• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
  • Alerta Nuestra América En referencia a tecnologías, soberanía y futuro…
Fecha de publicación 3 octubre 2017 - 11:23 PM

Cambios Tecnológicos Incrementales y Disruptivos.

El profesor José Ignacio La Torre catedrático de física de la Universidad de Barcelona, y otros expertos en la materia incluyendo algunos futurólogos científicos, advierten con algunas variaciones y más o menos prudencia, que en tres décadas la inteligencia artificial basada en ordenadores cuánticos superará la capacidad del cerebro humano. El mismo profesor también refiere a progresos tecnológicos incrementales y disruptivos. Los incrementales avanzan linealmente en el tiempo. A mediados de los 90 una computadora Pentium 1 en Latinoamérica, accesible a clase media, tenía un 1 GB de memoria. En 2017, 22 años después tiene 1024 GB (un Tera). La ley de Moore estudia el avance lineal y hoy según ella, la capacidad de cálculo se duplica cada 18 meses.

Sin embargo, en el presente, la humanidad comienza a enfrentar un nuevo tipo de dinámica ya experimentada en otros momentos de la Historia. Un cambio DISRUPTIVO. No hay ley que pueda predecirlo y la imaginación del común de la gente no es suficiente siquiera para pensarlo. Su base está en los ordenadores cuánticos que provocarán ya no saltos lineales impresionantes, sino logarítmicos. La velocidad, almacenamiento y capacidad de cálculos serán de ciencia ficción. Por ejemplo, un solo ordenador podrá procesar en segundos lo que a todos los millones de ordenadores juntos actuales en red le llevaría 500 años. El hecho revolucionará todos los campos de la ciencia y hará surgir nuevos.

Internet trajo consigo una nueva configuración del mundo. Hoy no es posible imaginarlo sin redes sociales, correo electrónico, video llamadas, etc. Fue un cambio disruptivo pequeño en relación al que se espera. La generalización de nuevas tecnologías será masiva, cercana a la magia. Vivir en el año 2050 sería increíble, según lo que la ciencia le promete a la gente. Grandes empresas como Google, IBM, Microsoft y la NASA invierten millones en la competencia al igual que China.

Otros campos determinantes  como la robótica, las nanotecnologías y genética se impulsarán notablemente. Es así como surgió el concepto de SINGULARIDAD TECNOLÓGICA, esperada para mediados de siglo XXI

Desde una mirada positiva, nuestros hijos serán adultos en una sociedad hiper tecnológica y conectada por una mega red de flujo de información sin precedentes con el empleo de la realidad aumentada y virtual de inmersión total en pleno. Sin límites de idioma.

Pero con cada avance, la humanidad ha tenido que lidiar con la disyuntiva de lo negativo y lo ha hecho muy mal. El ejemplo mayor, que puso a reflexionar al positivismo, fue el uso de la bomba atómica en Japón por Estados Unidos. Un avance notable puesto en favor de la guerra y el exterminio. La industria tecnológico-armamentística y el petróleo son el trasfondo de varias bestialidades.

¿Qué es Nuestra América? Repaso…

Una vez Europa vino a nuestro continente. Junto al odio, masacre, humillación, ambición, enfermedades, la religión y otros cánceres; vino un lado humano bueno del viejo continente (arte, saberes, etc.). Los reyes y princesas, aquellos de los cuentos que leemos a nuestros hijos, arrancaron y arrastraron africanos con un cúmulo de dolor colectivo inimaginable, a nuestras tierras. Así, la colonia iberoamericana re configuró la cultura con triple matiz mayoritariamente, y la forma de vivir con sus instituciones, ajustándola a su modo: monarquía.

La independencia nos dio la identidad, pero nos ajustamos a un modo externo nuevamente de organizar la vida: República Moderna. Ésta fue sustituida por las Repúblicas Nuevas (nuestras) en las constituyentes progresistas. Ejemplo de ello: La Bolivia Plurinacional hizo Estado sus naciones, o la República Bolivariana o Ecuador. Más de 500 años le costó a la masa humana regional volver a su identidad -Nuestra América- con el inicio de la integración en el ALBA/TCP, UNASUR y CELAC y Telesur. La Otra América rica e imperial, poderosa, de raíz colonial distinta tiene solo dos países: EUA y Canadá. Ésta asimetría hace imposible, contradictorio y engañoso el panamericanismo, que es idea del norte. Por ello la OEA fue llamada “ministerio de colonias yanquis”, aunque yo diría de “neocolonias yanquis”.

Cuando Evo Morales, Chávez y Correa hablan de “Nuestra América” (véanse los discursos), con dos palabras resumen medio milenio de historia reciente local y único futuro estratégico.

