Grecia y el Apocalipsis | Blog | teleSUR
20 febrero 2015
Grecia y el Apocalipsis

Hasta ahora, mediados del mes de febrero, nada está definido sobre el asunto griego. La troika no cede en sus pretensiones de que el país helénico continúe sujeto al programa de austeridad diseñado por la élite del poder europeo, y el gobierno griego no está dispuesto ni en condiciones políticas, sociales, culturales y, sobre todo, económicas de continuar en el marco de la austeridad ordenada por Berlín y sus secuaces.

Continúan muestras de apoyo al nuevo Gobierno de Tsipras.

Cabe suponer que el plazo solicitado sea concedido.

Atenas ha propuesto abrir un compás de espera de seis meses para dar tiempo a una negociación serena, sin premuras y mutuamente beneficiosa. Las cabezas del eurogrupo no han respondido. De modo que la moneda está en el aire, pero la respuesta no puede demorar mucho. Y ante la firmeza mostrada por el gobierno heleno, cabe suponer que el plazo solicitado sea concedido. Pero en ese caso o en el contrario pueden irse vislumbrando los posibles escenarios.

Un posible escenario, acaso el más indeseable para las dos partes es la salida de Grecia del sistema monetario del euro. No necesariamente de la Unión Europea como gran acuerdo de libre tránsito de mercancías, capitales y personas. Sólo del sistema monetario conjunto. Ahí está, como modelo clarísimo el caso del Reino Unido, que siendo miembro de la Unión Europea (UE) no se encuentra dentro del sistema monetario del euro. ¿O alguien ignora que ese gigante de la UE tiene y mantiene su propia moneda, la celebérrima libra esterlina?

¿Qué podría pasar? Realmente nada. En realidad sería una situación inédita que implicaría un prolongado periodo de ajustes internos y externos de índole comercial, monetaria, política y financiera. Algo semejante, pero al revés, del largo lapso de ingreso y adaptación al euro que vivió Grecia en las últimas décadas.

¿Que habrá problemas y dificultades? Claro. Pero nada técnicamente imposible de ser resuelto satisfactoriamente. Y nada comparable, por ejemplo, con una guerra civil o con una invasión extranjera. Ahí están los casos de la desintegración de la antigua Yugoslavia. Eso sí fue una catástrofe, un verdadero cataclismo social que produjo incontables sufrimientos a la población de esa región del planeta. Y aún así, esas comunidades se sobrepusieron a la hecatombe y siguen viviendo. El Apocalipsis no existe. O al menos no es eterno.

Parece claro, por lo demás, que ahora mismo Ucrania vive momentos mucho más difíciles de los que podría vivir Grecia si sale del sistema monetario del euro. E incluso en la hipótesis de que los helenos tuvieran que salir, por decisión propia o expulsados, de la Unión Europea.

¿Va a cesar la producción? ¿Se va a extinguir el comercio nacional e internacional? Los compradores extranjeros del aceite de oliva griego van a dejar de consumirlo? ¿Se va a extinguir ese mercado? ¿La familias griegas van a dejar de trabajar y de comer? ¿Y de vestir y de calzar?

Ahí está como ilustrativo ejemplo histórico el caso cubano cuando el desmoronamiento de la antigua Unión Soviética. De un día para otro, literalmente de la noche a la mañana Cuba perdió a su mayor socio comercial, el que representaba el 80 por ciento de su comercio exterior.  ¿Y qué pasó? Que tras un periodo más o menos prolongado de penurias, y bajo una dirección valiente y sabia, la economía cubana se recuperó totalmente.

De modo que en el peor de los escenarios Grecia saldría adelante. Más libre y más soberana. Y daría, sin proponérselo, un ejemplo al resto de los miembros del sistema euro que hoy son tratados por la troika como vasallos. Si la élite del poder europeo se empeña en doblegar a Grecia, el tiro puede salirle por la culata. Recuérdese que siempre, y para todos, es mejor un mal arreglo que un buen pleito.

www.miguelangelferrer-mentor.com.mx
mentorferrer@hotmail.com


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Economista y profesor de Economía Política. Fundador y director del Centro de Estudios de Economía y Política. Es columnista del diario El Sol de México, del catorcenario Siminforma, del diario Rumbo de México, entre otros medios. Analista político en distintos programas de radio.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.