• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
"A tí mujer"
Fecha de publicación 8 junio 2016 - 09:50 AM

“A ti mujer”…

Carta de un hombre a cualquier mujer.

© Por Pablo Virgili Benitez

(Editado y mejorado en corrección de estilo por Maria Alejandra Almeida)

Estoy cansado de ver como las mujeres se desaniman ellas mismas, estoy harto de ver como vuelven con el mismo hombre que un día las rechazó, las traicionó y hasta las maltrató. Me duele en el alma ver que hagan eso, que se rebajen ante las inmundicias y los seres que no las merecen. Pero lo que más me duele ver es cómo rechazan al verdadero hombre: al fiel, al sincero, al que las quiere de verdad, -no- ellas prefieren irse con el mujeriego con el bonitillo que se las da de Don Juan, y entonces te vienen a decir que todos los hombre son iguales, -eso da rabia-, no todos somos iguales, hay diferentes, lo que les falta es vista para identificarlos.

No entiendes mujer, que tú eres el ser más importante que habita en este planeta, no te das cuenta que tu sonrisa alegra las mañanas, que tu toque femenino es el que le da presencia y belleza a todo. No entiendes que te mereces que te hagan feliz.

No entiendes que eres como una flor, y como una flor debes ser tratada: con amor, cariño y delicadeza. No te has percatado que sin ti no somos nada. Detrás de un gran hombre se esconde una gran mujer, y los hombres que tratan a las mujeres como una princesa demuestran que fueron criados por una reina. No te percatas que hasta los hombres nacemos, nos criamos y vivimos gracias a una mujer.

Aun no te fijas en que no necesitas maquillarte; que eres bella como Dios te trajo al mundo, así al natural; que el solo hecho de que respires le da vida a la vida. Nadie es superior a ti.  Ser mujer no te hace mejor que nadie, ser mujer es un regalo de dios y una bendición para el universo.

Aun no ves que eres quien trae la vida, quien carga en su cuerpo durante nueve meses esa vida, quien alimenta a un nuevo ser, quien lo cría e instruye. No te das cuenta que eres la vida misma, que este mundo a veces tan hipócrita necesita de ti, de tu amabilidad y sinceridad, y de tu delicadeza para mostrarnos que la felicidad está en los pequeños momentos, que nadie más que tú nos podrá regalar.

Date el valor que te mereces. Regala y siembra amor, y recibirás amor de regreso. Cuida tu orgullo y nunca pero nunca permitas que te ofendan ni te maltraten, pero sobre todas las cosas enamórate del hombre que se enamore de ti, del que te lo demuestre con hechos y no con meras palabras, con el que quiera formar contigo una familia perdurable, con el que te enamore todos los días, el que te regale flores, te escriba pomas y te cante canciones. Ámate a ti misma, como se aman ciertas cosas hasta la eternidad, porque eres Mujer, la savia de la vida y la clave de la felicidad…

Pablo Virgili Benitez

Ibarra, 2 de junio del 2016

© www.escribiendopuntonet.blogspot.com

Perfil del Reportero
Ecuador
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.