• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • “La Revolución Francesa”  (II y final)
Fecha de publicación 15 septiembre 2016 - 10:05 AM

“La Revolución Francesa”  (II y final)

© Por Pablo Virgili Benitez (Especial para teleSUR)

Twitter: @VirgiliPablo

Del presente lo sabemos todo, del pasado sabemos poco es por eso que te invito a que te tomes unos minutos de tu tiempo, leas este artículo y te adentres conmigo en la fascinante historia de la Revolución Francesa. Porque recuérdalo siempre: para interpretar el presente primero hay que conocer el pasado y ahora mucho más que Francia es noticia frecuentemente.

El 14 de julio de 1789, la burguesía se vio apoyada por un gran sector explotado por la nobleza, los campesinos, que en medio de una agitada multitud revolucionaria formada por hombres y mujeres, tomaron por la fuerza la Bastilla; fortaleza que servía de presidio a los opositores al régimen absolutista de la monarquía. Esta demostración atemorizó a los partidarios del antiguo sistema, y sirvió para inclinar la balanza en favor de los revolucionarios, desplazando así del poder a los nobles y partidarios del absolutismo.

Paralelamente se produjo en las zonas rurales levantamientos de los campesinos contra los señores feudales, los cuales fueron asesinados y sus castillos saqueados y quemados.

La Asamblea Nacional estaba formada por la burguesía, que inicialmente para luchar contra la monarquía, lo hizo de forma unificada pero en realidad la burguesía no era una clase social homogénea, sino que estaba dividida en la alta burguesía (banqueros, financistas, comerciantes, propietarios) y en la baja burguesía formada por los profesionales (abogados y médicos), pequeños comerciantes y dueños de talleres.

La Asamblea quedó dividida en dos grupos:

Los Girondinos: dirigidos por Jacques Pierre Brissot                                                                                                                                              

Los Jacobinos: dirigidos por Maximiliano Robes Pierre

Girondinos: Querían llegar a un acuerdo con la monarquía e instaurar una monarquía constitucional, es decir, tenían actitud moderada respecto a los cambios políticos. El rey mantendría el poder soberano pero supeditado a la ley que dictaría la Asamblea Legislativa.

Jacobinos: Tenían ideas más revolucionarias y de cambios radicales, con tendencia a la instauración de una República democrática, con derechos a la participación política y con la aplicación de medidas más equitativas para la repartición de la riqueza y la lucha contra el hambre.

La Asamblea Nacional toma sus primeras medidas:

1- Se eliminaron los privilegios de la nobleza.

2- Se le obligó a pagar impuestos a todos los nobles.

3- Se eliminó el diezmo a la Iglesia.

4- Se estableció la libertad para comerciar.

5- Se estableció la defensa de la propiedad privada.

6- Se estableció lo igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

Todas estas medidas se establecieron a través de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano; que se transformó en la síntesis de las ideas revolucionarias, basadas en las tres banderas: igualdad, libertad y fraternidad.

El 3 de septiembre de 1789 se proclamó la Constitución de carácter moderado donde prevalecieron las ideas de los girondinos y la alta burguesía:

Poder Ejecutivo: Rey Luis XVI: tenía derecho a veto suspensivo por 4 años a las leyes que considerara injustas o inconvenientes.

Poder Legislativo: Asamblea Legislativa: unicameral, formada por 750 miembros; elegida por 2 años e indisoluble.

Poder Judicial: Jueces electos.

El Rey mantuvo su inmunidad, aunque sus decretos requerían la firma del primer ministro, que quedó responsable de la política exterior, jefe de las fuerzas armadas y tenía autoridad para designar y revocar sus ministros.

En la nueva Asamblea Legislativa no se permitían a los diputados de la Asamblea Constituyente durante 4 años. Esto privó a la Asamblea de los hombres que habían trabajado para redactar la Constitución, y en consecuencia no intervinieron para trabajar por su éxito.

La Asamblea Legislativa quedó compuesta de la siguiente forma:

_El Club des Feuillants (Amigos de la Constitución) un grupo político de tendencia monárquica constitucional opuesto al derrocamiento del Rey Luis XVI tenían 264 diputados.

_Los jacobinos de tendencia republicana contaban con 136 diputados.

_Y el resto que eran constitucionalistas aunque desconfiaban del rey 350 diputados.

El 20 de abril de 1792 Luis XVI anunció a la Asamblea la declaración de guerra al soberano austriaco Francisco II, ante el entusiasmo de la Asamblea, pues solo 7 diputados votaron en contra.

La guerra se inició como un desastre francés, pues las fuerzas francesas fueron puestas en retirada en Bélgica. Y entre la turbulencia por las revueltas callejeras por la comida, el asignado cayó un 63%, se buscaron y encontraron culpables tanto en el origen austriaco de la reina, que la hicieron sospechosa de conspirar para la derrota francesa, como en sospechas de un comité austriaco en el palacio de las Tullerías (residencia real).

