• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las grandes organizaciones burocráticas del mundo ejercen una forma de dominación sobre el sistema capitalista con la publicación de cifras e informes que los vuelven influyentes, explica el economista Alfonso Álvarez del Vecchio para teleSUR.

El Comité Olímpico Internacional (COI) reveló los milenarios salarios de sus miembros y ejecutivos, hecho polémico por el acostumbrado hermetismo de los organismos deportivos de gran envergadura en cuanto a las remuneraciones de sus integrantes. Aunque las altas sumas de dinero que fluctúan en estas organizaciones se deducen por su influencia mediática, genera controversia que el sueldo de un ejecutivo del COI sea seis veces superior que el del país con el salario mínimo más alto del mundo, Luxemburgo, con 4089 dólares mensuales en promedio.

Este anuncio hecho por el presidente del COI corresponde a un “período de transparencia” aprobado en diciembre de 2014 en el marco de la Agenda 2020. En su página web oficial, el COI detalla que 90 por ciento de sus ingresos están destinados a apoyar el Movimiento Olímpico en todo el mundo, y que “sólo 10 por ciento se usa para pagar a sus miembros”. Sin embargo, se desconoce la cifra total de ingresos del organismo, financiado por empresas privadas.

Las abultadas cifras se vuelven más asombrosas al compararse con el informe de la Oxfam, que indica que en 2016 más de la mitad de toda la riqueza estará acumulada sólo en 1 por ciento de la población mundial. En 2014, las personas más ricas han incrementado su riqueza en 48 por ciento.

"¿Realmente queremos vivir en un mundo donde 1 por ciento tenga más que el resto de nosotros combinado?”, cuestionó la directora ejecutiva de Oxfam, Winnie Byanyima.

El COI, creado en 1894, está encargado de supervisar y administrar todo lo concerniente a los Juegos Olímpicos.

EL SALARIO DEL COI, MUCHO MÁS QUE MÍNIMO

Luxemburgo, con más de 4 mil dólares al mes, tiene el salario mínimo más alto del mundo. Un ciudadano de este país necesitaría ganar seis veces más esa cifra para aproximarse al sueldo de un ejecutivo del COI.

¿POR QUÉ LOS BURÓCRATAS GANAN MÁS QUE EL PROMEDIO?

El economista y profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), Alfonso Álvarez del Vecchio, explica que los burócratas de organizaciones como el COI, FIFA o la OIT siempre tendrán ingresos superiores al promedio porque tienen una forma de dominación sobre el sistema capitalista: generan recolección y presentación de datos o informes que ejercen control sobre el mundo.

La influencia de estas organizaciones es fundamental en el sistema capitalista, que es el pilar de sus existencias. “La desigualdad es clave dentro del capitalismo y alcanzará puntos importantes porque precisamente el objetivo de ellos es la acumulación del capital. Si eso es lo que se busca, el salario tendrá siempre una repercusión negativa para el pueblo”, argumenta Álvarez del Vecchio.

Si no fuesen desiguales, afirma, el sistema capitalista entraría en crisis y la tasa de ganancia media caería, lo que sería el fin de la dominación del capital.

Compara los salarios del COI con algunos sueldos mínimos del mundo:

Según cifras del Banco Mundial, más de mil 300 millones de personas viven en pobreza (es decir, sin acceso a recursos básicos como vivienda, alimentación y trabajo simultáneamente). Los países mas pobres del mundo se encuentran en África: Ruanda, Guinea, Bénin, Tanzania, Costa de Marfil, Zambia, Malawi, Angola y Chad.

FIFA EN LA MIRA

La revelación del COI ahora mueve las luces hacia la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA). A principios de 2014 el semanario británico The Sunday Times publicó -en función a documentos filtrados- que la FIFA duplicó el salario de los 25 miembros de su Comité Ejecutivo, superando los 200 mil dólares anuales por persona.

El voluminoso salario de los miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA no incluyen los viajes ni alojamiento durante los eventos deportivos. La FIFA se negó a declarar sobre el trabajo del The Sunday Times.

A los organismos deportivos como la FIFA, los cubre la sombra del tráfico de influencias. Pese a que aseguran que son financiados por empresas privadas, han trascendido casos de financiamiento ilegal por parte de algunos países porque todos quieren ser sede o tener privilegios ante un mundial de fútbol.

El expresidente de la FIFA, João Havelange, (predecesor del actual, Joseph Blatter), ha sido interpelado e interrogado en varias ocasiones en el Parlamento brasileño (su país natal) por diversas acusaciones sobre tráfico de influencias.

Havelange dimitió en 2013 después de que el Comité de Ética de la FIFA concluyera que accedió a sobornos durante su etapa como presidente (1947-1993). Entre otros casos, Havelange fue vinculado a sobornos por parte de la ultima dictadura argentina.

Enterate más de:

FIFA

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.