• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • No quiero decir Good Bye Lenin
Fecha de publicación 16 noviembre 2017 - 01:54 AM

Hace días anda rondado la noticia de que una maravillosa escuela que forma parte imprescindible de la vida de miles de personas, que hace años se encuentra en condiciones de precariedad y descuido, pasará a estar en vías de extinción.
Más allá de todo el romanticismo y el desasosiego que esto causa a sus egresados, creo que este hecho específico me ha causado una gran preocupación. Primero que todo por ver como se desvanece el objeto social de la Vocacional Lenin, incluso más que la escuela en sí. Algunos la tildan de elitista con un aire de desprecio o de ser la escuela de los superegos, pero el hecho es que yo nunca la vi así, sino como una escuela que tenía como dijera Fidel el papel de ser:
 "Una Escuela que pueda servir como modelo de lo que deberá ser en el futuro la Escuela de nuestra patria".
A mí entender y el de muchos ha venido cumpliendo su rol debidamente. Y sí, para poder garantizar estos resultados, debe tener condiciones y exigencias especiales para sus estudiantes como también dijera en su momento Fidel:
"Vamos a procurar que sea una buena Escuela, una Escuela moderna, una Escuela donde se den las condiciones para que puedan alcanzar las vocaciones al máximo desarrollo, una Escuela que sirva como premio, que sirva como estímulo a los que se han esforzado. Una Escuela que sirva como vanguardia, que sirva como piloto, que sirva como modelo de lo que deberán ser las escuelas del futuro de nuestra patria."
Esto no debería hacer entonces que se quiera rebajar a las Vocacionales en general y a la Lenin en particular al nivel de los Preuniversitarios, sino que se debe aspirar a que estos últimos puedan acercarse lo más posible al nivel y los resultados de las Vocacionales. Es doloroso ver desmoronarse a un paradigma de la enseñanza media en Cuba, a pesar de que algunos decidan negarlo, como lo es la Lenin sin que se vea voluntad política alguna para mejorar esta situación.
En segundo lugar me preocupa aún más que se estén tomando decisiones  sin importar la opinión general, y que los comentarios planteados por estos días solo sirvan de desahogo emocional, sin que al menos se de una explicación convincente de porque se están realizando los cambios que se avecinan sobre la escuela. Me preocupa que estas decisiones, estén resolviendo un problema hoy poniendo en peligro el día de mañana.
Desearía que los egresados pudiéramos ser verdaderamente escuchados y tomados en cuenta, que se nos permita ayudar a levantar nuevamente nuestra casa azul, que no se pierda la idea de que se pueden realizar empresas aparentemente imposible si todos trabajamos juntos y de buena voluntad.
Hoy más que nunca Cuba y la Revolución necesitan de estudiantes salidos de esas Vocacionales, que tenían el objetivo innato de formar al Hombre Nuevo bajo el concepto del estudio-trabajo, un hombre con una alta preparación cultural, política e ideológica. No debemos sacrificar la formación de esa próxima generación, no debemos repetir errores ya vividos en otros proyectos socialistas, no quiero despertar mañana en un país que dejó escapar un sueño cumplido y tener que decir "Good Bye Lenin".

Perfil del Reportero
Cuba
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.