• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
Diana Francia Gómez: Pintar es entrar a un mundo paralelo creado por mí
Fecha de publicación 19 octubre 2015 - 11:30 PM
Entrevista a la artista Diana Francia Gómez.

Por Manuel Tiberio Bermúdez

Diana Francia Gómez, es una caleña que no es ajena a los olores de un taller de pintura ya que desde niña anduvo entre pinceles, trementina y linaza, pues su tía abuela, doña Inés Ordoñez, es pintora y Diana, pasaba gran parte de su tiempo observándola como coloreaba.

Esos paisajes recreados por su tía abuela, los retratos que hacía, con gran perfección, fueron convirtiéndose en un atractivo especial para Diana, tanto, que comenzó a pintar sin ninguna guía, solamente como un pasatiempo, como una forma de dejar en un lienzo sus impresiones del mundo que le rodeaba.

Pero no fue la pintura el primer oficio que eligió como proyecto de vida. Inicialmente se dedicó al diseño de modas. Llegó a tener su propia marca y una tienda que tenía éxito.

Pero uno no hace lo quiere en la vida, sino que ésta le va marcando senderos por los cuales se va viajando, sin oponerse,  a ese camino que ella traza. 

“Por cosas del destino después de muchos años terminé con el negocio del diseño de modas. Para esos días ocurrió algo muy doloroso para mí y fue el fallecimiento de mi padre abuelo quien fue, es y será, la persona más importante de mi vida. Este hecho, me llevo a buscar en qué utilizar mi tiempo libre en algo que me apasionara, de tal manera, que me ayudara a tener mi mente ocupada.  Fue entonces  cuando, con el apoyo de mi esposo,comencé a tomar clases de pintura”.

“Asistí  a  algunos talleres de figura humana con modelo en vivo, con el maestro Andrés Loboguerrero,  quien desde un comienzo creyó en mí y  desde las primera clases recibí todosu apoyo. Luego, él fue quien me involucró en el medio artístico compartiéndome las diferentes convocatorias y concursos. Así fue como empecé a exponer mis pinturas. Siempre estaré muy agradecida con el maestro Loboguerrero, al igual que con todas las personas que he encontrado en este camino y que me han brindado su apoyo”.

Pero lo que no sabía Diana Francia, que aquello que se inició como un pasatiempo, como una forma de conjurar el dolor, se convirtió en su proyecto de vida, en su profesión.

¿Cuáles son las motivaciones para sus cuadros?

“El deseo de plasmar mi mundo, mis sentimientos,los recuerdos, situaciones de vida propia o ajenas.Me pasa con mucha frecuencia que al escuchar a alguien que me cuenta algunosescenarios de su vida, o simplemente con el hecho de verlas a mi alrededor,las puedo percibir,es algo extraño que a veces hasta me llega a afectar, pero la forma como desahogo este sentimiento es sobre los lienzos”.

“Muchos de mis trabajos los realizo sin referencia visual, me los dicta la mancha sugerente donde los evoco mentalmente después de casi hablar con el lienzo,  es un reto para mi tratar de plasmarciertos sentimientos, frustraciones, anhelos y alegrías”

Diana Francia, empezó a exponer en el 2011 y fue para ella una sorpresa la aceptación que tuvieron sus cuadros. La crítica fue generosa y el público apreció su talento.  Ese año ganó un concurso para pintar Unmural en un importante lugar de Usaquén, en Bogotá. “Confieso que fue algo inesperado estar entre los ganadores de la convocatoria, porque hasta ese momento yo estaba empezando a exponer y sabia de la calidad de los artistas con los que estaba compitiendo”.

Desde ese tiempo hasta hoy ha venido trabajando incansablemente para encontrar su propio lenguaje pictórico. Según la crítica y quienes asisten a sus exposiciones, va por el camino correcto ya que quienes se acercan a su pintura les llama mucho la atención la técnica que utiliza: la espátula que permite resaltar la textura de las obras. A veces mezcla espátula y Dripping, que significa gotear, lo que le ha forjado una identidad en su trabajo que cada vez es más reconocido.

Al respecto Diana Francia señala: “Este estilo,  unido a las temáticas que manejo, creo que ha sido una buena propuesta que ha calado en el publico y en los críticos.

