• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Según la tendencia, ante las preguntas D y E los ecuatorianos han expresado que desean estabilidad laboral, empleo y seguridad social, pero no paquetazos neoliberales ni cesión de la soberanía.

Según la tendencia, ante las preguntas D y E los ecuatorianos han expresado que desean estabilidad laboral, empleo y seguridad social, pero no paquetazos neoliberales ni cesión de la soberanía. | Foto: EFE

Publicado 21 abril 2024 (Hace 12 horas 46 minutos)



Blogs


Recibió amplio margen de voto negativo en las interrogantes D y E, centrales en su propuesta y referidas al arbitraje internacional y a instaurar el contrato laboral a plazo fijo y por horas.

Tras el cierre de la consulta popular y referéndum celebrado este domingo en Ecuador, los datos recibidos en el centro de mando electoral muestran que el presidente Daniel Noboa perdió en las preguntas D y E del referendo, las dos que más le interesaban económica y políticamente.

LEA TAMBIÉN:

Concluye jornada de consulta popular y referéndum en Ecuador

Con cierre informativo a las 21H50 hora local, se apreciaba la tendencia a un amplio voto de rechazo en las interrogantes D y E, que hasta ese momento habían recibido 63,04 y 66,99 por ciento de votos negativos, respectivamente.

Expertos señalaron que las otra nueve preguntas de la consulta popular y del referendo podrían recibir más votos a favor, pero llamaron la atención de que la D y la E, medulares en la propuesta del mandatario, apuntan a una regresión en materia de derechos laborales y derechos humanos, precarización del trabajo, aplicación de más ajustes neoliberales y cesión de soberanía, cuestiones con que la ciudadanía no comulgó.

La primera de ella preguntaba: "¿Está usted de acuerdo que el Estado ecuatoriano reconozca el arbitraje internacional como método para solucionar controversias en materia de inversión, contractuales o comerciales?"

La segunda interrogaba: "¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República y reformar el Código de Trabajo para el contrato de trabajo a plazo fijo y por horas, cuando se celebre por primera vez entre el mismo empleador y trabajador, sin afectar los derechos adquiridos de los trabajadores, de acuerdo con el Anexo 4?"

El docente universitario y comunicador Mauro Andino Espinoza consideró que las preguntas D y E eran las que interesaban económica y políticamente a Noboa. "Las demás eran puro relleno, donde se consultaban en muchos casos obviedades que deberán aprobarse en la Asamblea (Legislativa). Si se consuma la derrota electoral en los temas señalados, Noboa habrá perdido el corazón de su consulta popular, así intenten maquillarla y manipular mediáticamente con un posible resultado favorable en las nueve restantes", estimó.

A juicio del excandidato presidencial Andrés Arauz, el pueblo le puso un freno a Noboa en esas dos preguntas vinculadas con la economía y el bolsillo. A su juicio, la consulta tenía tres temas fundamentales: el arbitraje internacional, el contrato a plazo fijo y por horas y la seguridad ciudadana. Aseguró que en las tres ganó el pueblo y que ahora Noboa no tiene ninguna excusa para no proponer a la ciudadanía estrategias integrales en esos temas.

Añadió que el mandatario ya no tiene capacidad para implementar un paquetazo, como proyectaba hacer con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Ahora "ha de someterse a la voluntad de la mayoría en el ámbito económico", con una política económica progresista "que apoye a la gente y no a las grandes trasnacionales", dijo, y que no saque el dinero del país sino lo invierta en generar empleos en Ecuador con inversión pública y sin precarización.

 

Por su parte, el coordinador del Movimiento Pachakutik, Guillermo Churuchumbi, apreció que los resultados de la votación muestran que en estas dos preguntas hay una decisión firme de los ecuatorianos de que se respeten los derechos laborales y los derechos humanos. Consideró que con ello el pueblo está diciendo que quiere estabilidad laboral, empleo y seguridad social.

En relación al arbitraje internacional, opinó que el pueblo no quiere trasnacionales que perjudiquen el presupuesto del Estado ecuatoriano. Recordó que el país no ha ganado en ningún caso de arbitraje y que este año están presupuestados 2.600 millones de dólares para pagar un fallo adverso. Aseguró que si esta pregunta hubiese ganado, estarían en riesgo alrededor de 55.000 millones de dólares.

Recalcó que a ambas preguntas el pueblo responde que hace falta más soberanía, más libertades, más empleo. Recordó que en estos momentos cuatro de cada diez jóvenes carecen de un puesto laboral, cerca de seis millones de ecuatorianos viven con tres dólares diarios, unos dos millones  viven con un dólar diario y alrededor del 80 por ciento de la población desea emigrar a otros países.

Afirmó que el Gobierno ha de hacer las correcciones necesarias en materia económica, de derechos humanos y de seguridad, y exigió a Noboa presentar un plan integral con acciones concretas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.