Israel, a punto de bombardear 4 veces a Irán, confiesa el ex ministro de Defensa Ehud Barak | Blog | teleSUR
27 agosto 2015
Israel, a punto de bombardear 4 veces a Irán, confiesa el ex ministro de Defensa Ehud Barak

La desnuclearización del programa civil de Irán, en su exitosa negociación con Estados Unidos, bajo el formato del P5+1, ha puesto la mira universal en el gueto nuclear de Israel, que posee en forma clandestina un máximo de “400 bombas termonucleares y de hidrógeno”.

Israel continues to commit atrocities against Palestinians in the occupied territories.

Israel es un país racista que practica el apartheid contra la nación palestina, a la que ha despojado de su territorio, agua y definición universal de semita (http://goo.gl/LZoNfc), que el israelocentrismo hollywoodense distorsiona y propala de manera sectaria y antihistórica.

El Departamento de Estado acaba de exhumar documentos desclasificados, donde “Estados Unidos solicitaba a Israel no desplegar sus armas atómicas (http://goo.gl/z7PU7Y)”.

El anterior primer ministro y ex ministro de Defensa Ehud Barak confesó que Israel contempló atacar Irán cuatro veces (¡súpersic!), entre 2009 y 2012, pero el plan fue torpedeado por la oposición en el gabinete de Netanyahu o por la falta de preparación del ejército (http://goo.gl/xKrBJr). De manera extraña, la rígida censura militar israelí aprobó la revelación.

Nada nuevo sobre el unilateralismo nuclear de Israel, que se ha especializado en pisotear las leyes internacionales.

El megahéroe de la era nuclear, Mordejai Vanunu –técnico israelí que exhumó la fabricación de 200 bombas atómicas de Israel en el reactor Dimona–, reveló que “en 1973 Israel estaba dispuesto a utilizar armas nucleares (¡súpersic!) contra Siria… y Egipto (http://goo.gl/l7PG1n)”.

Ya en 1981, con base en mentiras, Israel había destruido el reactor nuclear civil Osirak, de Irak (operación Opera-Babylon), construido por Francia, con el fin de establecer unilateralmente la doctrina Beguin, de bombardeos preventivos contraproliferativos (sic), que otorgaba al Estado sionista el monopolio atómico bélico en Medio Oriente (http://goo.gl/GNt7xN).

La piratería bélica israelí en Osirak, en la cercanía de Bagdad, fue condenada por la comunidad internacional en el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU.

Según Ehud Barak, en 2009 el ejército israelí no tenía la capacidad operativa para atacar las instalaciones nucleares de Irán, pese a las directivas del pugnaz Netanyahu.

En 2010, el plan de ataque no fue implementado debido a que el entonces jefe del estado mayor, Gabi Ashkenazi, se opuso arguyendo que no se encontraba listo operativamente.

Luego, en 2011, cuando el ejército disponía de la capacidad militar para atacar Irán, el ex ministro de Asuntos Estratégicos Moshe Ya’alon y el ex ministro de Finanzas Yuval Steinitz objetaron el plan, presentado a ocho ministros anteriores (el Foro de los Ocho).

Ehud Barak revela también que en 2012 otro ataque no fue concretado, debido a una operación militar no especificada de Estados Unidos en Medio Oriente.

La confesión de Barak se genera en un momento de presión de varios ex agentes del Mossad y anteriores jefes militares que favorecen el acuerdo nuclear de Estados Unidos con Irán, cuando Gran Bretaña se ha adelantado a sus aliados y ha reabierto su embajada en Teherán.

Si en 2009 y 2010 el ejército israelí no se encontraba listo para lanzar un ataque unilateral contra Irán, en 2011 el recién entronizado jefe del estado mayor Benny Gantz dijo tener la capacidad operativa, pero el plan de ataque fue declinado por no existir consenso en el Foro de los 8.

Según Barak, el hoy ministro de Defensa, Ya’alon, y el de Agua, Energía e Infraestructura, Steinitz, se opusieron al plan de ataque de 2011.