“Alguien me preguntaba el por qué  de la fuerza en mis pinceladas o en mi trabajo, a lo que respondí: Tal vez se debe a mi personalidad.Me considero una persona inquieta y de temperamento fuerte. Lo que hacemos,  de una u otra forma,son el reflejo de lo que somos, y esa soy yo”.

Sobre su arte, la pintora dijo: “Me considero expresionista figurativa.  Mi lenguaje pictórico está basado en el sentimiento del momento, con rasgos ingenuos,  pues cuando trabajo dejo salir la niña que hay en mí,lo que me permite exteriorizar los sentimientos sin cohibiciones.  Es un realismo espontáneo, con el que puedo plasmar un mundo paralelo utilizando texturas y colores vibrantes con los cuales puedo  expresar mis emociones y lo estados del alma en el soporte que elija”.

Diana Francia nos cuenta también de las motivaciones que le acompañan para el trabajo que afronta cada día. “Mis motivaciones personales son crecer artísticamente, aprender cada día más sobre mi oficio, seguir madurando mi lenguaje pictórico con el que me expreso. Me motiva dejar huella, hacer un camino, impactar el alma de quienes miran mi trabajo. Testimonio algunas situaciones de vida actual en las series que estoy trabajando “Cuerpo y alma al desnudo” en las que, por medio de las expresiones que recojo de rostros y cuerpos desnudos, le rindo un homenaje a la mujer y la invito a que se ame sin que tenga importancia la edad, el físico, la religión o la condición social”

“MI mundo”, otra serie en la que evoco lugares imaginarios, vivencias interiores y exteriores, situaciones de vida que son recuerdo en mi mente. Son momentos que deseo recrear en el recuerdo, pensamientos que deseo trasmitir a los demás”.

“Cuestión de Fe”, es otro trabajo en el que enfrento  una serie religiosa la cual gozo creándola ya que Dios está siempre presente en mi vida y a él le debo todo. Es mi fe y como no dejar constancia de ese sentimiento en mis lienzos”.

“Ahora, estoy trabajando una serie no figurativa en la que dejo ir mi mente y juego con el color y las texturas atendiendo al sentimiento del momento”.

A veces ha sido difícil para las mujeres abrirse paso en cualquiera de las manifestaciones del arte. Quisimos saber cómo ha sido para Diana este aspecto para su quehacer como artista.

“La verdad, no he sentido el machismo para nada, por el contrario,  me considero afortunada pues he recibido apoyo de muchas personas en este mundo del arte, tanto de hombres como de mujeres quienes han reconocido y valorado mi trabajo. Pienso que Dios pone en mi camino a las personas indicadas en el momento justo y preciso”.

Los artistas valoran  su vida también por los momentos esenciales para su trabajo, por esos trocitos de existencia que dejan huella y una grata recordación. Nuestra protagonista no es la excepción y sobre el particular nos cuenta: “Fue una Mención de Honor que recibí en una de mis primeras exposiciones en el 2011, en el VII Salón de Artistas de Cundinamarca “Policarpa Salavarrieta”. Allí participe con la obra “All Ordóñez”, hoy, una estrella pugilística brilla en el firmamento”. Con esa obra hice un homenaje a mi padre adorado (q.e.p.d), quien fuera un destacado deportista, campeón nacional de boxeo en los años 1949, 1952 y 1953. Ese momento fue para mí muy importante ya que sentí que el reconocimiento era para él, para su dedicación al deporte, un homenaje a sus triunfos. Esa obra la realicé con mucho amor y por ese motivo es uno de los momentos más emocionantes en mi vida”.

La vida de esta artista ha sido atareada y muy productiva. Desde el 2011 a hoy, ha tenido la oportunidad de participar en más de ochenta exposiciones colectivas en Colombia y en el exterior,  en compañía de destacados artistas.

Ha realizado dos muestras individuales en Bogotá una en el 2014 y otra en el mes de agosto de éste año en el Atheneum World Trade Center Club de la Capital de la República. En Colombia han sido unas 60 exposiciones y en el exterior unas 24 muestras que avalan su quehacer artístico. Países como España, Francia, Bélgica, Italia, Marruecos, Estados Unidos, México, Brasil, Ecuador y Argentina, son testigos de su trabajo aplaudido y reconocido.