La Asamblea votó un decreto para reclutar 20 mil voluntarios ante la inminente invasión de los ejércitos de Austria y Prusia pero Luis XVI impuso su veto. Esto precipitó la caída de la monarquía.

Los jacobinos irrumpieron en el palacio de las Tullerías con 20 mil voluntarios y sitiaron al rey, derribaron el gobierno  municipal de París, y organizaron una comuna revolucionaria que se opuso a la Asamblea Legislativa.

La Asamblea suspendió a Luis XVI en sus funciones y lo encarceló y convocó a elecciones generales por sufragio universal masculino para constituir una Convención  que sustituyera a la Asamblea.

En la primera sesión de la Convención, el 21 de septiembre de 1792 la monarquía fue abolida.

El rey Luis XVI fue decapitado en la Guillotina el 21 de septiembre de 1792.

La reina María Antonieta corrió la misma suerte y fue llevada a la Guillotina el 16 de octubre de 1793.

Ante la guerra y la difícil situación que atravesaba Francia la Convención controlada por los jacobinos decidió crear varias instituciones que tendrían a su cargo el gobierno del país:

1- El Comité de Salvación Pública: integrado por nueve miembros con amplios poderes de gobierno. 

2- El Comité de Seguridad General: con atribuciones de policía y de seguridad interna. Se dedicaba a investigar el comportamiento de los supuestos enemigos de la Revolución.

3- El Tribunal Revolucionario: con extensos poderes judiciales.

Con Robes Pierre al frente del Comité de Salvación Pública se estableció un gobierno revolucionario, que suspendió algunas garantías constitucionales, mientras la situación de guerra pusiera en peligro la Revolución, y se utilizó el Terror declarándose un estado de excepción. Para ello Robes Pierre utilizó la Guillotina, todo aquel ciudadano que era sospechoso de actividades contrarrevolucionarias era guillotinado.

Ante la guerra y la crisis económica se tomaron toda una serie de medidas para favorecer a las clases populares, y que fueron signo del nuevo carácter social de la República:

1- La venta en pequeños lotes de los bienes expropiados a la nobleza para que pudieran ser adquiridos por los campesinos.

2- Ley que fijaba el precio máximo de los artículos de primera necesidad y la reglamentación de los salarios.

3- Persecución a los especuladores, confiscación de sus bienes y distribución de ellos entre los pobres.

4- Obligatoriedad y gratuidad de la enseñanza primaria, prohibición de la mendicidad, se prestó atención a los enfermos, niños y ancianos.

5- Proceso de descristianización, que estableció la sustitución del calendario cristiano por el que se iniciaba con la proclamación de la República y la sustitución del culto católico por un culto cívico: el de la razón.

Las reformas de Robes Pierre concitaron muy pronto la oposición de la mayor parte de la burguesía, que veía peligrar sus propiedades. Por otro lado, su forma de gobernar dictatorial, desagradaba a muchos porque a cualquier crítica se respondía con la detención y la muerte en la guillotina.

Cuando la guerra dejó de ser un problema y las victorias del ejército republicano garantizaban la estabilidad de la República, gran parte de los diputados de la Convención se pusieron de acuerdo para dictar una orden de detención contra Robes Pierre, que fue víctima de su propia invención y fue guillotinado el 28 de julio de 1794.

CONSECUENCIAS DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA

1- Se destruyó el sistema feudal.

2- Se dio un fuerte golpe a la monarquía absoluta.

3- Surgió la creación de una República de corte liberal.

4- Se difundió la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

5- La separación de la Iglesia y el Estado en 1794 fue un antecedente para separar la religión de la política en otras partes del mundo.

6- La burguesía amplió cada vez más su influencia en Europa.

7- Se difundieron ideas democráticas.

8- Los derechos y privilegios de los señores feudales fueron anulados.

9- Comenzaron a surgir ideas de independencia en las colonias iberoamericanas.

10- Se fomentaron los movimientos nacionalistas.

IMPORTANCIA DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA

La Revolución Francesa fue el cambio político más importante que se produjo en Europa, a fines del siglo XVIII. No fue sólo importante para Francia, sino que sirvió de ejemplo para otros países, en donde se desataron conflictos similares, en contra de un régimen anacrónico y opresor, como era la monarquía. Esta Revolución significó el triunfo de un pueblo pobre, oprimido y cansado de las injusticias, sobre los privilegios de la nobleza feudal y del estado absolutista.

Ya conociste un poco más de la fabulosa historia de la Revolución Francesa, descubriste en estos dos artículos resumida pero detalladamente el hecho que cambió la historia de la humanidad. 

© http://www.telesurtv.net/

Blog del autor de este artículo:

© http://escribiendopuntonet.blogspot.com/

Perfil del Reportero
Ecuador
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.