Benny Gantz presentó los riesgos, incluyendo la posibilidad de pérdidas, según Barak, quien describe cómo Ya’alon (su apellido verdadero es Smilansky, de origen ucranio jázaro no semita; https://goo.gl/ioay4n) y Steinitz se derritieron (sic).

Barak se burla de forma sarcástica de Ya’alon y Steinitz, quienes son los mismos y máximos (¡súper ic!) militantes para atacar Irán.

¿Da a entender Barak que el pugnaz Netanyahu está blofeando en su ataque contra Irán, que por cierto no está manco y está a punto de obtener un óptimo sistema de defensa de misiles S-300 de Rusia?

¿Netanyahu, supremo perdedor de las exitosas negociaciones de Estados Unidos e Irán, busca vender caro su amor?

¿Qué hubiera sucedido después de los bombardeos con la suerte de los 25 mil israelíes que viven en Teherán? ¿Esto no le importa(ba) a Netanyahu, especializado en carnicerías masivas, como su indeleble infanticidio de Gaza?

La oficina del ministro Steinitz calificó las revelaciones de Barak demuy graves y preguntó cómo pudo sortear la censura militar, mientras Ya’alon descalificó las versiones distorsionadas y tendenciosas de Barak, a quien se acusa de querer regresar como primer ministro con la bendición de Obama.

Juan Cole, historiador de la Universidad de Michigan y uno de los máximos orientalistas vivientes, comenta: “Aunque Netanyahu ha descrito permanentemente a Irán como un agresor militar, el país persa nunca ha atacado a otro en una guerra convencional en la historia moderna, mientras Israel ha lanzado repetidamente guerras de agresión, incluyendo 1956, 1967, 1982, 2009 y 2014 (http://goo.gl/BYxSP4)”. Le faltó agregar 1948 y 1973. Israel es un país belicoso por antonomasia que, en una primera fase, enfrentó a sus vecinos árabes para expandir su territorio (http://goo.gl/beftmm) y ahora pretende propagar su irredentismo bélico a países distantes islámicos no árabes, como Irán y Turquía, donde, por cierto, pone en riesgo también a 20 mil israelíes que habitan en Estambul.

Juan Cole señala que los planes para atacar Irán fueron revelados previamente por Meir Dagan, anterior jefe de los crapulosos servicios de espionaje del Mossad, cuando vetó, junto con otros funcionarios de la seguridad israelí, el esquema descabellado de Netanyahu y Barak (sic) para atacar Irán. Dagan acusó a Netanyahu y a Barak de exagerar enormemente (sic) la amenaza de Irán, por lo que un ataque es una idea estúpida (¡súpersic!) que no ofrece ninguna ventaja.

Juan Cole cita al general brigadier Aviv Kochavi, director de espionaje militar, quien sentenció ante el Parlamento israelí que consideraba improbable que Irán iniciara un programa nuclear militar. Cabe destacar que el programa atómico de Irán es, hasta ahora, de carácter meramente civil, con propósitos de investigación y terapia médica.

El periodista israelí Barak Ravid comenta que “Netanyahu no blofeó en su deseo por atacar Irán”, sinojustamente fracasó en cumplir sus amenazas, por lo que las revelaciones de Barak develan algo peor de Netanyahu, quien “intentó y fracasó (http://goo.gl/cWu4Hn)”.

Barak Ravid comenta que las vacuas bravatas de Netanyahu para bombardear Irán conformaban parte de un ejercicio engañoso dedeténganme (sic): un “ blof con la intención de presionar a las potencias mundiales, en especial a Estados Unidos, para imponer sanciones severas a Irán para que cese su programa nuclear o para amenazar una acción militar estadunidense”.

Barak Ravid deduce queNetanyahu no desea realmente atacar Irán o, peor, no puede.

Las óptimas guerras destructivas de Israel contra sus pletóricos enemigos han sido libradas por Estados Unidos, como las emprendidas contra Irak, Libia y Siria.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.