También ha sido merecedora de destacados reconocimientos por su trabajo pictórico así como  por las labores sociales por medio del arte.

Diana Francia, hace parte de MAI Colombia Internacional, entidad que valora y de la cual asegura:  “MAI Colombia Presidida por el maestro, Jorge Torres, es como una gran familia, una gran institución Colombiana a la cual tengo el gran honor de pertenecer.

Cuando el maestro Jorge Torres me invitó a ser parte de  esta gran familia, me sentí muy halagada de que el Maestro tuviera en cuenta mi trabajo. Fue para mí un gran logro y no dude en decirle que sí, y él,  es una de las  personas a las cualestengo mucho que agradecer,

Gracias a él, a MAI Colombia; a sus directivas, Cesar Rincón, Olaff Crown y a todo el equipo, he tenido la oportunidad de mostrar mi trabajo, tanto en Colombia como en el exterior, ya que ellos realizan una gran labor de promoción y difusión  en pro de los artistas vinculados.  Sin lugar a dudas, son excelentes gestores y promotores de los artistas afiliados a MAI.  Solo agradecimientos tengo para este maravilloso grupo”.

¿Qué sueña para su futuro como artista?

Me visualizo trabajando en un lugar apartado, ojalá a la orilla del mar. Que mi obra deje huella,que se extienda. Quiero tener la oportunidad de dejar un archivo documental  de lo que me rodea, de las emociones del momento y que mi trabajo trascienda fronteras”.       

Que piensa de la pintura como forma de expresión y cómo le ha servido a usted para encontrar eco en los otros, en los  espectadores de tu trabajo

“Pienso que la pintura me ayuda a exteriorizar mi empatía hacia los demás. Para mí la pintura es mi lenguaje no verbal con el que expreso lo que siento, tomando lo que está en mi mente, plasmándolo en un lienzo para tratar de transmitir así sensaciones que el espectador de la obra perciba de manera acertada”.

“Me complace mucho cuando alguien se me acercaa decirme que se ven reflejados en mis trabajos, y en algunas ocasiones, que se sienten atrapados por los rostros y por las miradas que pinto. Eso es muy grato para mí, lo cual me anima a seguir adelante”.

¿Qué dice la crítica de tu trabajo?

“La crítica ha sido muy amable con mi trabajo. Me encanta escuchar los comentarios, y sobre todo, cuando los conocedores en el tema me cuestionan,me gusta Porque de ahí aprendo y dejo para mí  lo que creo conveniente y lo aplico. Es una manera de crecer profesionalmente. Tengo la fortuna de que mis mejores críticos son mis amigos, así que yo solo oigo, analizo, selecciono y aplico lo aprendido”.

“Otro punto en el que me baso es en la opinión del espectador, y mejor si no es conocedor. Si una persona se me acerca y dice que mi trabajo le transmite emociones,  me siento muy halagada. Igual me agrada escuchar todo tipo de comentarios. En general pienso que me ha ido muy bien con la crítica”.

¿Qué es para usted el arte en este mundo tan agitado y en el que parece que no hubiera tiempo para las expresiones artísticas entre ellas la pintura?.

“El arte es un lenguaje que llega al alma. Cualquier tipo de expresión artística te conmueve o te alegra, te disgusta o simplemente no te agrada. En la pintura como expresión artística es exactamente lo mismo. Pienso que los artistas tenemos la función de sensibilizar, de transmitir. Tenemos un sello cada uno, es como la huella personal, como la caligrafíay debemos hacer lo que nos corresponde que es trasmitir lo que el corazón nos dicta independientemente del mundo en el que vivamos. Tenemos nuestro propio mundo que entregamos para aquellos que quieran entrar en él,  el reto está en lograr atraer a las personas a conocerlo y hacerlas enamorar de él”.

¿Si pudieras tener la oportunidad de conocer a alguno de los pintores fallecidos a quien te gustaría conocer y por qué motivo?