Para reconfigurar una región, hicieron falta  tecnologías (desde el arma de fuego a la internet) Hoy, con la integración en pausa por la reacción externa de derecha/oligarquía, el riesgo es aún mayor. O Nuestra América despierta su tecnología y soberanía, o seremos una colonia de nuevo.

La lucha de los gigantes sobre las nubes.

Existe un ámbito donde se define el curso de la humanidad como especie de un rincón del Universo. En éste, las potencias de China, Estados Unidos, Rusia y Japón, compiten aceleradamente en un juego  para desarrollarse como naciones y en un sentido estratégico de supervivencia y contrapeso a la peligrosa unipolaridad. De entre todas las apuestas inteligentes a mediano plazo, saben que la inversión en ciencia y tecnología es fundamental para mantenerse soberanos. En el desarrollo de la industria aeroespacial, la astrofísica, la astronomía y los grandes proyectos que se piensan ya fuera del planeta, se aprecia ésta realidad. La incursión en el campo de la cuántica en busca de respuestas fundamentales de nuestro origen como especie y nuevas tecnologías, también. ¿Podrían el Reino Unido, Alemania o Italia por si mismos entrar siquiera al Juego? No, pues carecen del peso suficiente para medirse con semejantes gigantes. Tales ámbitos requieren de tanto dinero que está reservado para unos pocos. Por ello, solo a través de la Unión Europea, emergen al ruedo como actor potencia. La Agencia Espacial Europea o el CERN son una muestra de la fortaleza de la integración. ¿Podrán México, Bolivia o Panamá soñar siquiera un astronauta? ¿Qué sueños son posibles con la bota norteamericana o europea en el cuello?

La carrera por el primer e increíble ordenador cuántico, la robótica e inteligencia artificial, las nanotecnologías y microbots, ya ha sumado a otros países y polos tecnológicos con inversiones billonarias (Corea del Sur, Canadá, etc.) Quienes investigan en serio, con recursos y atención gubernamental, científicos de “pura cepa”, advierten de los cambios disruptivos que la tecnología provocará en los próximos 30 años. ¿Tienen idea los políticos neoliberales latinoamericanos, que solo piensan en como saquear más y más, en como servir más y más a las potencias, de lo que significa estar tan al margen? ¿Saben nuestros niños y universitarios cómo será el mundo en 2030?

En la región se vive el hoy. Nuestros universitarios aún se forman con currículos del siglo pasado en universidad de raíz europea. La primaria apenas resuelve la alfabetización, cuando está presente. No solo es una ruleta rusa el atraso sino casi la bala en la sien, la ceguera de los gobiernos en cuanto al mundo que muy pronto se viene. La derecha latinoamericana, en su sed bestial de riqueza, siguiendo las órdenes norteamericanas y europeas, juega desde el escritorio o un yate, con la libertad y la vida de millones de seres humanos. No importa que la ambición de las aristocracias y oligarquías, con esa gran visión, se proyecten estratégicamente al pasado invirtiendo el curso lógico del tiempo mismo. El costo, para que sus hijos estudien en Harvard y ellos pasearse por el mundo con el cuello estirado, es nada menos que una marcha atrás en la historia.

Tan viva está la colonia, que los universitarios de la educación, las ciencias sociales, la salud, la economía y otras, perdieron la brújula. No se reconocen en la identidad colectiva. Validan solo la ciencia occidental.  ¿Tan difícil es ver que Latinoamérica es una? ¿Acaso se olvidaron del saqueo que se inició hace más de 500 años? ¿Es imperceptible que la masacre, con el tráfico de seres humanos esclavos y una religión impuesta configuró una nueva identidad?

Si los europeos con identidades e idiomas distintos hicieron una Unión luego de matarse por siglos como bárbaros. Si China se convirtió en potencia en menos de medio siglo, acaso Nuestra América con toda su riqueza natural y biodiversidad e identidad común, ¿Qué sueño no podría cumplir?

Reconocernos es para el vendepatria profesional muy peligroso. Por ello Macri censura Telesur en Argentina. El Estado Moderno, importado en un tiempo, con su división ficticia de tres poderes es instrumento fracasado al igual que la Colonia. El derecho Romano, ¿Qué tiene que ver con nosotros? La democracia representativa, no es acaso una madriguera de corruptos?

Solo en la cooperación y ciencia solidaria, respetuosa de la Madre Tierra, entre países hermanos Integrados, soberanos, podremos emerger sobre las nubes a brindar nuestra ética de Paz.

¡Fuera Trump, Rey de España, embajadas conspiradoras y oligarquía vendepatria! ¡Fuera sus ONGs, sus fundaciones formadoras de nuestros formadores! ¡Fuera sus ejércitos! Fuera asesores. Fuera Banco Mundial. Resurja Haití pues es la deuda moral que tenemos todos. Los pueblos volverán a ser Estado en líderes que enterrarán tantos ALCAS como vengan a proponer...

Perfil del Reportero
Argentina
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.