Lo que el odio dejó (I) | Blog | teleSUR
29 agosto 2017
Lo que el odio dejó (I)

-Para usted, ¿Qué es el odio?

Lo que el odio dejó (I)

Para Mariela Tovar, habitante de la parroquia caraqueña de Coche, el significado es claro: es eso que hizo que los vecinos de su edificio (“en un noventa por ciento opositor”, como ella describe), dañaran su camioneta al acusarla de “chavista” y delatora de opositores y que señalaran también a su esposo, Martín, de haber entregado una lista al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) con los nombres de quienes participaron en las protestas contra el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Me da miedo, hasta ahora visito poco a mi madre y me pongo nerviosa cuando voy a salir y me pongo nerviosa cuando llego. Cuando estoy en la calle y alguien me ve dos veces, me parece que esa persona me va a gritar o va a hacerme daño…No quiero pensar que me pueden pegar un tiro”
Mariela sujetaba como un salvoconducto las dos copias de la denuncia que presentó el 16 de agosto ante la Fiscalía Superior del Área Metropolitana de Caracas y en las que da cuenta de cuatro ataques contra su propiedad y contra su persona, por parte de una oposición a la que califica de “antichavista y disociada” (página 5 de la querella). Las agresiones denunciadas por Mariela ocurrieron el 28 de julio, cuando encontró su camioneta Kangur Renault con los vidrios quebrados y los neumáticos ponchados; la segunda fue al día siguiente, cuando vecinos impidieron que una grúa se llevara su camioneta para que pudiera repararla; el tercero, el 6 de agosto, cuando encontró mensajes violentos pintados en su camioneta; y el cuarto, el día 22, cuando sus vecinos la insultaron en directo, acusándola de ser “sapo”.

-“Era irónico que gritaban asesinos cuando ellos eran los que realmente querían asesinar. Ellos dicen que vivimos en dictadura pero realmente ellos a nosotros nos establecían una hora de salida y una hora de entrada”.

Todo esto contaba Mariela en la denuncia que llevó el domingo 27 de agosto al Parque Ezequiel Zamora, donde se realizó la primera consulta pública para la Ley Contra el Odio y la Intolerancia por la Convivencia Pacífica.

Era pública, sí, pero la actividad se desarrolló en un espacio típico de las concentraciones del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). De hecho, en el encuentro que fue transmitido en vivo por Venezolana de Televisión, la mayoría de los asistentes llevaba su camiseta y gorras rojas correspondientes. No hubo espacio para disidencia o, al menos, no se le vio por aquí. Había, más bien, grupos de jóvenes, abuelitos, mujeres, personas con discapacidad, trabajadores del transporte y milicianos que piden la palabra para expresar los testimonios sobre su experiencia personal de las protestas violentas.

-Había niños que querían ir a la escuela pero los maestros dejaron de dar clases para apoyar las protestas (Melania Ferrer, representante del sector educativo)
-El que mató a mi hijo no lo apuntó a él, lo hizo apuntando a un grupo de personas que estaban celebrando el triunfo del presidente Nicolás Maduro (William Bastardo, padre de Énder, asesinado luego del llamado que hizo Henrique Capriles a “descargar la arrechera” tras las elecciones de 2013).

El mensaje de la constituyente, Iris Varela, de los más esperados: “El odio que aquí han tratado de estimular se queda pendejo para lo que intentaron hacer en Ruanda…Lo que necesitamos es que se acabe la guachafita, que se ponga orden.

Luego el grito de la militancia: “¡No volverán, no volverán!”

Olga, por parte de jubilados: “Aquí lo que manda es el chavismo. Chavez decía que el odio es un sentimiento contrarrevolucionario”.

Hablando de amor, una joven sentada en uno de los extremos del lugar, detrás de las filas rojas rojitas, alcanzó a gritar sin mayor repercusión: “¡Matrimonio igualitario!”.

Pero, hablando de igualdad, llegó el reclamo de muchos en voz de Luis Suárez, de la Fuerza Bolivariana de Taxistas: “Aquí hay un pueblo, hay hombres con las pelotas bien puestas y mujeres que le están echando un camión…Estamos a la orden….¡Mano dura contra la guerra económica!”.
Tras escuchar testimonios, peticiones y reclamos, la presidenta de la Asamblea Nacional de Venezuela, Delcy Rodríguez: “Al odio, la intolerancia y el fascismo hay que ponerle nombre y apellidos. ¿Dónde se ha visto que un medio promueva un magnicidio o radios que celebren que haya una intervención militar en Venezuela?”

Las palabras de la presidenta de la ANC llegaron luego de que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) decidió no renovar la concesión para dos frecuencias radiales privadas 92.9 y Mágica 99.1. En la misma semana, el gobierno sacó del aire las señales de las televisoras RCN y Caracol, que difundieron las declaraciones del expresidente mexicano Vicente Fox, en las que sentenció que el presidente venezolano Nicolás Maduro “o renuncia o sale con los pies por delante, en un cajón”. A nivel internacional, comenzaron los cuestionamientos sobre la libertad de expresión y de prensa en este país declarado, por el gobierno estadunidense, como una amenaza “inusual y extraordinaria” a la seguridad de esa nación. Durante una de las agresiones en su contra, Mariela tuvo su concepto sobre la libertad de prensa en Venezuela.

-Me dio lástima ver las cámaras de un canal de Televen, (diciendo) estamos aquí cuadrando lo que le hizo la Guardia a su camioneta. Había un micrófono y cuando yo le dije: no fue la guardia, fueron los vecinos. ¿Y saben por qué? Porque soy chavista, soy colaboradora del CLAP….¿Crees que el periodista me subió el micrófono? No lo hizo. Ahí entendí que ellos graban lo que quieren grabar…Ahí entendí que la verdad no es de ese periodista, la verdad para ese periodista no valía para nada”

La propuesta de ley contra el odio contempla tres objetivos principales: Frenar la campaña de odio y de violencia promovida por sectores extremistas de la oposición; buscar el reencuentro, la reunificación, la armonía y la paz de todos los venezolanos; condenar con penas de entre 15 y 25 años de prisión a las personas que convoquen a acciones violentas y que generen caos y zozobra en la población. Antes de ser rodeada por decenas de peticionarios y colaboradores que le hicieron llegar denuncias como la de Mariela, la presidenta de la ANC aseguró que la nueva normativa “será una ley invencible”.

¿Y sobre las acciones contra la guerra económica? Por ahora, todo igual como desde que se instaló la ANC: con los precios de todos los productos al alza.
 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Reportera mexicana. Presentadora de "Conexión Global" y "Temas del Día" en TelesurTV. Ha trabajado como reportera en distintos medios mexicanos en coberturas enfocadas a temas sociales y seguridad. Participó en el libro "La Travesía de las Tortugas", sobre perfiles de los 43 normalistas de Ayotzinapa (Ediciones Proceso, 2015). Tiene un libro de poesía "Recinto de mareas" (UANL, 2011).




Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.