Perú (1200 empresarios) quienes ovacionaron al funcionario que percibe mensualmente 30 mil soles y se opone a que los docentes nombrados reciban el aumento a 1700.

Admiró a aquellos maestros que a pesar de las míseras condiciones materiales y el constante acoso del que son víctimas por parte de los supervisores de las Ugeles (monitoreos) se esfuerzan por dar lo mejor de sí en bien de los/las estudiantes. Maestros que brindan confianza, apoyo y afecto al alumnado, maestros que batallan día a día con la indisciplina que no es más que producto de una sociedad degenerada por el sistema capitalista que fomenta el individualismo y el consumismo en los seres humanos, que destruye la familia con sus delincuenciales ejemplos (infidelidades de la farándula, modelos, etc.).

La práctica pedagógica y social demuestra que el cariño y la paciencia en el aulas, contraria a la represión de la vieja escuela; y la lucha constante del maestro contra este hampón sistema de vida, promovido y defendido por quienes participan en el CADE y felicitan al economista Jaime Saavedra (no es profesor), son la mejor reforma educativa que se puede aplicar en bien de las mayorías. En bien de nuestro pueblo.

Perfil del Reportero
Perú
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.