“Le cuento que se me vienen muchos grandes artistas a la mente, pero hay una gran figura del expresionismo abstracto el cual es uno de mis referentes. Se llama  Jackson Pollock, me cautiva este artista ya que con su técnica del Dripping, la cual desarrolló y por la que se distinguió,rompió con la tradición pictórica del caballete,  para trabajar en una pintura más de ambientación pues él colocaba la tela en el piso y empezaba a danzar emotivamente, lanzando o dejando gotear pintura sobre ella. Me encantaría ver directamente su proceso desdeque iniciaba una obra hasta saber en qué punto decidía terminarla, como la equilibraba y escuchar en sus propias palabrasque le inspiraba al momento de crear cada una”.

Tres motivos por los que  eres artista

“La verdad los tengo todos, porque amo y  disfruto lo que hago, me encanta cuando estoy pintando y entro en un estado alfa en el que no existe el tiempo, no me afecta nada, ni el clima, ni mi entorno,  es como entrar en otro mundo, en mi mundo paralelo. Para mí pintar  no es un trabajo, es un gozo y si vivo de eso, me parece estupendo”.

“No sé cómo pasétanto tiempo de mi vida sin poder expresar en los lienzos lo que siento. No sé por qué no tome la determinación, mucho antes, de dedicarme de lleno al arte, pero bueno nunca es tarde.  Para mi es una prueba más de que con mucho trabajo, dedicación, empeño, y sobretodo,  buena actitud siempre podemos lograr lo que queremos, no importa el momento de la vida en el que estemos. Solo sé que vivo enamorada de lo que hago y que siempre he sentido la presencia de Dios en mi vida y en todos mis proyectos”.

En caso de no haber sidoartista, pintora,  ¿qué otra actividad  hubiera elegido como oficio de vida?.

“De hecho me dediqué casi toda mi vida al diseño de modas. Tuve mi propia marca de modasformal masculina y también me funciono en su momento, digamos, que es otro oficio que tengo alterno pero para el cual ya no me queda tiempo porqueen el arte pongo toda mi concentración”.

Finalmente, ¿Qué le debe al arte para su vida personal?

Le debo mucho, sobre todo tranquilidad.  Tengo el taller en mi casa,tengo la fortuna de trabajaren  la tranquilidad de mi hogar. Aunque a veces no es fácil la comercialización del arte, en general me va bien, gracias a Dios. Amo estar en mi estudio en compañía de mis mascotas. Puedo pasar días, semanas enteras sin salir de casa dedicada solo a crear  o a trabajar tranquilamente en mis proyectos. Podría decir que soy feliz gracias al arte”.

¿Una reflexión sobre por qué vale la pena ser pintora?

“Ser artista es un  trabajo lleno de gozo que requiere de mucha dedicación, de mucha perseverancia, pero cuando ves tus creaciones, tus propios sentimientos plasmados en un lienzo; cuando ves que  la historia que estas contando, por medio de figuras, colores y texturas, y empiezan a tener casi que vida propia en su mundo paralelo,  es cuando te das cuenta que si vale la pena el trabajo como artista”.

“Siempre vale la pena hacer lo que amas independiente del oficio al que te dediques. Cuando se hace lo que se ama en la vida, todo fluye y se disfrutahasta los impasespues estos son los que nos forjan para ser mejores en lo que hacemos y sobre todo que nos lleva a ser mejores personas”.

¿Cuáles son sus proyectos a futuro?

“Seguir trabajando en propuestas con mis series  “Cuerpo Y Alma Al Desnudo”, “Cuestión De Fe” y “Mi Mundo”

Continuar haciendo parte de MAI Colombia y participar en los grandes proyectos futuros.

Seguir trabajando en la labor social poniendo mi granito de arena, compartiendo un poco de lo que séy de mi tiempo, con quien lo necesite. Aunque en lo personal siento que no soy yo la que hago la labor social, esta labor la hacen las personas con quien comparto, pues llenan mi corazón de mucha alegría y me brindan mucho cariño,y eso,  es muy gratificante”.

Así mismo quiero seguir trabajando en la gestión artística pues es algo que también me llena de satisfacción.

Foto Archivo de la entrevistada.

Perfil del Reportero
Colombia
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.